Chilenos aumentarán en 45% su basura electrónica en 10 años

Basura electrónica

AGENCIAUNO

Un informe realizado por el Ministerio del Medio Ambiente, FCh y E2BIZ reveló el "estado del arte" del reciclaje de aparatos electrónicos en Chile. El documento es un antecedente clave para la elaboración del decreto que definirá las metas de valorización y reciclaje de esta categoría en la Ley REP.




Early adopter. Ese es el término que muchas veces se le da a Chile al referirse al consumidor de tecnología con respecto al resto de la región. Si en 2017 Chile consumió 17,8 kg de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (AEE) por habitante, esta subirá a 19,4 kg por persona en 2027. Pero al hablar de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE), la cifra aumenta de 9,6 kg/hab en 2017 a 13,9 kg/hab en 2027. O sea, un aumento del 44,8% en diez años.

Esto es parte de las conclusiones de un reciente estudio desarrollado entre el Ministerio del Medio Ambiente, Fundación Chile (FCh) y E2BIZ Consultores, con el objetivo de tener antecedentes técnicos y económicos para la evaluación del reglamento de metas de recolección y valorización para la categoría "Aparatos eléctricos y electrónicos" de la Ley de Reciclaje (REP). El compromiso del gobierno es tener los reglamentos de los seis "productor prioritarios" antes de que termine este mandato. Ya está listo el de Neumáticos y el de Envases y Embalajes; y la aprobación de los otros cuatro sería –según fuentes del sector- en el siguiente orden: Aceites Lubricantes, Baterías, AEE y Pilas.

Una de las bajadas claves del informe es caracterizar el mercado nacional de los AEE y cuantificar el proceso de manejo de sus residuos. A la vez, Identifica y estima los costos y beneficios económicos y ambientales asociados a las etapas del manejo de los RAEE. De acuerdo a la normativa, los productores tendrán la obligación de organizar y financiar los llamados "sistemas de gestión", cuyo objetivo será la recuperación de residuos. Estos podrán ser individuales -correspondiente a un solo productor- o bien colectivos.

El mercado chileno es principalmente importador de AEE, existiendo solo una compañía nacional productora de electrodomésticos (Electrolux-CTI). Para hacerse una idea, para los años 2016 y 2017 se han importado el 93% de los AEE comercializados en el mercado nacional.

Según la investigación, el 98% de los importadores y exportadores para las distintas subcategorías que considera la REP (aparatos de intercambio de temperatura, monitores y pantallas, lámparas, paneles fotovoltaicos, grandes aparatos y pequeños aparatos) corresponde a 20 empresas las que representan 55,1% del total de AEE comercializados al año 2016. Destacándose Electrolux con un 13,8%, Samsung con un 6%, LG con 4,7%, Cencosud retail con 4% y Daewoo con 3,3% en participación de mercado. "La venta de AEE, como tablets, celulares o computadores, ha ido aumentando exponencialmente. Es por esto que los consideramos como producto prioritario y estableceremos metas que nos permitan aumentar nuestras tasas de reciclaje", comenta la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt.

La tasa promedio anual de crecimiento total de ventas para estos productos es de 0,8% en el periodo 2018-2027, esperando alcanzar las 391 mil toneladas en 2027, mientras que la tasa de crecimiento promedio anual de RAEE para el periodo 2018-2027 es de 4,3%, esperando alcanzar las 267.486 toneladas al final de ese período, siendo la mayor alza la asociada a paneles fotovoltaicos, con un crecimiento medio anual de 55%. La Región Metropolitana junto con la del Biobío y la de Valparaíso concentran aproximadamente el 68% de la generación de RAEE.

Manejo de los residuos

En 2017 solo se trataron el 3,4% de los residuos eléctricos y electrónicos que se generaron en nuestro país. Las formas de recolección de RAEE utilizados corresponden a un 94% al método convenio con empresas (B2B) y el resto a municipalidades, ONGs, Fundaciones, Recicladores de Base y Empresas Gestoras. "El aporte de los puntos limpios, verdes y otras alternativas de recolección es bastante menor", indica el informe. "Creemos que debe distribuirse tanto la cantidad de puntos y centros de reciclaje con campañas de difusión para que las personas terminen de comprender que el reciclaje de electrónicos, por lo menos, es parte fundamental para que Chile se adapte a los nuevos procesos de la llamada Economía Circular", opina Gonzalo Lagos, director ejecutivo de Chilenter.

Referente al almacenamiento de RAEE en Chile, existen requerimientos de infraestructura y acondicionamiento. La investigación identificó en la Región Metropolitana a 17 empresas que cuentan con autorización como destinatarios de residuos peligrosos y no peligrosos, de las cuales 11 cuentan con autorización como destinatarios de residuos peligrosos. Los procesos de pretratamiento de RAEE son realizados por empresas gestoras intermediarias, identificándose como las más relevantes: Midas, Degraf, Recycla, Chilenter, Chilerecicla y Ecoser. "En relación al reciclaje: en Chile aún no existe la tecnología para retirar de las placas o tarjetas electrónicas los metales y separarlos de los plásticos para poder generar nueva materia prima", indica el reporte.

"Contar con el apoyo y la asesoría de expertos internacionales permitió sentar las bases para la implementación de un sistema de gestión de aparatos eléctricos y electrónicos. Además nos permitió evaluar la realidad país para identificar los mejores escenarios de recolección de metas de aparatos eléctricos y electrónicos", indica Karien Volker, directora de Programa de Eficiencia Energética de Fundación Chile.

Además, -según el documento- el 19% de los residuos tratados con exportados a países de Europa, Asia y Norteamérica, en donde Japón recibe más del 73% de este tipo de exportaciones. "El rubro de los residuos, su conceptualización y la forma de visualizarlos ha cambiado, las empresas y la sociedad en general están entendiendo que el problema parte aguas arriba", concluye Lagos.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.