CMPC apuesta por el tissue en Brasil y compra empresa en US$330 millones

Adquisición de Sepac, más la actual operación de Softys, permitirá a CMPC tomar el 20% del mercado de productos de papel e higiene en ese país. Se trata de la segunda mayor inversión de la firma en Brasil, tras la planta de celulosa Guaíba.


Hace tiempo que CMPC estaba buscando la oportunidad de crecer en el negocio del tissue en Brasil y la ocasión se presentó a la puerta.

Ayer la chilena informó al mercado la adquisición de la empresa brasileña Sepac, en una transacción valorada en US$330 millones (1.312 millones de reales). Se trata de la segunda mayor inversión de la compañía en dicho país, después del ingreso a la planta de celulosa Guaíba.

La firma familiar fue fundada en 1974 por Joao Ferreira Dias y posee marcas reconocidas a nivel local, como Duetto y Paloma. Pero con su creador superando los 80 años y sin una sucesión interesada en seguir el negocio, la compañía -cuya facturación este año ronda los US$200 millones- se puso a la venta. "Fuimos uno de los contactados", indicó Gonzalo Darraidou, gerente general de Softys, la división de CMPC que consolida el negocio de tissue e higiene en los ocho países en que la firma opera.

La negociación por Sepac se extendió por unos seis meses y tras el anuncio tomará entre cuatro y seis meses más para que pueda concretarse, dada la consulta obligatoria al Consejo Administrativo de Defensa Económica (Cade), la autoridad de libre competencia de Brasil.

"Estamos muy contentos, creemos que complementa muy bien, que genera grandes oportunidades para nuestro negocio en el mercado brasileño y viene a enriquecer el mix de productos y operaciones en el cual CMPC está involucrado", indicó Francisco Ruiz-Tagle, gerente general de CMPC.

Interés. La meta autoimpuesta por CMPC es liderar el mercado de tissue en Latinoamérica "y si uno quiere lograr ese objetivo, esto pasa por tener una presencia relevante en México y Brasil", dijo Darraidou. Ambos mercados representan un tercio de la industria tissue, por lo que "había que hacer algo relevante en Brasil", indicó. Por ello, el ofrecimiento de entrar a Sepac llegó en buen momento.

"Tiene un liderazgo relevante en el sudeste del país, es un mercado de 70 millones de consumidores; tiene una red de distribución muy profunda, excelente calidad de los activos operacionales, no tiene deuda financiera, es muy rentable y es extremadamente eficiente en sus procesos productivos", agregó el ejecutivo.

Incluso, al momento de la compra, Sepac se preparaba para debutar en el mercado de los pañales con una marca propia, la que ahora será reemplazada con la producción de las marcas de CMPC (Babysec y Cotidian en el segmento adultos).

Crecer en Brasil también resulta interesante por el bajo consumo que tiene el país en cuanto a los productos tissue y de higiene, con 6 kilos per cápita anual, versus los 13 kilos que se consumen en Chile: "Por lo tanto, hay un espacio de crecimiento de hacer más profunda esta categoría en el consumo de los brasileños", afirmó el gerente de Softys.

Un tercer aspecto es la atomización del mercado, por lo que esta alianza les permite tomar mayor participación. De hecho, con la adquisición de Sepac, más la actual operación de Softys en ese país, CMPC consolidará una participación de mercado cercana al 20%, posicionándose como el principal actor de ese mercado en Brasil, superando a firmas como Kimberly Clark, que quedaría en una segunda posición.

Por ahora, CMPC se enfocará en concretar esta adquisición, por lo que no están previstos otros anuncios para dicho mercado, enfatizó Ruiz-Tagle, aunque sostuvo que sí es natural mirar ahora hacia México, el otro mercado de mayor relevancia para el negocio de Softys y donde actualmente CMPC también está presente.

Comenta