Rendimientos de bonos del Banco Central anotan fuerte caída tras urgencia por reformar la Ley Orgánica del BC

El Consejo Banco Central encabezado por su presidente Mario Marcel, caminan por la esquina de las calles Morande con Moneda. Foto : Andres Perez CONSEJEROS

“Hoy día la posibilidad de adquirir bonos en el mercado secundario pasa a ser más urgente de lo que era tres meses atrás”, dijo el presidente del ente rector, Mario Marcel.




El mercado de renta fija local reaccionó con fuerza al inédito anuncio del Banco Central sobre ampliar el uso de herramientas no convencionales. Si bien aún no existen detalles sobre el mecanismo para comprar activos, el presidente del BC, Mario Marcel, dio claras señales ante la Comisión de Hacienda.

“Hoy día la posibilidad de adquirir bonos en el mercado secundario pasa a ser más urgente de lo que era tres meses atrás”, explicó Marcel.

Las declaraciones del presidente del Central derivó en fuertes caídas de las tasas base, y en efecto, un alza en los precios de dichos papeles. Esto, considerando que la reforma constitucional para modificar la Ley Orgánica del Banco Central, permitiría al instituto emisor comprar bonos de Tesorería o del gobierno.

Reflejo del aumento en la demanda fue el desempeño de los papeles del Banco Central en pesos y en UF, donde los mayores movimientos se vieron en plazos a 5 y 10 años.

El rendimiento del BCU a 5 años registró una caída de 12 puntos base y se ubicó en -0,42%, mientras que la tasa del BCU con vencimiento a 10 años se ubicó en 0,07%, lo que supone una baja de 3 puntos base.

Los papeles denominados en pesos en los plazos a 5 y 10 años mostraron una tendencia similar. El rendimiento del BCP a 5 años retrocede 10 puntos base, hasta el nivel de 1,47%, mientras que el BCP a 10 años anotó una caída de 14 puntos base y se ubicó en 2,45%.

“Aún falta el detalle sobre la compra de activos, pero los efectos son una caída de las tasas y alza en los precios de los papeles. Lo que queda claro es que el Banco Central aumentará su balance, por lo que aumenta la demanda de estos activos”, explicó el gerente de renta fija de MBI Inversiones, Guillermo Kautz.

Medidas no convencionales

Dada la evolución de la economía nacional, el Banco Central decidió este martes no solo mantener la Tasa de Política Monetaria (TPM) en su mínimo de 0,5%, sino que informó que ampliará el uso de herramientas no convencionales. Esto contempla dos programas que movilizarán recursos adicionales por hasta 10% del PIB

En primer lugar, acordó abrir una segunda etapa de la Facilidad de Financiamiento Condicional al Incremento de Colocaciones (FCIC) que contempla un monto de US$16 mil millones y una vigencia de ocho meses. Actualmente, hay dos líneas vigentes del FCIC para bancos, por un monto total de US$24 mil millones, de los cuales ya se han utilizado US$19.988 millones, es decir, el 83%.

Esta nueva línea, que considera el fortalecimiento de los incentivos para la entrega de crédito bancario a pequeñas y medianas empresas, y a oferentes de crédito no bancarios. Esto último no estaba contemplado hasta ahora, e incentivará que las instituciones bancarias entreguen crédito a este tipo de oferentes no bancarios. La suma de ambas FCIC totalizan entonces US$40 mil millones.

Además, se acordó implementar un programa especial de compra de activos, por un monto de hasta US$8 mil millones, en un plazo de seis meses. La autoridad esta vez no acotó la compra de bonos bancarios a participantes del sistema SOMA, por lo que podría ser el inicio de compras de otro tipo de bonos, por ejemplo, una vez que se autorice vía ley, la adquisición de papeles del Tesoro en el mercado secundario.

Comenta