Comandos se definen ante Presupuesto 2022

Dos lecturas y posiciones generaron entre los equipos económicos de los presidenciables los ejes del Presupuestos2022. Desde las candidaturas de Gabriel Boric y Yasna Provoste criticaron el bajo crecimiento que tendrá la inversión y el monto de libre disposición. Sobre la caída del gasto si bien la esperaban, quieren conocer más detalles para dar una opinión definitiva. Mientras que los representantes de Sebastián Sichel y José Antonio Kast validaron los lineamientos conocidos.




El próximo lunes comenzará formalmente la discusión del proyecto de ley de Presupuesto 2022. La comisión especial mixta de Presupuestos recibirá la exposición del Estado de la Hacienda Pública y el martes el Informe de Finanzas Públicas. En esas exposiciones se conocerán los detalles que esperan los equipos económicos de los candidatos presidenciales para profundizar su análisis. Por ahora, lo que se conoce es que el gasto público caerá un 22,5% en comparación a la ejecución proyectada para este año. Esto en monto significa que se pasará de un gasto de US$ 105.854 millones a uno de US$ 82.135 millones.

Si se compara con la ley aprobada en 2021, hay un alza del gasto del 3,7%. Así, el déficit fiscal estructural pasará del 11,5% al 3,9% del PIB, en un esfuerzo por volver a la senda de consolidación fiscal. Además, contempla recursos de libre disposición para el próximo gobierno por un monto cercano a US$ 700 millones. Y el gasto en inversión subirá un 8,1% frente a un gasto corriente que crece un 2,8%.

Javiera Martínez (Boric): “Revisaremos el Presupuesto en detalle para que se generen holguras”

Javiera Martínez, coordinadora programática de comando de Gabriel Boric.

Javiera Martínez, integrante del equipo económico de Gabriel Boric, sostuvo que si bien se esperaba un ajuste “de acuerdo a la naturaleza transitoria de las medidas asociadas a la pandemia, la caída puede ser algo brusca, por lo que es importante analizar a qué corresponde en específico. Para ello será necesario analizar cada una de las partidas del proyecto de ley de Presupuestos ingresado”.

Martínez comentó que el país necesita implementar cambios para lograr estabilidad social y económica, lo que debe verse reflejado en el Presupuesto 2022. “Vamos a revisar el presupuesto en detalle para que se generen esas holguras”.

Sobre los US$ 700 millones de libre disposición, dijo que “no es suficiente para el total de políticas que se buscan implementar el primer año. El gobierno (que asuma) deberá hacerse cargo de los efectos de la pandemia y los desafíos sociales que Chile enfrenta actualmente, esto requerirá revisar el esquema de gastos. Por eso es tan importante conocer luego el detalle presupuestario”. ¿Y la inversión? “La combinación dependerá de los detalles de los números detrás de estos incrementos, pues la inversión representa el 12% del gasto en la Ley de Presupuestos de 2021, por lo que un incremento del 8,1% puede tener un impacto menor a un incremento del 2,8% del gasto corriente”.

Hernán Frigolett (Provoste): “Esperábamos un crecimiento más potente para la inversión”

Hernan-Frigolett

Desde el comando de la candidata del Nuevo Pacto Social, Yasna Provoste, el economista Hernán Frigolett criticó la fuerte caída que tendrá el gasto público y el bajo crecimiento de la inversión pública. “Es una caída mayor a la que esperábamos. Nuestro escenario consideraba una baja del orden del 17,5% llevando el déficit fiscal estructural al 5% en lugar del 3,9%. Eso nos habría dado más espacio para un mayor crecimiento de la inversión y así reactivar la economía. Es un presupuesto mezquino sobre todo considerando que venimos saliendo de una crisis importante”, sostuvo.

En su análisis menciona que el gasto en inversión debió ser de dos dígitos para ayudar a apuntalar la reactivación que se necesita. “El incrementó debió ser del orden del 12% al 15%. Un presupuesto reactivador de verdad. En nuestra propuesta el énfasis estará en un gasto en inversión mucho más potente”, mencionó. Frigolett mostró reparos en los recursos de libre disposición. “Los US$ 700 millones son los mismos montos que se dejan en un cambio de gobierno de un año normal, pero no estamos en uno normal. No se sabe como seguirá la pandemia. Debió haber sido el doble entre US$ 1.200 millones a US$ 1.400 millones”.

Patricio Rojas (Sichel): “Se iniciará una convergencia del déficit estructural del 0,5% por año”

Patricio Rojas, jefe del equipo económico de Sebastián Sichel, dice que la caída del gasto es un poco mayor a lo que tenían internalizado, pero que está “bastante en línea con lo que se esperaba. El retiro del gasto involucra principalmente los recursos de la pandemia”. Sobre los recursos de libre disposición, a Rojas le pareció “adecuado”. No obstante, el economista subrayó que se debe todavía conocer en detalle el erario fiscal para determinar si hay recursos para hacer frente a algún rebrote de la pandemia y para iniciar un proceso de reactivación.

Sostiene que el nivel de deuda del 35% del PIB es todavía manejable, lo importante es ver el comportamiento hacia mediano plazo. “En la medida que somos capaces de estabilizar las cuentas fiscales y que la deuda tienda a estabilizarse en un plazo acotado, la situación y las clasificadoras nos verán bastante bien”. En este punto, dijo que “la economía tiene capacidad de deuda y margen para llegar a un nivel prudente de 50% hacia fines de la década”. Adelantó que su meta de reducción del déficit fiscal estructural “es de una convergencia pausada del 0,5% por año. Eso hace que podemos llegar a fines de la década a una deuda del 50% del PIB. Esa trayectoria la consideramos factible y se acomoda a nuestro programa de gobierno que tenemos”.

Eduardo Guerrero (Kast): “Se necesita acortar la deuda por sus nefastos efectos en la inflación y el empleo”

Eduardo Guerrero, jefe del equipo económico de José Antonio Kast, valoró el erario fiscal presentado, principalmente porque están de acuerdo “con la necesidad de acotar el crecimiento de la deuda fiscal por sus nefastos efectos en inflación, generación de empleos y encarecimiento de la deuda, por lo que no cambia para nada nuestros planes y valoramos que se transmita ese mensaje”.

Añadió que desde su perspectiva, “las políticas públicas deben apuntar a que la mayor cantidad de chilenos puedan, por sus propios medios, salir adelante, y eso pasa sobre todo por crear más y mejores empleos, además de garantizar barrios y ciudades más seguras e inteligentes. Esto implica estimular con fuerza la inversión y la llegada de capitales desde el exterior para desarrollar los distintos proyectos y obras de infraestructura que el país necesita”.

Con respecto a la inversión pública, dijo que “es muy importante estimular la inversión, pero no basta solo con recursos públicos, el rol de los privados es fundamental para alcanzar la reactivación económica. Necesitamos desarrollar políticas que incentiven el emprendimiento, la innovación, el crecimiento de las pymes y la transformación digital de las empresas”.

c

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.