CFA llama a priorizar tramitación de la ley sobre responsabilidad fiscal y plantea cambios a indicaciones del Ejecutivo

Dentro de las indicaciones del Gobierno al proyecto se establece una regla dual del balance estructural que agrega una medida de deuda bruta del gobierno central total, como porcentaje del PIB, para el período de su administración. También, se plantea una cláusula de escape que permitirá a futuros gobiernos desviarse de la meta de balance fijada, por un plazo acotado, hasta por dos años de las metas fiscales de balance estructural, ante eventos extraordinarios y transitorios.


En sesión de la Comisión de Hacienda del Senado, este lunes se discutió el proyecto de ley que busca fortalecer la responsabilidad fiscal. En ese contexto, el presidente del Consejo Fiscal Autónomo (CFA), Jorge Rodríguez, invitado a exponer ante los parlamentarios, valoró el proyecto y realizó un llamado a priorizar su tramitación, pero planteó cambios a las indicaciones ingresadas por el Ejecutivo.

El proyecto -que busca actualizar y fortalecer el marco institucional que rige la política fiscal del país- fue ingresado por el gobierno anterior a fines de septiembre del 2021 y actualmente se encuentra en segundo trámite constitucional en la Comisión de Hacienda del Senado.

El 19 de agosto, el Ejecutivo ingresó una serie de indicaciones, dentro de las cuales se establece una regla dual del balance estructural que agrega una medida de deuda bruta del gobierno central total, como porcentaje del PIB, para el período de su administración.

También, en las indicaciones se contempla una cláusula de escape que permitirá a futuros gobiernos desviarse de la meta de balance fijada, por un plazo acotado, hasta por dos años de las metas fiscales de balance estructural, ante eventos extraordinarios y transitorios. Esta fórmula empezará a regir en 2026. Además se crea un nuevo fondo de desastres naturales y se introducen nuevas normas de transparencia.

Visión del CFA

En ese contexto, el presidente del CFA se refirió a las diversas indicaciones presentadas por el Ejecutivo, señalando que en ellas se abordan varias de las sugerencias del Consejo que habían quedado pendientes de recomendaciones anteriores.

En ese sentido, Rodríguez indicó que el Consejo llama a que se priorice la tramitación legislativa de este proyecto de ley, ya que permitirá resguardar la credibilidad de la regla fiscal y facilitar el manejo responsable y sostenible de las finanzas públicas. Asimismo, destacó el consenso político transversal de sus propuestas, reflejado en que dos administraciones distintas han trabajado en elaborar el presente proyecto de ley.

Pese a la evaluación positiva del proyecto, el CFA planteó una serie de mejoras a las indicaciones ingresadas. Entre ellas, Rodríguez señaló en su presentación que los cambios al Fondo de Reserva de Pensiones (FRP) modifican su naturaleza “pasando de un fondo que contribuye al financiamiento sustentable del gasto del pilar no contributivo de pensiones, a uno con una lógica de ‘amortiguador’ para este tipo de obligaciones”.

En ese sentido, sostuvo que el Consejo considera que para evaluar dicho cambio, es necesario conocer también los compromisos fiscales en materia previsional y las otras fuentes de financiamiento de los mismos, los que pudieran cambiar en el marco de la anunciada reforma de pensiones. Así, dijo que este cambio se debiera evaluar a la luz de un estudio actuarial de largo plazo.

En tanto, sobre los cambios al Fondo de Estabilización Económica y Social (FEES), Rodríguez sostuvo que el Consejo recomienda establecer un nivel mínimo prudencial para este fondo, para lo cual se requiere un estudio adecuado que estime dicho nivel.

Por otra parte, en relación a la creación del Fondo para Desastres Naturales (FODEN), el presidente del CFA dijo que “se recomienda que el Ministerio de Hacienda presente la estrategia integral del manejo de riesgos para desastres naturales, que según lo informado al CFA, además del FODEN, incluye reasignaciones, seguros, y otros instrumentos”.

Otra de las indicaciones del Ejecutivo dice relación con el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) automático. Frente a ello, el Consejo planteó evaluar si el establecimiento de una cobertura y de un monto específico del beneficio podría restar flexibilidad para adecuar el conjunto de políticas públicas requeridas en cada evento, dependiendo de la naturaleza de la emergencia que se enfrente.

En cuanto a la eficiencia del gasto público, el presidente del CFA indicó a los senadores que se sugiere más allá de este proyecto, buscar espacios de reasignación sustantivos, basados en las evaluaciones que realiza la Dirección de Presupuestos.

Otro aspecto analizado en detalle por Rodríguez fue la normativa sobre cláusulas de escape, apuntando a clarificar la redacción respecto a los factores que pueden activarlas.

Comentarios de Felipe Larraín

Por su parte, el exministro de Hacienda, Felipe Larraín, valoró el proyecto y, al igual que Rodríguez, presentó una serie de sugerencias respecto a las indicaciones del Ejecutivo.

Así, sobre la indicación de elaborar informes financieros de los proyectos de ley y de convenios internacionales, Larraín destacó el hecho de que una medida que se hace habitualmente se formalice, ya que así aumentarán los niveles de transparencia y se facilitará la labor de observadores externos. Como recomendación, señaló que sería útil consolidar los Informes Financieros, así como hacer un seguimiento de los ingresos y gastos estimados en los IF, sobre todo cuando hay grandes montos comprometidos.

En tanto, con respecto a la cláusula de escape -por hasta dos años de las metas de balance estructural- con mecanismos de corrección conocidos, el director de Clapes UC, dijo que “a mí me parece que esto es muy adecuado, va en la dirección correcta. Esto ha sido recomendado por muchas entidades especializadas (...)”.

A ello agregó que, bajo su punto de vista, lo que le falta a a la indicación de las cláusulas de escape es “definir con mayor precisión el momento en el cual se invoca la cláusula y las variables que se tendrán en consideración para evitar el exceso de discrecionalidad”.

El exministro ejemplificó lo anterior señalando que “en el caso de una recesión como la que proyecta el Banco Central para el próximo año, ¿será suficiente para invocar la cláusula de escape? Tal como está uno podría pensar que es bastante discrecional. O sea, me preocupa el grado de discrecionalidad que tiene el invocar esta cláusula y creo que debería hacerse un esfuerzo en este proyecto por definirlo en forma más precisa”.

Sobre las funciones del CFA, en tanto, Larraín agregó que a tres años de haberse creado la Ley que fija su autonomía, parece apropiado agregarle funciones. Entre estas, evaluar y monitorear el cálculo del ajuste cíclico de los ingresos a las proyecciones de mediano plazo y las proyecciones de balance efectivo y deuda bruta. Como recomendación, mencionó evaluar si los cambios propuestos son suficiente para que el CFA cumpla adecuadamente su rol, también aumentar la dotación del Consejo y consultarle al mismo organismo por estas modificaciones.

Como último punto, el exministro de Hacienda se refirió a la creación del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) Automático en caso de confinamiento. Sobre ello, aseveró que “es una iniciativa adecuada para agilizar la respuesta del Estado ante eventos catastróficos de baja probabilidad de ocurrencia”. No obstante, señaló que es llamativo que se establezca un subsidio mínimo y no uno máximo y que, tratándose de llegar con ayudas suficientes a los hogares, sería importante que se limite ese margen de discrecionalidad.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Poner en práctica un ritmo pausado a la hora de comer, ayuda al cerebro a asimilar la ingesta de alimento y calmar el apetito.