Comisión del Senado aprobó ceder derechos de agua por 30 años

Senadora Carmen Gloria Aravena

Senadora Carmen Gloria Aravena. FOTO: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO

La instancia mantuvo el límite renovable del derecho, y estableció causales y mayores multas por el no uso.




Hasta tarde se quedaron el miércoles los senadores de la Comisión de Agricultura para terminar de votar la reforma al Código de Aguas que fueron resolviendo por consenso. En el tema más controvertido, como es la concesión de los derechos de agua, se mantuvo lo que venía de la Comisión de Recursos Hídricos porque el Ejecutivo no presentó ninguna indicación para modificarlo, explicó la senadora Carmen Gloria Aravena (independiente en comité RN) quien integra la instancia.

"Este tema no lo votamos, por tanto quedó establecido que los nuevos derechos durarán 30 años, renovables por otro período similar en función de que lo sigan usando" manifestó.

Respecto a las dudas de la Sociedad Nacional de la Agricultura (SNA) en el sentido de que este proyecto no entrega certezas jurídicas, la parlamentaria subrayó que hubo un amplio consenso en que sea la Dirección General de Aguas (DGA) la que renueve el permiso, lo cual podría efectuarse en forma automática o incluso 10 años antes.

"Para ser bien prácticos, los derechos de agua superficiales están entregados casi en un 80%. Pero el articulado deja muy claro que habrá muchas instancias de apelación. Ahora hay que entender que quedó establecido que el recurso es de uso público, y que hoy es un bien escaso".

Asimismo, se aprobó la extinción por no uso de 5 años para los derechos consuntivos (agricultura) y 10 años para los no consuntivos (pesca, hidroeléctricas). "Esto es para los nuevos derechos de agua tanto para los superficiales como los subterráneos. El no uso implicará que no se realizaron las obras de extracción de agua, la bocatoma, la instalación de bombas, o sea que se haya solicitado el agua para un proyecto equis y no se están utilizando", dijo.

Se fijó también la obligación de que todos quienes tengan derechos de agua tendrán que inscribirlos en un plazo de 1 año 6 meses posterior a la promulgación de la Ley.

También se le otorgaron mayores facultades a la DGA para fiscalizar. "Hubo consenso en dar una señal de que la especulación del agua en Chile es algo que tiene que acabar y, efectivamente, hoy día habrá muchas complicaciones para quien no use el agua si es que la solicitó".

Comenta