Mercado recomienda comprar volatilidad ante los riesgos que marcarán la renta variable en 2020

Wall Street

Las elecciones presidenciales en Estados Unidos será una de las principales fuentes de incertidumbre.




A menos de un mes de cerrar el año, los principales factores que sacudieron a los mercados en 2019 parecen lejos de terminar. Con esto en mente, la volatilidad surge como una atractiva oportunidad de inversión para hacer frente al incierto escenario que se avecina.

La búsqueda de rendimientos seguirá siendo una compleja tarea para los inversionistas en 2020, quienes tendrán que lidiar con la incertidumbre sobre el futuro de la guerra comercial y el menor dinamismo de la economía global.

A lo anterior se suma un factor que será determinante para los mercados: las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

Por ello, la volatilidad como protección ante las fluctuaciones que se aproximan es una de las principales estrategias que miran los bancos de inversión para captar atractivos retornos.

El VIX , índice que mide la volatilidad de los mercados, se encuentra en niveles mínimos desde agosto de 2018, previo al incremento en las tensiones entre China y Estados Unidos.

Y la caída del indicador es justamente la oportunidad que está mirando Credit Suisse. En su Investment Outlook 2020, el banco de inversión suizo indica que los bajos niveles de volatilidad representan una oportunidad para capturar parte de los fuertes retornos de renta variable que se vieron durante el año.

"Es poco probable que la volatilidad se estabilice y se mantenga baja durante todo un año. Como el flujo de noticias generalmente fluctúa entre desarrollos positivos y negativos, la volatilidad también tiende a cambiar. Después de una serie de noticias positivas (negociaciones entre EEUU y China, por ejemplo), esperamos que la volatilidad eventualmente se recupere o incluso aumente en los próximos meses y trimestres", indicó el jefe de estrategia de inversión global de Credit Suisse, Michael Strobaek, en la presentación del reporte.

El MSCI World, que agrupa a los índices bursátiles de economías desarrolladas, se encamina a despedir el año con un retorno de 21%. Para el próximo año, las estimaciones de Credit Suisse indican un crecimiento de sólo un dígito.

En la misma línea, el head de renta fija LatAm de BBVA, Cristian Mucherl, indica que para aquellos inversionistas que quieren cubrir su posiciones de mayor riesgo, comprar volatilidad es una alternativa viable.

"Estamos comprando volatilidad vía opciones, ya que ante una caída de los mercados, la volatilidad es lo primero que refleja los riesgos. Por ejemplo, en un portafolio que apuesta por un alza de la renta variable, en vez de vender las posiciones, se puede comprar VIX o comprar PUT (opción de venta), y con esto, cubrir las inversiones ante eventuales caídas", dice Mucherl.

Comenta