Confianza de los consumidores retrocede en febrero, pero visión del mercado laboral está en su mejor nivel en ocho años

Actividad económica registró crecimiento de 6,9% en abril impulsada por servicios y comercio

El Índice de Percepción del Consumidor (Ipeco) de la Universidad del Desarrollo, experimentó una caída de 8,2 puntos respecto al mes previo, pero la percepción sobre la situación del empleo registró un fuerte aumento.




La confianza de los consumidores sigue en sus niveles más altos en años, a medida que la economía continúa recuperándose en el país, impulsando también el mercado laboral.

Así lo muestra el último Índice de Percepción del Consumidor (Ipeco), elaborado por el Centro de Estudios en Economía y Negocios de la Universidad del Desarrollo (UDD), el cual arroja que en febrero la confianza de los consumidores tuvo un aumento de 17,1 puntos respecto al mismo mes de 2021, llegando a 103,95 puntos (en índice con base 100 en 2001), gracias a la fuerte mejora de la visión sobre la situación económica y el mercado laboral actual y también futura.

En relación a enero, sin embargo, el índice registró una baja de 8,2 puntos, particularmente por un retroceso de la visión sobre el futuro, la que había anotado en enero su mejor resultado en casi cuatro años.

Tal como los meses anteriores, el nivel del Ipeco se enmarca en la fuerte recuperación económica que ha experimentado el país este año, además de los mejores datos del mercado laboral. Las noticias económicas vigentes durante el mes fueron mixtas para la confianza de los consumidores. El Imacec de diciembre aumentó un 10,1% en doce meses. Por otro lado, el Índice de Actividad del Comercio (IAC) disminuyó un 20,4% en enero, con lo que sumó un aumento de 12,0% en doce meses. No obstante, las noticias por el lado de la inflación fueron adversas, con el IPC de enero aumentando un 1,2%, con lo que acumula un crecimiento de 7,7% en doce meses. Ese dato de inflación del primer mes del año fue el doble de lo que los expertos estaban esperando.

Y, entre los factores que determinan los ingresos de los hogares, la tasa de desempleo aumentó a 7,3% en el trimestre terminado en enero, mientras que el índice real de remuneraciones de diciembre aumentó un 0,4% durante el mes, acumulando un retroceso de 0,4% en un año.

Detalles del indicador

De acuerdo al informe, respecto del mes inmediatamente anterior, la percepción del presente aumentó marginalmente 2 puntos, hasta 152,8 puntos. Con esto, llega al segundo nivel más alto desde abril de 2018 -el peak fue en diciembre, con 157,5-, dando cuenta de que la confianza en la actualidad sigue siendo positiva.

El avance mensual del indicador coyuntural se debió a la fuerte alza de la percepción del desempleo actual (la visión sobre el mercado del trabajo), que subió 25,5 puntos en relación a enero, con lo que llegó a una marca de 254,4 puntos, pasando de moderadamente optimista a optimista, en la clasificación del Ipeco. Este es el mejor nivel de percepción sobre el mercado laboral desde febrero de 2014, es decir, exactos ocho años.

En tanto, el otro indicador coyuntural, el de la percepción de la situación económica actual anotó una baja de 9,2 (hasta 105,9), pasando de lde neutral a levemente pesimista. Esta es la segunda baja consecutiva de esta variable.

En tanto, el Índice de Expectativas cayó 12 puntos respecto a diciembre, hasta 86,4 puntos, su nivel más bajo desde noviembre pasado. Su indicador sobre la percepción de la situación económica futura cayó 13,2 puntos (hasta 77,5), pasando de de moderadamente pesimista a pesimista. Mientras, la percepción del desempleo futuro retrocedió 21 puntos (a 113,6), bajando de moderadamente optimista a neutral.

Finalmente, la percepción de los ingresos futuros también cayó 5 puntos (a 77,9), retrocediendo de de moderadamente pesimista a pesimista. Esto, en un contexto de percepción de mayor inflación hacia adelante y el término de ayudas como el IFE universal.

Por estrato socioeconómico, los grupos altos y medios mostraron caídas, principalmente el ABC1, que retrocedió 24 puntos hasta 103,8. En tanto, el C3 cayó 6,8 y se ubicó en 107,2 puntos, siendo el estrato más optimista. En tanto, el grupo D subió 2,7 puntos, hasta 107,0 y el E no registró variación, quedando en 82,3, manteniéndose como el más pesimista.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.