Codelco propone a sindicatos de Chuqui anticipar la negociación colectiva más importante de 2019

La administración de la estatal invitó ayer a los alrededor de 4500 trabajadores asociados a los seis sindicatos, a tres meses del inicio de la negociación reglada con tres de los seis sindicatos de la operación. La propuesta, cuya respuesta tiene un plazo de diez días, habría sido bien recibida por los trabajadores.


La negociación colectiva más importante del año podría iniciarse en los próximos días. Esto, luego que Codelco invitara ayer a los seis sindicatos de la división Chuquicamata, que aglomeran a alrededor de 4.500 trabajadores, a iniciar una negociación anticipada.

Dicha invitación -que se genera tres meses antes de la fecha estipulada para la negociación reglada con los sindicatos 1, 2 y 3- se da en momentos cruciales para la división, que enfrenta un proceso de transformación a un yacimiento subterráneo, -cuyo primer hundimiento está programado para mayo-, y que además implica la salida de alrededor de 1.500 trabajadores al 2022, de los cuales la mayoría saldrá por causas naturales como la jubilación y el término de contratos a plazo fijo.

“Teniendo presente que la transformación de nuestros procesos resulta indispensable para sostener el negocio y cumplir con las promesas de valor que aseguren la viabilidad de Chuquicamata, con el objetivo de asegurar la empleabilidad de los trabajadores y la sustentabilidad del negocio, les invita a iniciar un proceso de negociación colectiva anticipada 2019”, dice la misiva enviada por el gerente general de la división, Mauricio Barraza, en la que se estipula un plazo de diez días corridos para que los sindicatos den su respuesta. Esta carta fue viralizada ayer entre los trabajadores.

En el documento también se plantean algunas consideraciones para iniciar el diálogo. Entre ellas, que al menos el 35% de los trabajadores (unas 1.575 personas) asociados a los seis sindicatos acepten la propuesta; que el proceso tenga como objetivo único la suscripción de un instrumento colectivo a “libro cerrado” (que implica la mantención de los actuales beneficios), el que incluya, como única excepción, la mejora de cobertura y el no copago de los trabajadores en el seguro de vida; y que las conversaciones se inicien en el transcurso de este mes, culminando en un lapso no superior a dos semanas.

reacciones. Tras conocerse la invitación las reacciones fueron dispares, aunque se cree que la mayoría de los trabajadores estarían dispuestos a dar el sí a la convocatoria, cuya aceptación alcanzaría la venia de entre el 70% y 80% de los trabajadores, según fuentes sindicales.

A través de un comunicado, los sindicatos 1,2 y 3, señalaron que estaban analizando la propuesta con sus equipos jurídicos. Mientras, el presidente del sindicato 3, Rolando Milla, si bien criticó el hecho de que se estableciera el cambio en los seguros de vida como exigencia, indicó que serán las bases las que definirán.

Por su lado, el presidente del Sindicato Minero, Daniel Díaz y el director del sindicato 2, Armando Silva, señalaron que es una buena oportunidad para los trabajadores, de cara al inicio de la operación subterránea en mayo y los despidos paulatinos que dicho proceso involucra.

Seguir leyendo