Comprar oro, y más oro: la recomendación del legendario inversionista Mark Mobius

mobius mark

El lingote dorado se encamina a un séptimo avance semanal, la trayectoria alcista más prolongada desde 2011.




El oro se negociaba cerca de US$1.900 la onza, acercándose a su máximo histórico de casi nueve años, a medida que las tensiones políticas y las preocupaciones sobre el crecimiento mundial impulsaban la demanda de activos refugio.

Las señales crecientes de que la pandemia prolongada de coronavirus está frenando la recuperación económica, y el reciente aumento de las tensiones entre Estados Unidos y China están respaldando el atractivo del metal amarillo. El lingote dorado se encamina a un séptimo avance semanal, la trayectoria alcista más prolongada desde 2011, mientras que la plata está preparada para su mayor apreciación semanal en aproximadamente cuarenta años.

Tasas reales negativas, un dólar más débil, las preocupaciones sobre el coste económico de la crisis de salud y las incertidumbres geopolíticas han impulsado ambos metales preciosos hacia su mayor avance anual en diez años. UBS Group AG elevó su pronóstico a corto plazo para el oro a los US$2.000 por onza a finales de septiembre, citando sus cualidades como diversificador en un mundo de tasas bajas.

Más refugio que nunca: el oro está en máximos de nueve años y Bank of America apuesta a que seguirá subiendo
El oro trepa a máximo de nueve años por dólar más débil y expectativas de estímulos

Los fondos de metales preciosos registraron entradas de inversiones de US$3.800 millones en la semana hasta el 22 de julio, la segunda mayor cantidad semanal de la historia, dijeron los estrategas de Bank of America, citando datos globales de EPFR.

“Cuando las tasas de interés son cero o cercanas a cero, el oro es un medio atractivo porque uno no tiene que preocuparse por no obtener intereses con el oro y ve que el precio del oro aumentará a medida que crece la incertidumbre en los mercados”, señaló Mark Mobius, cofundador de Mobius Capital Partners, en una entrevista de Bloomberg TV. “Compraría ahora y seguiría comprando, porque el oro está realmente en una carrera alcista, marcha bien”.

Los precios alcanzaron US$1.898,34 el jueves, acercándose al récord de US$1.921,17 de septiembre de 2011. La plata al contado avanzó un 0,5% a US$22,7047 la onza, y se encamina al mayor avance semanal desde 1980.

Si bien los precios spot del oro se encuentran a unos US$25 del máximo histórico, algunos contratos de futuros en el Comex ya se cotizan a precios más altos.

Tensión geopolítica

En el frente geopolítico, el secretario de Estado, Michael Pompeo, describió a los líderes chinos como tiranos que se inclinaban por la hegemonía global. Sus comentarios se produjeron después de que Estados Unidos ordenara inesperadamente a China el cierre de su consulado en Houston, después de lo que dijo que eran años de espionaje dirigido desde el complejo diplomático. Pekín niega las acusaciones y el viernes ordenó a Estados Unidos que cerrara su consulado en la ciudad de Chengdu, en el sur de China.

También en los radares de los inversores está la posibilidad de nuevas medidas de política fiscal y monetaria, ya que el camino hacia la recuperación económica sigue siendo incierto. Líderes de la Unión Europea han acordado esta semana un paquete de estímulo sin precedentes por valor de 750.000 millones de euros, mientras que la Reserva Federal se reúne la próxima semana para decidir si es necesaria más relajación.

Si bien hay más necesidad que nunca de mantener el gasto de los Gobiernos, el dinero extra que se imprima probablemente incitará a los inversores a aumentar su exposición al oro, declaró Jake Klein, presidente ejecutivo de Evolution Mining Ltd., en una entrevista televisiva de Bloomberg.

“Hay buenas razones para creer que superaremos ese récord”, dijo Klein, refiriéndose a los precios. “El oro tiene un largo camino por recorrer y los precios se mantendrán fuertes”.

Comenta