Cámara aprueba proyecto de Pensión Garantizada Universal, pese a dudas por financiamiento

Hemiciclo de la Camara de Diputados

16 DE ABRIL DE 2019/VALPARAISO temática del hemiciclo de la cámara de diputados en Valparaiso. FOTO: PABLO OVALLE ISASMENDI/AGENCIAUNO

De manera unánime de los que estaban presentes, esto es 138 a votos a favor, los diputados aprobaron la iniciativa del gobierno. Sin embargo, varios de los legisladores manifestaron que la discusión del proyecto de exenciones y del financiamiento en general será un tema que se debe analizar con mayor tiempo. Este martes, la Comisión de Hacienda de la Cámara analizará el proyecto de exenciones tributarias.


Más fácil y rápido de lo esperado. Así avanzó el proyecto de ley que entrega una Pensión Garantizada Universal (PGU) de $185 mil para el 80% de la población más vulnerable, donde también se extenderá parte de ese monto para quienes estén entre el 80% y el 90%. Si bien durante la semana pasada se armó un debate sobre las dudas que había sobre el financiamiento de la propuesta, lo cierto es que la sala de la Cámara lo aprobó de manera unánime de los presentes, con 138 votos a favor y lo envío al Senado. El Presidente electo, Gabriel Boric, quien cuenta con un permiso especial no estuvo presente junto a otros 11 legisladores.

Si bien desde la oposición hubo varias alusiones el financiamiento, los argumentos apuntaban a que, en la discusión sobre la eliminación de las exenciones, que se dará este martes en la Comisión de Hacienda de la misma Cámara, el gobierno debe aclarar y profundizar la explicación sobre los recursos permanentes que tendrá esta política pública.

Los cálculos del gobierno es que si se aprueba en enero en febrero se podrán comenzar a pagar a 1,5 millones de personas la Pensión Garantizada Universal, que son todos los que están en el pilar solidario, y por ello entran de manera automática. Luego, a lo largo del año, empezarán a ser pagados las personas que están entre el 60% y 90% de menores recursos que hoy no reciben ayuda del Estado.

Si bien se presentó una indicación para postergar el pago de este beneficio, por las dudas sobre el financiamiento, fue rechazada. Así, el texto de ser aprobado en su totalidad en enero se podrá comenzar a pagar las nuevas pensiones en febrero.

En el gobierno celebraron la noticia y explicaron cómo funcionará este nueva PGU. El ministro de Hacienda, Rodrigo Cerda, señaló que con el proyecto las personas que hayan cotizado o no y tengan una pensión de hasta $630 mil tendrán este aporte estatal de $185 mil.

Luego de ese de monto, comienza a descender el aporte hasta llegar a 0 pesos para quien tenga una pensión de un millón. Todo esto para el 90% de la población mayores de 65 años, independiente que sean activos o pensionados.

El monto se reajustará el 1 de febrero de cada año según la variación del IPC. Para quienes se encuentren entre el 81% y el 90%, recibirán un porcentaje de la PGU el cual irá disminuyendo progresivamente a medida que el beneficiario se acerca al 90%.

El ministro del Trabajo, Patricio Melero, entregó algunos ejemplos de cómo funcionará en la práctica para aquellos que tengan una pensión de entre $630 mil y $1.000.000. “Una persona que reciba una pensión de $700 mil recibirá $150 mil extras por la PGU; si la pensión es de $800 mil recibirá $100 mil y el que tiene una jubilación de $900 mil tendrá un aporte de $50 mil.

El secretario der Estado destacó la unanimidad: “Cuando una ley es buena, se nota y se vota unánimemente a favor. Y eso es lo que ha ocurrido hoy en el Congreso Nacional para beneficio de 2 millones 100 mil chilenos”.

No obstante, hubo un artículo que se rechazó: este tenía como objetivo disminuir el monto en que se pueden contratar las rentas vitalicias. Hoy ese monto es de $176 mil como mínimo, de acuerdo al valor de la Pensión Básica Solidaria, lo que para el gobierno dejaba a muchas personas fuera. El proyecto de ley proponía que se pudiera ingresar por hasta por 3 Unidades de Fomento, o sea aproximadamente $100 mil.

“El objetivo del gobierno era poder darle el beneficio de una renta vitalicia a muchos que por el monto que tenían ahorrado no lo podían hacer. En esta votación, una mayoría estimó que no era conveniente dar ese derecho. Vamos a intentar reponerlo, modificarlo en el Senado para que más chilenos puedan contratar una renta vitalicia hasta por al menos $100 mil”, sostuvo Melero.

Los plazos para los pagos

La ministra de Desarrollo Social, Karla Rubilar, explicó los plazos para comenzar los pagos una vez aprobado el proyecto: “En la medida de que el Congreso apruebe más rápido, un mes después, todos aquellos pensionados del sistema del Pilar Solidario, van a poder ver aumentadas sus pensiones”. En este caso, si se aprueba en enero, en febrero se podrán estar pagando las primeras PGU.

