Javiera Araya, directora ejecutiva Fundación NTT DATA Chile: “Las TI pueden ser un instrumento clave para el desarrollo de los niños desde sus propios talentos”

La directora ejecutiva de la Fundación NTT DATA Chile, revela cómo uno de los propósitos de la organización es buscar que niñas, niños y adolescentes logren aprovechar la tecnología como una herramienta de desarrollo y no solo como consumidores de ella, además de acortar las brechas entre mujeres y hombres, que aún siguen siendo muy evidentes en esta área.




Promover la generación de talentos digitales en niñas, niños, adolescentes y emprendedores es la misión de la Fundación NTT DATA Chile, que impulsa todas sus actividades a través de una red de voluntarios, todos trabajadores de la consultora multinacional del mismo nombre. “Partimos con el gran desafío de transformar el hecho de que los niños sean consumidores de tecnologías, ya que la idea es que con nuestra ayuda puedan tener las herramientas para administrar tecnologías. Tenemos claro que, con la guía correcta, las TI pueden ser un instrumento que ayude al desarrollo de los niños desde sus propios talentos, intereses o aspectos académicos. En el fondo, que se vuelva una acción consciente y no solo un consumo de tecnología”, señala Javiera Araya, directora ejecutiva de la Fundación.

La profesional, que pasó por varios ministerios públicos del país, tomando como experiencia diversos espacios de contacto ciudadano y de cooperación pública privada, además de diferentes ONGs nacionales e internacionales, con mucha vinculación con el entorno, dio un vuelco en su carrera cuando participó como coordinadora en proyectos vinculados al emprendimiento, economía, diversidad e inclusión, digitalización e innovación, en el marco del programa Erasmus+  de la Unión Europea para apoyar la educación, la formación, la juventud y el deporte en Europa. En ese camino fue adquiriendo un perfil orientado a la innovación para generar transformación, para luego empezar a trabajar en la Fundación NTT DATA Chile. “Para mí, la Fundación es un espacio que se me presenta como una gran oportunidad personal, porque siento que todo lo que he ido trabajando en distintos momentos lo puedo traer a la mesa y exponerlo de manera sinérgica para contribuir a generar distintos procesos”, señala Araya.

Actualmente Javiera lidera la acción de la Fundación enfocada en tres ejes estratégicos: la educación tecnológica y digital, el emprendimiento y la generación de comunidad de voluntarios. Algo que para ella es natural, ya que en esos tres ejes se reflejan los espacios en los que ha podido especializarse en su trayectoria profesional. En este sentido, afirma que “estamos generando diversas instancias con impacto, por una parte, acercamos a los niños y jóvenes a nuevos lenguajes de programación, al uso de herramientas tecnológicas y a compartir vocaciones profesionales en colegios de Santiago y Temuco.  Por otro lado, este año celebramos la sexta versión del Premio Actitud, concurso nacional para fomentar el emprendimiento tecnológico con impacto social y ambiental, que posteriormente compite en la final internacional de los premios eAwards que promueve la Fundación. En consonancia, nuestra comunidad de voluntarios sigue creciendo, permitiendo dar soporte a todas las iniciativas que realizamos y proyectarnos aún más”.

Durante las próximas semanas la Fundación realizará una nueva versión del Digital Summer, actividad que busca acercar el aprendizaje tecnológico y el interés por el mundo STEM a niñas, niños y adolescentes. Será la tercera versión y se realizará en Santiago y Temuco.  El foco estará en torno a los desafíos del contexto social, ambiental, además de cómo las nuevas tecnologías se integran en nuestra realidad y pueden apoyar al desarrollo de soluciones y aprendizajes.

Para conocer más sobre la Fundación NTT DATA Chile y las diversas actividades que ofrece, PINCHA AQUÍ.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Aunque se trata de una investigación básica realizada en ratones, el científico que dirige el estudio, Baptiste Piqueret, asegura que los resultados "son prometedores".