Un baño de nostalgia: las mejores consolas de videojuegos retro

SNES-NES

Las consolas de nueva generación son las que más atención acaparan, pero no es lo único que hay: los juegos retro, que fueron los títulos de infancia para muchos adultos, hoy están más en boga que nunca. Y lo mejor de todo: acceder a ellos es cada vez más sencillo.



Jugar videojuegos es un pasatiempo querido y disfrutado por muchos. Se entiende: es entretención, escapismo, recompensas, sociabilización, historias, competencias y muchísimo más. Las razones pueden ser múltiples, especialmente en tiempos de pandemia, pero hay un motivo que cada vez gana más relevancia, especialmente entre las generaciones más veteranas: la nostalgia.

Fue el 2016 que Nintendo tuvo la genial idea de reeditar sus viejas consolas. Primero, fue la Nintendo Entertainment System (NES, original de 1985), en una versión más pequeña y que incluía docenas de títulos clásicos adaptados para los televisores actuales. La venta fue un éxito. Al año siguiente, Nintendo hizo lo mismo con su siguiente consola, la Super Nintendo (SNES, original de 1990), y el batatazo de ventas fue aún mayor. Ambas mini consolas se vendieron como pan caliente y rápidamente se agotaron. Otras compañías clásicas decidieron replicar la idea, y aunque tuvieron resultados más discutibles, sí generaron expectación y una obligada revisión a los clásicos del pasado.

Porque enterarse de que Mario cumplió 35 años el 2020, que Sonic este 2021 cumple tres décadas o que sagas legendarias como Resident Evil (25 años), Street Fighter (30 años), La Leyenda de Zelda (35 años) o clásicos de la edad de oro como el Donkey Kong, el Galaga o el Frogger —todos este año cumplen cuatro décadas desde que arribaran a los arcades—, nos hace sentir viejos pero también con ganas de reencontrarnos con ese pasado.

Al igual que con viejas películas, volver a videojuegos de décadas pasadas —o incluso del siglo anterior— requiere de algo de arqueología, pero se pueden pillar. Y lo mejor, en múltiples formatos y empaquetados, ya sean físicos o virtuales. Vamos viendo.

Consolas retro

El mercado de las consolas retro es enorme. Especialmente, esas que incluyen miles y miles de juegos de muchas plataformas de antaño dentro de una misma maquinita. Ese material da para un capítulo aparte, así que en esta ocasión nos centraremos en las réplicas oficiales de consolas y computadores.

La mecha que encendió el gusto masivo por la nostalgia de viejos videojuegos. Fabricada por la propia Nintendo, la consola —la primera de Nintendo en arribar al mercado occidental— es una pequeña carta de amor a aquellos días de más ingenuidad y simpleza. Ya no está tan cara (si se logra encontrar), es una bonita réplica y los juegos se ven lindos, más allá de que el cable de los controles sea algo corto. Incluye 30 juegos como el Super Mario 3, Castlevania, Kirby’s Adventure, The Legend of Zelda, Mega Man 2 y el Metroid, entre muchos otros más.


La sucesora, que fue aún más exitosa en ventas y popularidad, tuvo su debut un año después. En general, es una gran réplica de la consola original y una muy buena experiencia para volver a jugar o conocer viejos clásicos noventeros. A pesar de que incluye menos títulos (solo tiene 21 juegos), igual posee un muy buen puñado de clásicos en 16 bits, como The Legend of Zelda: A Link to the Past, Super Mario World, Donkey Kong Country y Super Metroid, entre muchos otros.


Tal como lo hizo Nintendo, Sega también decidió escarbar en el pasado y resucitar, vía cable HDMI, su exitosa consola de mediados de los noventa, la gran Sega Génesis. La reproducción en miniatura es fidedigna, al igual que los controles y la selección de títulos: salvo un par de omisiones, rescata lo mejor de Sega. Incluye clásicos como Sonic The Hedgehog, Street of Rage 3, Super Fantasy Zone, Earthworm Jim, Ecco The Dolphin, entre muchos otros.


