Confianza al interior de las organizaciones: las brechas que aún duelen

En la búsqueda por entender y gestionar la construcción de confianza, Almabrands en conjunto con Otic SOFOFA Capital Humano, desarrollaron el modelo de medición de confianza al interior de las organizaciones, desde sus colaboradores. Cristina Villavicencio, Consultora Senior y Socia de Almabrands, detalla parte de la medición.




En nuestra búsqueda por entender y gestionar la construcción de confianza, desarrollamos el modelo de medición de confianza al interior de las organizaciones, desde sus colaboradores.

En esta medición 2022, a partir de las respuestas de 1969 trabajadores que respondieron, se observa por segundo año consecutivo un avance en la percepción de confianza al interior de las empresas, pasando de una nota 4,9 en 2021, a un 5,2 en promedio el 2022.

A pesar de este positivo escenario, los datos nos indican que siguen existiendo importantes desafíos en la construcción de confianza interna, siendo la dimensión más crítica, por su alta importancia, aquella que se vincula con promover el trabajo colaborativo, donde los trabajadores pueden aportar y que sus ideas sean consideradas, con un 40% de los participantes que la evalúan con notas de 1 a 4 (escala hasta el 7). El bajo desempeño de esta dimensión en particular, nos habla de la relevancia y la necesidad urgente de los trabajadores por ser considerados, y participar de sus empresas aportando soluciones, ideas y puntos de vista que sean realmente escuchados.

Desde los segmentos socioeconómicos, vemos que se siguen manteniendo las brechas históricas en la confianza hacia las empresas, dando cuenta de claras asimetrías en la vivencia de los distintos colaboradores. A medida que nos acercamos a los segmentos más medios y altos, la confianza en las organizaciones tiende a ser mayor, sin embargo hacia los NSE más bajos, el panorama cambia radicalmente, siendo mucho mayor el porcentaje de notas 1 y 4.

La brecha es igualmente relevante al mirar las diferencias por edad, donde siguen siendo los segmentos más jóvenes, de 18 a 35 años, los más críticos y quienes menos confían en las empresas donde se desempeñan, con un 31% de notas 1 a 4, esto a diferencia de los segmentos de mayor edad, en especial el de 55 a 70 años.

Estas diferencias continúan reforzando la idea de que son los segmentos que llevan más tiempo en el mundo laboral quienes tienden a confiar más en sus lugares de trabajo, mientras que el segmento joven, con menor experiencia laboral, sigue manteniendo una postura mucho más crítica y con mayores expectativas ante sus empleadores.

Por último, y más allá de estas brechas, el Icreo 2022 nos deja 2 buenas noticias; por una parte el ejemplo que están sentando las pymes, donde a pesar de verse tremendamente afectadas por la pandemia, son quienes muestran los mejores índices de confianza, sustentados principalmente en el desarrollo de vínculos más cercanos, mayor conocimiento y un trabajo más colaborativo entre quienes son parte de este tipo de organizaciones.

En segundo lugar, la modalidad de trabajo pareciera tener un impacto clave en la percepción de confianza: a pesar de habernos visto “obligados” a implementar el teletrabajo debido a la pandemia, aquellas empresas que han logrado mantener una fórmula híbrida, estarían mostrando un mejor desempeño en términos de confianza, obteniendo un 40% de notas 6 y 7.

De esta forma, el equilibrio entre instancias de presencialidad (claves para el fortalecimiento interno de la cultura organizacional) con la posibilidad de acceder a los beneficios del teletrabajo (como la flexibilidad y la conciliación entre el tiempo personal y laboral), nos muestran que es posible retomar la cotidianeidad con balance y en ese camino no sólo no perder la confianza, sino incluso profundizarla y robustecerla.

Confianza al interior de las organizaciones - Dimensiones

Desde el 2020, el índice de confianza ICREO evalúa no sólo el desempeño de las marcas en torno a la construcción de confianza de cara a los consumidores, sino también la confianza al interior de las empresas, aquella que experimentan los propios colaboradores, modelo desarrollado por Almabrands en conjunto con Otic SOFOFA Capital Humano.

El modelo se enfoca en evaluar 8 dimensiones que desde los mismos colaboradores resultan clave para la construcción de la confianza organizacional:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El Parlamento Europeo aprobó que el cargador USB-C sea el modelo para los equipos con el fin de reducir la basura electrónica, Apple tendrá que cambiar sus cargadores.