Clyc.me: el canal que conecta a las empresas con las causas sociales

Imagen Clyc

La organización ofrece un portafolio de proyectos con impacto comunitario, los cuales pueden acceder a financiamiento gracias a la donación de las compañías que se hacen parte de esta cruzada. El modelo ha sido visto con buenos ojos a nivel internacional, por lo que fueron invitados a exponer en la Asamblea General de la OEA 2019, mientras que ya planifican su expansión hacia Estados Unidos.




CLYC.me es una empresa de impacto social constituida por los emprendedores Mario Arancibia, Javier Fuentes y Gonzalo Larenas, quienes desarrollaron una plataforma que vincula a empresas con causas sociales de instituciones sin fines de lucro, a través de donaciones y su consecuente seguimiento.

La organización ofrece un portafolio de causas sociales, mientras que -a su vez- cada 30 días se encarga de involucrar a todos los actores de la empresa en la elección de una de ellas.

Luego de que esta es escogida y se efectúa la donación, se hace seguimiento del proyecto en tiempo real, donde la institución sin fines de lucro reporta las actividades que se llevan a cabo, entregando evidencia y sus resultados.

"La mayoría de los programas utilizados por la empresas no proporcionan seguimiento de donaciones. Nuestra propuesta no sólo la entrega, sino que también involucra a los compañeros de trabajo en la toma de decisiones sobre estas, lo que aumenta los niveles de ciudadanía corporativa", explica Larenas.

De esta manera, desde Clyc.me mantienen expectativas de una expansión exponencial. "Esperamos una tasa de crecimiento anual del 3%. Esto, en todos nuestros canales de recaudación de fondos. En 2020 tendremos el 0,01% del mercado de donaciones en línea. Utilizaremos un enfoque de membresía para nuestro embudo de ventas, y nuestros objetivos son alcanzar los departamentos de RSE, Marketing y Bienestar", asegura Larenas.

La constancia y perseverancia han sido algunas de las claves en el éxito de Clyc.me. "Desde que comenzamos hace ya varios meses, nuestro proyecto ha sufrido cambios profundos en comparación a la idea inicial.

Sin embargo, fuimos capaces de entender que había un dolor y problemática entre el mundo de las organizaciones sin fines de lucro y las empresas, lo que nos motivó a tener una convicción clara sobre cómo tratar de resolverla", destaca Larenas.

Los próximos pasos de Clyc.me apuntan hacia la internacionalización de la empresa, cuyo horizonte más cercano está en el inicio de sus operaciones en Estados Unidos durante enero.

Además, en 2019 presentarán su modelo ante las Naciones Unidas, con la intención de generar interés por parte de compañías y otras organizaciones.

"Fuimos invitados a exponer en la Asamblea General de la OEA 2019. Por otro lado, gracias al concurso organizado por Brinc, expusimos y ganamos, quedando entre los mejores tres emprendimientos innovadores de New York, lo que nos llevó a representar a esta ciudad en China, instancia en la que quedamos entre los 27 mejores proyectos del mundo presentados en Guangzhou", manifiesta Larenas.

En el plano local, Clyc.me está apoyando causas con impacto social en Santiago, Valparaíso y Rapa Nui. Además, también realiza operaciones en México, Guatemala y Puerto Rico, entre otros países.

El proyecto "Toki Rapa Nui" es uno de los más destacados. Este busca financiar a lo largo de un año la educación de al menos 10 alumnos de la Escuela de Música y de las Artes Roki Rapa Nui.

Esto, con el objetivo de lograr la preservación de esta cultura originaria, con especial foco en el rescate de su lengua nativa, la que se encuentra en peligro de extinción. En la actualidad, se imparten clases a más de 100 niños.

Otro proyecto destacado es Valpo Surf Project, iniciativa que se encarga de trabajar con jóvenes de comunidades costeras, cuyas familias enfrentan problemáticas como la violencia, el abuso de drogas y desempleo.

Comenta