Sony no podía quedarse atrás con este boom retromaníaco, por lo que decidió reeditar su PlayStation original (1994). Pero a diferencia de Nintendo y Sega, la PlayStation Mini no logró ser el golazo que se esperaba. Quizás por el estilo de sus juegos, de tempranos modelos poligonales en 3D o por motivos técnicos, la mini consola no logró prender. Editada el 2018, viene con dos controles y 20 juegos, en donde se incluyen icónicos títulos como Grand Theft Auto, Metal Gear Solid, Rayman, Resident Evil y el Tekken 3, entre otros.


La computadora más vendida de todos los tiempos (y una favorita personal) también tuvo hace poco su nueva versión mini, que emula a la mitad, pero de manera fiel, el modelo original de 1982. Se conecta vía HDMI, trae un joystick ad-hoc y 64 títulos clásicos como California Games, Impossible Mission, Jumpman, Pitstop 2 además de, cómo no, lenguaje BASIC (teclado extra no incluido). Ojo, que al precio hay que incluirle los costos de envío desde Estados Unidos.


Esta serie colecciona juegos clásicos de la era dorada del Atari 2600. Esta versión, en particular, es una emulación que replica la forma original de la consola, con terminaciones de madera y todo. Incluye dos controles y por supuesto, están presentes 110 clásicos como el Pong, Combat, Breakout, Missile Command, Centipede, Asteroids, Frogger, Pitfall y muchos más. La consola actualmente se encuentra sin stock pero ojo: los juegos también están disponibles como colección digital para PC y consolas.

Paquetes de juegos retro

Para los nostálgicos pero no tanto —y que no necesitan el aparato físico y sólo quieren disfrutar de los juegos desde sus consolas actuales—, las opciones también son variadas. En el ya mencionado caso de la serie Atari Flashback, existen tres volúmenes de títulos clásicos, disponibles para PlayStation 4, Nintendo Switch y Xbox One. Mientras, para PC sugerimos la colección Atari Vault, que incluye tanto juegos de arcade fabricados por Atari como así también títulos para la Atari 2600.


La gran mayoría de los juegos clásicos de Nintendo están disponibles para su consola a través de su tienda digital, pero para los amantes de los juegos de Sega, hay varias colecciones digitales. Si hay que elegir, nos quedamos con la Sega Genesis Classics, que en varios volúmenes (o de manera individual) reúne docenas de clásicos de la era de los 16 bits. Está disponible para todas las plataformas y están todos los títulos más memorables que estuvieron en tiendas durante esa época.

Sega Genesis Classics


Más allá de plataformas, existen interesantes paquetes de juegos editados por las mismas empresas. Se trata de colecciones que, por aniversarios, recogen sus juegos más icónicos. Como es el caso de Konami, que tras cumplir 50 años el 2019, editó su Anniversary Collection, que incluye tres volúmenes, uno dedicado al clásico Contra y sus secuelas, otro a la saga Castlevania y un tercero, Classics, dedicado a sus juegos más memorables, como el Scramble, Thunder Cross, Haunted Castle, etc.

Castlevania Anniversary Collection


Otro japonesa, Namco (hoy Bandai-Namco), ha editado desde 1995 colecciones de sus juegos más importantes. Para consolas, sugerimos el Namco Museum Archives, repartido en dos volúmenes, disponibles para Xbox One, PlayStation 4, Nintendo Switch y PC. Incluye legendarios títulos como el Pac-Man Dig Dug, Galaga, Mappy, Xevious y más.

Más recientemente, Capcom acaba de editar una muy buena colección de sus títulos clásicos, recogidos en 32 juegos editados entre 1984 y el 2001. Entre ellos se encuentra el 1942 y sus secuelas, Bionic Commando, Final Fight, Street Fighter II y muchos más. Disponible para Nintendo Switch, Xbox One, PlayStation 4 y PC.

Capcom Arcade Stadium (Packs 1, 2 y 3)


Finalmente, más a la mano, siempre está la posibilidad de jugar Pac-Man en Google para un duchazo express de nostalgia.


*Los precios de los productos en este artículo están actualizados al 1 de junio de 2021. Los valores y disponibilidad pueden cambiar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.