Amazon expande entregas con conductores de economía “gig”

Amazon expande entregas con conductores de economía “gig”

El programa, si se convierte en una parte permanente de las opciones de entrega del gigante del comercio electrónico, ayudaría a la compañía a expandir la variedad de productos que tiene disponibles para envío rápido.




Amazon está probando un servicio que utiliza la extensa red de conductores de economía colaborativa, conocida como “gig”, de la compañía para buscar paquetes de minoristas en centros comerciales y entregarlos a los clientes.

El programa, si se convierte en una parte permanente de las opciones de entrega del gigante del comercio electrónico, ayudaría a Amazon a expandir la variedad de productos que tiene disponibles para envío rápido.

A los compradores que desean un envío el mismo día o más rápido se les pueden mostrar los productos almacenados en una tienda del centro comercial local. Piden el artículo al minorista en Amazon.com, y uno de los conductores contratados de la empresa con sede en Seattle lo entrega.

El servicio comenzó a funcionar el año pasado y depende de los conductores de Amazon Flex, que usan sus propios vehículos para entregar paquetes.

La portavoz de Amazon, Lauren Samaha, dijo que un “puñado” de minoristas asociados existentes de la compañía participan actualmente en el programa, pero se negó a nombrarlos o revelar cuánto cuesta el servicio a los clientes o a las tiendas. Señaló que los minoristas han ofrecido sus productos para entrega en Amazon durante años.

“Esta es solo otra forma en que podemos conectar a los vendedores de Amazon con los clientes a través de opciones de entrega convenientes”, dijo en un comunicado enviado por correo electrónico.

Mayor competencia

La iniciativa podría intensificar la ya feroz competencia entre los minoristas establecidos y las nuevas empresas que trabajan para entregar rápidamente los productos pedidos en línea, a menudo utilizando los servicios de conductores contratados. Instacart Inc. está ampliando sus ofertas más allá de los comestibles, DoorDash Inc. maneja algunas entregas para minoristas como Macy’s Inc.

Otros rivales de Amazon como Walmart Inc. y Target Corp. utilizan conductores “gig” para entregar algunos artículos de sus estantes.

Según la nueva iniciativa, los conductores se detienen en los centros comerciales en lugar de las estaciones de entrega de Amazon. Es el último giro en la complicada relación de Amazon con los centros comerciales estadounidenses, que luchan por seguir siendo relevantes a medida que los compradores se precipitan en línea.

Amazon cuenta ya con sus propios almacenes urbanos con productos de minoristas externos seleccionados para una entrega rápida. La empresa también ha experimentado con la entrega de artículos de almacenes aliados.

El año pasado, Amazon comenzó a reclutar tiendas familiares, incluidas florerías y tiendas de TI, en zonas rurales de Estados Unidos. para entregar paquetes, informó Vox este mes.

Amazon había dependido históricamente de terceros como el Servicio Postal de Estados Unidos y United Parcel Service Inc. para los viajes desde sus almacenes hasta los hogares de los compradores. La empresa comenzó a desarrollar su propia capacidad de entrega con Flex, que se lanzó en 2015. Cuatro años después, Amazon inició el programa Delivery Service Partner, que depende de contratistas para entregar paquetes en camionetas azules de la marca Prime. Hoy, Amazon maneja la mayoría de sus propias entregas en Estados Unidos.

Construir su propia operación logística ayudó a potenciar el crecimiento de la compañía, pero tuvo un costo . El mes pasado, la compañía informó su primera pérdida trimestral en siete años cuando los compradores regresaron a sus hábitos previos a la pandemia, lo que provocó un exceso de personal y de espacio de almacén. La entrega desde las tiendas de otros minoristas, si tiene éxito, podría significar que Amazon invierta menos en construir almacenes locales.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.