Congreso despacha a Ley proyecto que sanciona pesca ilegal en ríos y lagos

4999358841_45c4145c40_b.jpg

La iniciativa se hace cargo de las prácticas ilícitas de personas que, fingiendo ejercer la pesca recreativa, usan redes u otros elementos prohibidos para capturar salmón chinook, entre otras especies.




Castigar con mayor severidad a quienes ejercen la pesca ilegal en ríos y lagos es uno de los objetivos de un proyecto que fue despachado a ley por el Congreso este jueves, tras ser aprobado de manera unánime en el Senado.

La iniciativa se hace cargo de las prácticas ilícitas de personas que, fingiendo ejercer la pesca recreativa, usan redes u otros elementos prohibidos para capturar salmón chinook, entre otras especies.

“La protección de los recursos y los ecosistemas asociados es prioritaria. Esta nueva ley va precisamente en esa dirección, al proteger la verdadera pesca recreativa y sancionar con mayor energía prácticas perjudiciales e ilegales, como el uso de redes de pesca en ríos y lagos. Con esta ley decimos claramente: ¡No a la pesca furtiva!”, afirmó la subsecretaria de Pesca y Acuicultura, Alicia Gallardo Lagno, tras la votación en el Senado.

La norma se originó en una moción del diputado Sebastián Álvarez, de La Araucanía, cuyo foco estaba puesto en combatir la pesca furtiva en ríos y lagos, para cautelar la auténtica pesca recreativa.

Mayores sanciones

La nueva norma equipara las prácticas ilícitas en este plano con las contempladas en la Ley General de Pesca y Acuicultura, de modo de elevar las sanciones contra los responsables.

Así, la disposición despachada por el Congreso establece explícitamente que el uso de “artes masivos” (redes o similares) no forma parte de la pesca recreativa, y advierte que el foco de la fiscalización debe centrarse en la salvaguarda de los recursos hidrobiológicos y los ecosistemas asociados.

Adicionalmente y entre otros puntos, esta Ley eleva la sanción en dinero para las infracciones gravísimas; contempla la posibilidad de amonestar las faltas menores, y rebajar multas, cuando corresponda; y endurece el castigo para quienes empleen explosivos u otros sistemas dañinos para los recursos y su entorno.

La fiscalización de la pesca recreativa está a cargo del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura, la Autoridad Marítima y Carabineros de Chile, así como de guardaparques de Conaf, inspectores municipales e inspectores ad honorem debidamente acreditados.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.