Codelco pide desaforar a 20 dirigentes de Chuqui y Radomiro Tomic acusando "maquinación defraudadora"

Imagen 552793

La estatal presentó una demanda de desafuero como segunda parte de la demanda que el lunes en la noche presentó por estafa y donde acusa un perjuicio de más de US$ 20 millones por la gestión de los seguros de vida y de accidente. Los trabajadores se defienden y aseguran que Codelco avalaba los valores de las pólizas.




Un martes negro vivieron los trabajadores de Codelco en el norte del país. El inicio de la jornada laboral partió con el bloqueo en el acceso de la exdirigenta sindical Marcela Matamoro, la que fue desvinculada de la minera después de casi treinta años, acusada de malversación de fondos fiscales y quien tuvo que salir escoltada por la Policía Industrial (PI).

La escena es parte de una medida inédita que está ejecutando Codelco, que es la petición de desafuero de más de 20 dirigentes sindicales activos de Chuquicamata y de Radomiro Tomic acusados por la minera por posible malversación de fondos. El tema está relacionado con la gestión de los seguros de vida y de accidentes que la división del norte tiene hace 14 años con Chilena Consolidada y donde también participa Gestión y Servicios, empresa intermediaria entre los sindicatos y la aseguradora. De hecho, la minera ya presentó una querella contra quienes resulten responsables y donde acusa un perjuicio económico de más de US$ 20 millones.

Entre los nombres de los desaforados están los históricos dirigentes sindicales, Hernán Guerrero, Miguel López, Héctor Rocco y Armando Silva, entre otros. También están los actuales presidentes de los sindicatos N° 1, 2 y 3 de Chuquicamata, Cecilia González, Liliana Ugarte y Rolando Milla, respectivamente.

Y la razón de la medida, explica la minera en la demanda de desafuero, es que los representantes de los sindicatos son parte de una "maquinación defraudadora" que permitió aumentar de manera artificial el valor de las primas de los seguros de vida y accidentes de trabajo "que Codelco estaba obligada a financiar en un 50% en virtud de instrumentos colectivos".

"A merced de esta maniobra, se pagó a la empresa aseguradora un sobreprecio significativo, injustificado, a todas luces fraudulento y reñido con el ordenamiento jurídico, generándose un perjuicio para Codelco que preliminarmente se ha estimado en US$ 11 millones y otro tanto para los trabajadores afiliados a las organizaciones sindicales que concurrieron al financiamiento de un 50% del valor de la póliza", indica la minera en el documento.

Por contrato colectivo, los dirigentes sindicales tenían a su cargo la gestión y contratación de los seguros de vida y accidentes personales desde 2004 hasta 2017. Estos eran financiados en un 50% por la empleadora y un 50% por los trabajadores afiliados a dichos sindicatos. El tema es antiguo en la estatal, pues el anhelo de la minera era terminar con la modalidad de adjudicación de estos servicios y buscaba, además, terminar con el vínculo de Gestión y Servicios, tema que la cuprera logró en 2018 con el Sindicato Minero. Y la minera quería hacerlo extensible para el resto de los sindicatos, tema que se conversó en el pasado proceso de negociación colectiva, cuyo avance tuvo éxito.

Defensa de los trabajadores

Para los trabajadores, Codelco está "injuriando" a la dirigencia sindical y está tratando de cambiar el foco real de los conflictos que hoy enfrenta Chuquicamata, división que está viviendo una fuerte transformación al pasar a ser una operación subterránea y donde sólo en 2019 ya han salido más de 500 personas por plan de egreso y otras 60 han sido despedidas.

"Es fácil injuriar y es fácil destruir la imagen de la dirigencia sindical para tapar los reales problemas de Chuquicamata", señaló Rolando Milla.

Añadió que ayer tuvieron una extensa reunión con los abogados de los sindicatos para definir la defensa de los dirigentes. "Tenemos todos los antecedentes y nos vamos a defender", dijo Milla, quien además indicó que "los abogados de Codelco firmaban la renovación de los contratos. Ellos los revisaban y aceptaban".

La minera, en tanto, se defiende y hace hincapié en que eran los dirigentes "y no Codelco", los que tenían que seleccionar y contratar dichos seguros "con total independencia".

El presidente de la Federación de Trabajadores del Cobre (FTC), Patricio Elgueta, también se refirió a la querella presentada por la estatal: "Nos parece extraño y es dudoso que la administración de Codelco después de 14 años, haya resaltado esta situación cuando hay un conflicto laboral en este momento", agregando que "hoy se está juzgando sin tener mayores antecedentes y ya se está culpando a los dirigentes y ex dirigentes sindicales".

Ayer también fueron desvinculados los exdirigentes Hernán Polanco y Miguel López de Chuquicamata y más de una decena de exdirigentes de Radomiro Tomic, operación que entre 2008 y 2016, tenía seguros de salud, dental y catastróficos contratados por la firma, previa selección del sindicato, y donde Chilena Consolidada y Gestión y Servicios también prestaban el servicio.

Uno de los propietarios de la última mencionada, Guillermo Acuña, se refirió a la extensa relación que tuvo con la cuprífera. Así, aseguró que la empresa Gestión y Servicios no fue ni contratada por la empresa ni por los sindicatos, sino que ese labor lo hacía Chilena Consolidada. Al referirse a la administración de la estatal, indicó que "me extraña que después de tantos años un empresa como Codelco se venga a dar cuenta de esto". Acuña ya está en contacto con abogados para analizar los próximos pasos por la querella que presentó Codelco en su contra.

Comenta