Negociación colectiva de Transbank: Gobierno define que es una de las empresas donde los trabajadores no pueden ejercer el derecho a huelga

Más de 210 mil facturadores comenzarán a emitir boletas de ventas y servicios electrónicas a partir de enero

Hay que considerar que en el listado de empresas calificadas como esenciales se incorporan varias compañías adicionales a la red de adquirencia, pues en total son 76; pero hasta ahora nunca antes se había considerado a Transbank en este listado. Esto ocurre a dos días de que los trabajadores de la empresa aprobaron la huelga para iniciar la mediación ante la DT.




Por primera vez en su historia, este lunes el único sindicato que tiene Transbank decidió votar aprobando la huelga y rechazando la oferta de la empresa, iniciando así la etapa de negociación reglada bajo la mediación de la Dirección del Trabajo (DT).

Sin embargo, este miércoles el Ministerio de Economía publicó en el Diario Oficial una norma general donde señala cuáles son las empresas cuyos trabajadores no podrán ejercer el derecho a huelga, conforme a lo dispuesto en el artículo 362 del Código del Trabajo, entre las que precisamente se encuentra Transbank, ya que se definió que la empresa presta servicios esenciales para la población.

Hay que considerar que en el listado se incorporan varias empresas adicionales a la red de adquirencia, pues en total son 76, entre las que se encuentran, por ejemplo, Aguas Andinas y el Banco Central; pero hasta ahora nunca antes se había considerado a Transbank en este listado.

Allí se señala que “Transbank S.A. es un agente relevante dentro del sistema de pago de bajo valor, atendido el número de comercios afiliados a lo largo del país, como por el número y volumen de transacciones que opera, cumpliendo un rol primordial en la economía nacional. Si bien existen actualmente otros operadores de tarjetas en el mercado que proporcionan estos servicios, el volumen de operaciones operadas por Transbank S.A. y sus comercios afiliados, hace difícil la sustitución como proveedor en términos óptimos de disponibilidad y tiempo”.

De esta forma, la publicación añade que “una eventual paralización de sus servicios puede impactar de forma negativa y relevante el funcionamiento de la cadena de pagos y del sistema de pagos de bajo valor, afectando a consumidores, comercios afiliados y emisores de tarjetas, repercutiendo por tanto en la economía nacional. En base a lo razonado, su solicitud será acogida en la presente resolución”.

Esto significa, según dice el documento, que “sus trabajadores no podrán ejercer el derecho a huelga por el plazo de dos años contados desde la notificación del presente acto”.

El presidente del sindicato de Transbank, Eduardo Pérez, afirma: “Nos sorprende que en el Chile que estamos viviendo hoy día, que busca la equidad, y que busca la igualdad, todavía puedan existir estos lobbys tan potentes como el que se ha demostrado el día de hoy por la industria de la banca, que finalmente, al parecer logran articular las fichas para que cuando tengamos una inminente huelga, el Diario Oficial publique como empresa esencial a Transbank, cuando nunca antes había sido declarada como tal”.

Pérez agrega que “empresas como Enel incluso fueron rechazadas de este listado, y eso nos parece al menos sospechoso. Lo mismo respecto al tema de que incluso la misma Dirección del Trabajo haya postergado la mediación casi coincidentemente con la espera de que saliera esta publicación del Diario Oficial”. Con esto, Pérez se refiere a que ellos pidieron la mediación en la DT el mismo lunes que aprobaron la huelga, pero les dieron fecha para el próximo viernes y lunes.

En todo caso, Pérez asegura: “Vamos a continuar este proceso, estamos presentando las acciones que correspondan para poder continuar con este proceso como estaba pensado, y seguir ejerciendo nuestro derecho constitucional a la huelga”.

Por su parte, desde la empresa señalan que “la autoridad informó hoy la declaración de Transbank como empresa estratégica, solicitud que la compañía había realizado en mayo del presente año en un contexto de creciente aumento del uso de tarjetas de pago, presencial y por internet, particularmente en contexto de pandemia, en el cual los pagos digitales por parte de los chilenos han mostrado una importante aceleración”.

Desde la red de adquirencia agregaron que “por la naturaleza de nuestro servicio, debemos mantener el buen funcionamiento de la cadena de pagos del país, asegurando una operación continua 24/7, donde el rol de nuestros colaboradores es estratégico para el normal desarrollo de la economía y el abastecimiento de la población”.

Asimismo, Transbank añadió: “Recordemos que la operación del sistema de pagos que sostiene Transbank se realiza en tiempo real, verificando y autorizando compras y ventas de bienes y servicios de todo tipo”.

Por otro lado, la empresa también dijo que “en cuanto al proceso de negociación colectiva, es de público conocimiento que lamentablemente la empresa enfrenta este proceso con resultados financieros con pérdidas por un total de $16.600 millones en 2020 y $20.444 millones al primer semestre de 2021, debido al esquema tarifario en consulta en el TDLC desde abril de 2020, el cual estamos obligados a mantener hasta que el tribunal emita la resolución. Es por ello que propusimos la extensión por un año del actual contrato colectivo para negociar en mejores condiciones financieras”.

Y comentaron que “la empresa mantiene abiertas las puertas para alcanzar un acuerdo satisfactorio para todas las partes. Nuestro foco está en las personas, en su calidad de vida laboral y en poder entregar beneficios que sean sostenibles financieramente para nuestra compañía”.

Pérez dice que “ellos siempre declaran que hay voluntad, pero nosotros desde el día uno, hace como dos meses, hemos tratado de negociar con ellos, y no han evidenciado la voluntad, porque ni siquiera leyeron nuestro convenio colectivo, rechazaron muchas cosas que son gratis”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.