Los acuerdos de Amazon son amenazados por el escrutinio de Washington

negocios de amazon

La mayor adquisición de Amazon, Whole Foods, fue valuada en US$13.7 mil millones. FOTO: DANIA MAXWELL / BLOOMBERG NOTICIAS

La compañía ha comprometido más de $20 mil millones para adquisiciones e inversiones desde 2017, pero las preocupaciones del gobierno ponen en riesgo futuros negocios.




Amazon.com ha estado de compras en los últimos años, pero el mayor escrutinio del gobierno de EEUU sobre las grandes compañías tecnológicas amenaza con desacelerar ese ritmo.

La compañía ha alcanzado más de US$20 mil millones en adquisiciones e inversiones desde el inicio de 2017, más que su volumen de negocios en los 23 años anteriores, según el proveedor de datos Dealogic. La compra más grande fue la de Whole Foods Inc. por parte de Amazon por US$13.7 mil millones en 2017.

El estilo de negociación de Amazon es actuar de manera rápida, silenciosa y frecuentemente sin banqueros de inversión, según personas familiarizadas con el pensamiento de la compañía. Pero la mayor atención por parte de Washington probablemente resulte en una reducción en las adquisiciones de Amazon, especialmente en acuerdos más grandes.

La presión deriva del aumento en los pedidos para que el gobierno frene a los gigantes de la tecnología. El Congreso planea un examen bipartidista de la ley antimonopolio y si las empresas de tecnología como Amazon están creciendo demasiado en detrimento de sus rivales y clientes más pequeños. La senadora Elizabeth Warren (D., Mass.), candidata presidencial, propone romper Amazon y deshacer la adquisición de Whole Foods, mientras que el presidente Trump criticó a Amazon, sugiriendo que la compañía debería pagar más impuestos.

El Departamento de Justicia y la Comisión Federal de Comercio (FTC, para sus siglas en inglés) también planean examinar a los gigantes tecnológicos en busca de posibles investigaciones antimonopolio. La FTC, que autorizó la adquisición de Whole Foods, tendrá la supervisión de Amazon.

Cuando se le preguntó a una portavoz de Amazon sobre la creciente atención del gobierno, se refirió a los comentarios recientes realizados por Jeff Wilke, jefe de la división mundial de consumidores de la compañía. "Creemos que las entidades más importantes de la economía merecen un examen. Nuestro trabajo es construir el tipo de compañía que pasa ese escrutinio con mucho éxito ", dijo el mes pasado en una conferencia de la compañía.

Amazon recolecta alrededor del 38% de todos los dólares del retail de EEUU que se gastan en línea, según eMarketer, que recientemente recortó su estimación a alrededor de la mitad. Pero el presidente ejecutivo, Jeff Bezos, enfatizó en su carta a los accionista de abril, que la compañía sigue siendo un jugador pequeño en el comercio minorista global.

Al mismo tiempo, Bezos ha señalado que no se limitará a aprovechar las oportunidades para crecer. En la conferencia de la compañía en junio, afirmó que Amazon haría apuestas más grandes en nuevas empresas, como internet por satélite, que "mueven la aguja por nosotros".

Amazon se ha apoyado en las adquisiciones para crecer más allá de su sitio minorista en línea. Ahora es un líder en servicios de computación en la nube, propietario de una importante cadena de supermercados, un gran fabricante de productos electrónicos de consumo, la tercera compañía de publicidad digital más grande del país, un estudio de Hollywood y una amenaza para la atención médica.

La compañía también ha utilizado acuerdos, que son difíciles de romper, para expandirse en mercados extranjeros. En 2017, compró al minorista en línea de Oriente Medio Souq por alrededor de US$600 millones. Amazon estuvo en discusiones el año pasado por una participación controladora en Flipkart por al menos US$10 mil millones, según personas familiarizadas con el tema, pero perdió cuando Walmart compró una participación del 77% en el minorista en línea más grande de la India por US$16 mil millones.

Cinco de los diez acuerdos más grandes de Amazon o acuerdos intentados se han producido desde 2017, según Dealogic, cuyos datos incluyen las adquisiciones e inversiones de Amazon por más de US$50 millones, y los informes del Wall Street Journal. Amazon dice que 2017 fue un caso atípico, ya que Whole Foods representó su único acuerdo multimillonario.

Amazon a veces observa objetivos potenciales durante años antes de hacer un acercamiento, y cuando lo hace, se mueve rápidamente para sellar un acuerdo, dijeron algunas de las personas familiarizadas con el asunto.

Cuando una empresa compra otra empresa que cotiza en bolsa, a menudo es la culminación de las conversaciones que duraron de seis meses a un año. Amazon, por el contrario, realizó su primera llamada telefónica exploratoria con Whole Foods el 24 de abril de 2017 y anunció un acuerdo el 16 de junio, menos de dos meses después. La farmacia en línea PillPack había estado negociando un acuerdo con Walmart durante meses cuando Amazon se abalanzó y firmó un acuerdo por US$753 millones a las pocas semanas de las conversaciones iniciales, expresaron personas familiarizadas con el acuerdo.

Amazon no reclutó a banqueros de inversión para el acuerdo de PillPack, que suele ser lo común, sino que se basó en un formidable equipo interno de desarrollo de negocios y abogados con experiencia en algunas de las firmas más grandes de Wall Street.

Muchas fusiones de negocios se llevan a cabo con miras a reducir los costos mediante la combinación de puestos de trabajo y funciones. Pero las adquisiciones de Amazon a menudo conservan una considerable autonomía, ya que los fundadores o CEOs se mantienen y operan desde sus oficinas centrales originales. Las ofertas están diseñadas para construir ciertas áreas y aprovechar nuevos datos, explicaron algunas de las personas.

El secreto y la exclusividad son atesorados en las conversaciones sobre acuerdos, y especialmente para Amazon, precisaron estas personas. Las filtraciones no solo pueden atraer a otros oferentes sino que también atraen la atención de los reguladores, y Amazon apunta a controlar los mensajes del acuerdo.

Amazon les dijo a los empleados e inversionistas de PillPack lo que podían y no podían decir una vez que se anunció la fusión. Por ejemplo, se prohibieron los tweets o los blogs sobre el futuro de la compañía bajo la propiedad de Amazon, señalaron personas familiarizadas con el acuerdo.

La gente afirmó que PillPack y sus inversionistas dijeron varias veces que Amazon se iría si se filtraban las conversaciones sobre el acuerdo. El acuerdo se anunció sin filtraciones.

Cuando Amazon negoció la compra de Whole Foods, se mostró igualmente preocupado por el secreto, de acuerdo con las personas involucradas, y los documentos públicos relacionados con la fusión. La sensibilidad de Amazon a las filtraciones se menciona tres veces en el documento de la fusión, incluida la intención declarada de Amazon de alejarse si las noticias de un acuerdo se difundían antes del anuncio. El acuerdo de Whole Foods sorprendió a la industria de comestibles.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.