Competidores de detergentes de Unilever acusan a la firma de reincidir en malas prácticas

11.09.2020 FOTOS TEMATICAS DE VENTA DE DETERGENTES EN CALLE SAN PABLO FOTO: JUAN FARIAS

El fabricante de los detergentes Popeye denunció ante la FNE el supuesto incumplimiento de la transnacional respecto al avenimiento de libre competencia que acordó en el TDLC en 2014. En tanto, la productora Cleaner también estima que la anglo-holandesa “sigue abusando desde su posición de dominio”.




La ropa sucia está lejos de lavarse en casa en la industria de detergentes. En los últimos días Pulso dio a conocer la disputa comercial que mantiene la firma anglo-holandesa multiproductos con la distribuidora mayorista La Caserita, donde entre ambas -que tienen una relación comercial hace casi 40 años- se exigen pagos que totalizan unos $4 mil millones resultantes de interpretaciones de facturas no enmarcadas en acuerdos por escrito, sino de palabra o a través de medios más informales.

La Caserita responsabilizó a Unilever de fijarles precios y volúmenes. La distribuidora, que tuvo cita con la Fiscalía Nacional Económica (FNE) la semana pasada y que estudia interponer una demanda por libre competencia, indicó que la disputa con la multinacional los tiene al borde de un proceso reorganización.

La disputa comercial de Unilever que es seguida por la Fiscalía Nacional Económica
Importante alza de detergentes informales: ya suman el 50% del mercado en volumen

Cristóbal Rivas-Struque, socio de La Caserita, indicó a Pulso que “Unilever tiene una posición dominante en el mercado y a partir de esto, nos imponen sus condiciones comerciales. Dada esa posición, no podemos no vender Unilever. Ellos nos dan las condiciones y hacen cosas que atentan contra la libre competencia, como fijarnos los precios de compra y venta de sus productos, incluso vendiendo a pérdida”.

Esta disputa resonó fuerte en estos días en la industria de detergentes, tanto así que esta semana Miguel Maritano Industria de Jabones, fabricante de la marca Popeye, ingresó un escrito de denuncia contra Unilever en la FNE, que se adjuntaron a la causa investigativa que ya abrió el organismo antimonopolios contra la multinacional en 2019.

En el documento entregado a la FNE, Pablo Maritano, director de la denunciante, acusa “incumplimiento permanente” de Unilever al avenimiento que firmó en 2014 ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC), donde se comprometió a terminar con las prácticas anticompetitivas en los canales mayorista y supermercadista, además de repartir alrededor de US$5 millones entre todos los denunciantes.

En concreto, Maritano enumera que “La Caserita era un rehén de Unilever, al operar con un sistema de precios de compra irreales”, donde “no es normal comprar y vender a pérdida permanentemente”. Además, resalta en su escrito que “Unilever opera un sistema paralelo al oficial o formal, que La Caserita llama extra pacto, el cual es de origen informal y verbal vía ejecutivos de Uniliver, que tiene por finalidad dar cabida a estos pagos y malas prácticas”. Por ello, el empresario tilda a la firma multiproducto de “reincidente” en este proceso de libre competencia.

Con todo, Maritano dice que Unilever intenta “mantener a cualquier costo su posición de privilegio, que supera el 50% de participación de mercado, para controlar el mercado de detergentes para lavar ropa, en todas las categorías, formatos y canales”. Por lo anterior, sostiene que mediante su denuncia le pide a la FNE que investigue a Unilever, sus ejecutivos y exejecutivos, que cite a las empresas afectadas y que “de ser procedente, interponga un requerimiento al TDLC contra Unilever por incumplir el acuerdo”.

Maritano no está solo en sus acusaciones. En la empresa Cleaner, que tiene a la marca de detergentes Bio Frescura como buque insignia, su gerente general, Pedro Pablo Vicente, indica a Pulso que “en 2018 llevamos muchos nuevos antecedentes a la FNE sobre la forma en que Unilever, a pesar del acuerdo, seguía abusando de su posición de dominio”. Detalla que en esa ocasión señalaron que la transnacional “llenaba las bodegas de mayoristas, incluso pagándoles bodegas adicionales para sobrestockear al cliente con meses de mercadería, que seguían incentivando con premios y descuentos encubiertos o extra pacto, cuyo resultado era excluir a los competidores dentro del mix de los clientes”.

A juicio de Vicente, “con la contrademanda de La Caserita a Unilever queda expresado, formalmente por un protagonista, que estas denuncias son absolutamente fidedignas”.

Participaciones

Según la FNE en su requerimiento al TDLC de 2013, Unilever tenía entonces una participación de mercado en valor del 80% al 85% en el canal tradicional (ferias y mayoristas) y de 68% a 72% en supermercados.

Sin embargo, según la consultora Kantar, al cierre del primer semestre Unilever exhibía 58% de participación en valor en el canal supermercadista, seguido de Procter & Gamble (17%), Cleaner (9%), marcas propias de los supermercados (6%), Maritano y Laboratorios Ballerina con 3% cada uno.

En tanto, en el canal mayorista Unilever mostró a junio una participación de mercado de 22%, lejana al 46% de las marcas informales que han proliferado en el último tiempo. Tras la multinacional, está Cleaner con 15%, Procter & Gamble (13%), Maritano y Laboratorios Ballerina con 2% cada uno.

Dentro de las obligaciones y compromisos de Unilever en el acuerdo conciliatorio por el caso Detergentes en 2014, es que se hizo extensivo para la comercialización y distribución de todas las categorías de productos fabricados, importados o comercializados por Unilever en Chile, en las que su participación en las ventas de la categoría a nivel nacional, medida en valor, sea igual o superior a: “1. 60%, sin consideración a la participación de mercado de otros participantes. Siendo inferior a dicho porcentaje y superior al 50%, se aplicará este último umbral siempre que el segundo participante del mercado tenga menos de la mitad de la participación de mercado de Unilever Chile. Esta regla se aplicará para todas las categorías de productos, con excepción de detergentes. 2. 60%, sin consideración a la participación de mercado de otros participantes. Siendo inferior a dicho porcentaje y superior al 50%, se aplicará este último umbral siempre que el segundo participante del mercado tenga menos del 30% de participación de mercado. Esta regla se aplicará exclusivamente para la categoría detergentes”.

Con este telón de fondo y a la luz de sus menor participación de mercado respecto a 2013, según una parte de un documento enviado por Unilever a la FNE al cual tuvo acceso Pulso, en agosto pasado la transnacional le pidió a la fiscalía actualizar su propuesta de categorías relevantes que se ciñan al avenimiento de 2014. Allí la empresa pidió excluir del canal mayorista a detergentes, suavizantes, lavalozas, desodorantes y jabones de tocador como categoría relevante que se incluya en el acuerdo de libre competencia.

Según el acuerdo conciliatorio firmado por Unilever en 2014, “la empresa tiene la obligación legal de informar anualmente a la FNE las categorías relevantes que serán consideradas para el año siguiente, en base a estudios hechos por las consultoras Kantar o Nielsen”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.