Banco Central: datos como solicitudes de seguro de cesantía "anticipan que podría aumentar la tasa de desempleo"

Rosanna Costa Banco Central

FOTO: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO

La consejera Rosanna Costa dijo que el mercado laboral "se ha resentido" tras el estallido social.




Los futuros cambios institucionales y la forma en que se lleven adelante es una de las preocupaciones que monitorea el Banco Central para la economía en el corto y mediano plazo.

Así lo evidenció la consejera del ente emisor Rosanna Costa quien en el marco de un taller realizado en Libertad y Desarrollo (LyD) hizo explícita la inquietud, junto con analizar el impacto que ha tenido en la economía la crisis social desatada el pasado 18 de octubre.

Según Costa, "la forma en que lleve adelante el proceso de cambios institucionales será muy relevante para que la economía no sufra efectos negativos de magnitud elevada", razón por la cual enfatizó que "cómo se maneje el proceso de cambios institucionales tendrá efectos muy importantes sobre el desempeño económico".

Las declaraciones se dan en el marco de la discusión constitucional, con miras al plebiscito del próximo 26 de abril, en el que los chilenos decidirán si desean que se inicie el trabajo para elaborar una nueva Carta Magna y las reformas que está impulsando en Ejecutivo en diversas materias.

En ese sentido, Costa explicó que "la evidencia muestra que cuando (esos procesos) son acompañados de episodios sostenidos de violencia tienen efectos económicos negativos en el corto y mediano plazo", pero que "también pueden ser positivos en el largo plazo, lo que depende fuertemente de la calidad institucional resultante del proceso".

Control de la violencia

En términos del impacto macroeconómico del estallido social, Costa detalló la disrupción de la cadena productiva durante los días de mayor violencia, el aumento de la incertidumbre en las empresas y los hogares "lo que puede implicar un freno a la inversión, al empleo y al consumo agregados", y que se ha evidenciado en los bajos imacec de octubre (-3,4%) y noviembre (-3,3%), y se prevé que el PIB alcance 1%.

Respecto del empleo, la consejera del BC señaló que "el mercado laboral también se ha resentido. Los datos del INE para el trimestre septiembre-noviembre no muestran mayores cambios en el empleo y el desempleo", aunque "datos administrativos, como las solicitudes de seguro de cesantía, anticipan que podría aumentar la tasa de desempleo", que, según estimaciones del ente emisor, podría llegar a los dos dígitos.

En materia de inflación sostuvo que ésta ha aumentado, aunque "se ubica por debajo de lo previsto en el IPoM de diciembre" y que "su evolución futura dependerá del peso relativo de la menor actividad económica y los mayores costos (tipo de cambio)", ratificando que "la política monetaria está en una posición muy expansiva, y junto con el impulso fiscal que se ha agregado, permitirán que la economía retome una mayor ritmo de crecimiento en adelante", para lo cual "un factor relevante al respecto es el control de los episodios de violencia".

Comenta