Uber proyecta sus primeras ganancias ajustadas para este trimestre

Uber Eats ha sido el estandarte de la empresa durante la pandemia, superando el área de los pedidos de viajes privados. En esta foto de archivo se puede ver una mochila de una persona de delivery de alimentos de Uber Eats en Ámsterdam, Países Bajos, 25 de marzo del 2020. REUTERS / Eva Plevier / Foto de archivo

El gigante de los viajes privados a pedido seguiría a Lyft en alcanzar ese hito, que llegaría meses antes de lo que había proyectado Uber.




Uber Technologies Inc. afirmó que podría alcanzar una medida de rentabilidad en el trimestre actual, meses antes de lo esperado, en lo que serían las primeras ganancias ajustadas del gigante de los viajes privados a pedido desde sus inicios hace más de una década.

Uber dijo que excluyendo intereses, impuestos, depreciación y otros costos, proyecta resultados ajustados entre una pérdida de US$ 25 millones y una ganancia de US$ 25 millones para el trimestre que finaliza el 30 de septiembre, según una presentación de valores (informe entregado a la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos, o SEC, por sus siglas en inglés) el martes. Anteriormente, esperaba registrar una pérdida de menos de US$ 100 millones según esa medida en el trimestre actual.

Uber también afirmó el martes que espera registrar ganancias ajustadas en el cuarto trimestre de este año.

Las acciones de Uber subieron un 11,5% llegando a US$ 44,36 en las operaciones del martes, lo que ayudó a borrar parte de la caída de este año. Las acciones de Uber han bajado un 13% este año hasta el cierre del martes.

El anuncio de Uber se produce después de que Lyft Inc. registró su primera ganancia sobre la misma base en el segundo trimestre de este año, y el rival de delivery de alimentos DoorDash Inc. superó la capitalización de mercado del gigante de los viajes privados a pedidos la semana pasada.

Uber y Lyft han estado bajo presión para obtener ganancias después de años de pérdidas. Las ganancias únicas de ciertas inversiones y desinversiones han llevado a Uber a registrar una ganancia neta poco común en el pasado. Pero Uber y Lyft aún tienen que obtener una ganancia neta en base a la solidez de sus operaciones y no han proyectado cuándo podrían hacerlo.

En cambio, ambas empresas han apuntado a métricas ajustadas para señalar el progreso hacia las ganancias. Estos ajustes implican eliminar gastos tales como amortizaciones de activos, ganancias de inversiones y compensación basada en acciones que los ejecutivos y muchos inversionistas consideran que están fuera de las operaciones fundamentales de una empresa.

Uber y Lyft comenzaron a recortar sus pérdidas antes de la pandemia, eliminando gradualmente los grandes descuentos a los clientes en un intento de demostrar que podían crecer sin subvencionar los viajes. Luego, la crisis por covid-19 obligó a una revisión, lo que resultó en la venta de cada una de sus divisiones de conducción autónoma —una iniciativa costosa— y grandes despidos.

Los recortes de costos, combinados con un reciente repunte en los viajes a pedido, negocio central de las empresas —inicialmente aplastados por la pandemia— ayudaron a Uber y Lyft a avanzar hacia una medida de rentabilidad antes de lo proyectado inicialmente. Ahora los inversionistas estarán atentos para ver cuánto tiempo las empresas pueden mantenerlo. Lyft ha dicho que espera publicar una ganancia anual ajustada este año.

“Dicen que la crisis genera oportunidades, y eso ciertamente ha sido el caso de Uber durante los últimos 18 meses”, afirmó el director ejecutivo, Dara Khosrowshahi, en la presentación de valores del martes.

El negocio de delivery de alimentos de Uber, aunque requiere mucho capital, ha sido un punto brillante durante la pandemia. El departamento de Uber Eats superó a las reservas de pedidos de viajes privados durante la pandemia, y la compañía ha recortado las pérdidas de la unidad durante el año pasado.

Sigue habiendo desafíos a corto plazo. Uber y sus competidores de delivery de alimentos están envueltos en una batalla legal con algunas de las ciudades estadounidenses más lucrativas sobre cómo se les debe cobrar a los restaurantes y consumidores después de que la pandemia provocó un gran uso de sus plataformas. Los resultados de esas batallas podrían dañar los ya reducidos márgenes de ganancia.

Uber y Lyft también enfrentan una escasez de mano de obra, ya que la demanda de viajes se recupera más rápido que la disponibilidad de conductores. Las empresas inyectaron millones de dólares para incentivar a los conductores a regresar, una solución a corto plazo que ayudó a aliviar la escasez en algunas áreas, pero deben encontrar formas de retener a los conductores una vez que se agoten las bonificaciones.

—Matt Grossman contribuyó a este artículo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.