Rubilar añadió que “seis meses después, el primer día hábil del séptimo mes, van a ingresar todos aquellos nuevos, que no estaban dentro del beneficio del Pilar Solidario, es decir las personas que están entre el 60% y el 90% de vulnerabilidad. Durante esos 6 meses se establecerá un procedimiento, para generar los pagos de los nuevos beneficiarios. En ese sistema habrá una inscripción de las personas para poder recibir ese beneficio, y entregar sus datos. Todos los datos que tengamos, se mantendrán automáticos”.

Debate parlamentario

Durante el debate, varios legisladores de la oposición manifestaron desde un comienzo su intención de votar a favor, no obstante, mostraron sus dudas sobre el financiamiento. Tucapel Jiménez (PPD), sostuvo que “es un tremendo avance en materia de pensiones. Nadie entendería que se rechazara”. Además, dijo que “es un triunfo político para la oposición, porque el gobierno no creía en los derechos universales y garantizado para los chilenos”. Añadió que “hay dudas respecto al financiamiento, pero mañana la Comisión de Hacienda lo debe revisar, por lo que tenemos que actuar de buena fe”.

Mientras que Matías Walker (DC) comentó que “vamos a apoyar este proyecto de pensión garantizada universal, porque los adultos mayores no pueden seguir esperando aun nuevo gobierno o a una nueva constitución. Existen duda sobre el financiamiento, pero se debe aclarar en la discusión”. Y Karol Cariola (PC) subrayó que “si bien no es la totalidad de lo que buscamos, es un avance en esa dirección. Sin embargo, tal como lo hemos señalado y como lo han dicho economistas este proyecto de ley no se sostiene con una propuesta de financiamiento permanente. Por eso le hemos mostrado al gobierno nuestra voluntad política de establecer un mecanismo de financiamiento permanente, no sólo a través de las exenciones tributarias, sino que también fijando un impuesto a los súper ricos. Todavía estamos a tiempo de resolverlo. Vamos a aprobarlo”.

Desde el oficialismo, en tanto, criticaron, pero a la vez valoraron el hecho de que la oposición estuviera ahora preocupada de la responsabilidad fiscal. Javier Macaya (UDI) dijo que “más allá de que se plantee las dudas por del financiamiento y que aparezca la responsabilidad fiscal ahora, esta se esconde la pequeñez de que lleve a la firme del Presidente Piñera”. Y su par de RN, Miguel Mellado puntualizó que “es importante decir que se debe aprobar de forma rápida, para que desde febrero todos los jubilados de Chile tengan un aumento en su pensión”.

Financiamiento

A las 15 horas de este martes, la Comisión de Hacienda de la Cámara comenzará a analizar el proyecto de exenciones tributarias, donde, además, se espera que el Ejecutivo aclare las dudas que existen sobre las restantes fuentes de financiamiento que ha presentado el gobierno para este proyecto.

Desde ya la discusión se anticipa compleja, ya que varios parlamentarios de la oposición enfatizaron en que se debe aclarar bien las fuentes de financiamiento y qué tan estructurales son esos recursos.

De acuerdo a la Dirección de Presupuestos, (Dipres), la iniciativa tiene tres fuentes de financiamiento: provisión para la Reforma Previsional que aportará el 0,5% del PIB; exenciones que rendirá 0,35% del PIB y el redestino aporte Fondo de Reserva de Pensiones 0,1% del PIB.

Desde la Dipres han explicado que la provisión de mayor gasto previsionales en la Ley de Presupuestos 2022 y mediano plazo equivale a entre 0,4% a 0,5% del PIB. Aseguran que esos recursos están destinados única y exclusivamente para pensiones, por lo que no es que estén provisionados para otros proyectos y que pueden quedarse sin financiamiento en el mediano plazo.

Asimismo, sostienen que en este proyecto de ley se cambia el aporte obligatorio al Fondo de Reserva de Pensiones (FRP) y se reduce de 0,2% a 0,1% del PIB, por lo que ese 0,1% que antes iba al fondo ahora se redestina al financiamiento de la nueva Pensión. Y el tercer eje tiene que ver con el proyecto de exenciones tributarias que se analizará este martes.

El titular de la billetera fiscal comentó que “hemos tratado de dar la mejor explicación posible en la Comisión de Hacienda y mañana la volveremos a dar. Es importante que avancemos rápidamente en el proyecto de exenciones, esa es la voluntad del Gobierno, queremos darle velocidad y ritmo a ese proyecto, esperamos estar discutiendo este proyecto en la Cámara ojalá esta semana”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Un estudio de la U. de Hong Kong mostró cuál es la posibilidad de morir para aquellos que tuvieron Covid respecto a quienes no tuvieron la enfermedad. El estudio, fue realizado a más de 150 mil personas en Gran Bretaña, utilizando registros médicos y de defunciones de ese país.