Axel Christensen de BlackRock: “Es altamente probable que el Banco Central lleve las tasas a 0% ( o muy cerca de ese nivel), como lo hizo en 2009″

Axel Christensen ok

El Director de Estrategia de Inversiones para América Latina de la gestor de activos no descarta un recorte en las perspectivas de crecimiento en 2020, por parte de Central. Además, afirma que la capacidad de China para contener el virus será clave para la economía local.




En virtud del rápido aumento en la cifras de contagios por coronavirus, la idea de que el mundo caiga en recesión ha tomado fuerza entre las administradoras de fondos y bancos de inversión. De hecho, la principal duda que se instaló en el mercado apunta a si la contracción de la economía será de tipo U, o en el peor de los casos, en forma de V.

Para el director de Estrategia de Inversiones para América Latina de BlackRock, Axel Christensen la probabilidad de una recesión global es “bastante alta”, pero se inclina por una opción: “Es bastante probable que veamos una recesión global, entendido como 2 trimestres consecutivos de crecimiento negativo, en la primera mitad del año, que se podría extender al tercer trimestre.

En ese sentido, sería más bien una U que una V”.Para hacer frente a los impactos del brote de coronavirus, los bancos centrales del mundo se alinean en una misma dirección: políticas de estímulos monetarios, además de diversos programas para inyectar liquidez a los mercados financieros. Y el Banco Central de Chile no se quedó al margen, pues en una reunión de emergencia, aplicó un recorte de 75 puntos base.

Ahora, el mercado cuestiona si el recorte y programa anunciado serán suficientes para que la economía local resista los shocks de la propagación del virus, además del el incierto escenario tras el estallido social en octubre.

A juicio de Christensen, las medidas anunciadas podrían ser el primer paso en un camino de ajustes por parte del ente rector, donde no descarta un recorte en las proyecciones de crecimiento.

Eso sí, no es del todo pesimista respecto a Chile, ya que la capacidad de China para controlar la propagación de la enfermedad será clave para el dinamismo de la actividad local.

¿Cuál es su diagnóstico de la situación actual? ¿Qué tan probable es un escenario de recesión global? Se habla de recesión en forma de U, pero en los últimos días, ha tomado un cierto protagonismo la posibilidad de una recesión tipo V.

-En BII nuestra visión es que es bastante probable que veamos una recesión global (entendido como 2 trimestres consecutivos de crecimiento negativo) en la primera mitad del año, que se podría extender al 3er trimestre (en ese sentido, sería más bien una U que una V). No es fácil tener completa claridad respecto a la evolución del crecimiento global, pues dependerá de qué tan drásticas son las medidas que usen los países en tratar de controlar la pandemia (que son muy negativos en términos económicos en el corto plazo, pero pueden ayudar a que superemos la crisis de manera más rápida.). Adicionalmente, el proceso de recuperación dependerá de la magnitud y rapidez de las acciones de bancos centrales y gobiernos para dar apoyo a los sectores más vulnerables.

¿Cuál es su principal preocupación respecto a las economías de la región?

-La principal preocupación para la región es, en línea con lo anterior, qué tanto sea el efecto negativo desde el punto económico las medidas necesarias para contener el virus, particularmente para los países que entraron esta situación con mayor debilidad (Venezuela y Argentina, y en menor medida, México y Chile).

¿Qué país de América Latina ve más débil?

-Como ya lo mencioné, el más débil es Venezuela, seguido (aunque no tan de cerca) por Argentina. Ambos entran esta crisis con economías muy debilitadas, sin acceso a financiamiento externo y con una panorama muy difícil para una exportación critica como es el petróleo.

¿Cómo ve el escenario para el precio del cobre? ¿Los riesgos en torno a la demanda de metal rojo por parte de China aún están presentes?

-Si bien la perspectiva para las materias primas es desalentadora en un escenario de recesión global, aquellos commodities que son más dependientes de la demanda china posiblemente vean una recuperación más rápida, en la medida que China está más adelantada en la contención del virus y cuenta con especio para políticas económicas de estímulo. Dicho esto, hay que considerar cómo la epidemia afectará la oferta en países productores, lo que podría presionar el precio al alza en la mediad que la demanda china se recupere.

Respecto a Chile ¿Cuáles son sus perspectivas para la economía local este año? ¿Comparte el rango de 0,5% -1,5% del Banco Central?

-No tenemos en el BlackRock Investment Institute una estimación para el crecimiento de Chile. En este momento es difícil hacer una proyección precisa respecto a qué tipo de crecimiento tendrá la economía chilena. Dependerá de qué tan profundas sean las medidas que se deban tomar para contener la epidemia, de que tan rápida (o no) se la recuperación de China, y de la evolución de la incertidumbre interna que se origina a partir de octubre pasado. Considerando lo anterior, no es poco probable que el Banco Central corrija hacia niveles más bajos sus estimaciones para el crecimiento del 2020.

¿Cuál es su opinión sobre las medidas anunciadas por el Banco Central? ¿Cree que lleve las tasas a 0% como la Fed?

-En mi opinión, los bancos centrales están tomando las medidas apropiadas para enfrentar la situación actual. No sólo desde la perspectiva de estimular crecimiento -lo que es muy difícil dado que se trata de un fenómeno cuyo origen es sanitario y no económico- pero sobre todo desde la perspectiva de asegurar un buen funcionamiento del sistema financiero (particularmente los bancos). Es altamente probable que el BCCh lleve las tasas a 0% ( o muy cerca de ese nivel), como lo hizo en el año 2009 para enfrentar la crisis financiera de entonces.

¿Cómo ve el ánimo de los inversionistas respecto a Chile? Considerando que la convulsión por coronavirus llega justo en medio del complejo contexto político que vive el país.

-En este momento es difícil encontrar matices en el pesimismo generalizado que afecta a los inversionistas. Obviamente genera mayor preocupación en aquellos países en la región que entraron a la crisis del CV con sus economías debilitadas (y eso incluye a Chile), pero hay que destacar que Chile sigue teniendo acceso a los mercados internacionales para su financiamiento, cuentas con adecuadas reservas y cuenta con sectores que son importantes para la economía local que se recuperarán más temprano si se sigue manteniendo la tendencia de contención del virus en China y la recuperación económica que les sigue.

Comenta