Coordinador Eléctrico sobre eventual salida de Ventanas 1: “No observamos impactos negativos en el abastecimiento”

central-ventanas

El organismo estudia los efectos de la solicitud de AES Andes a la CNE para sacar del Estado de Reserva Estratégica a la más antigua de las cuatro unidades de su complejo termoeléctrico, a fin de cerrarla definitivamente. La unidad 2 entrará a Reserva en septiembre y las otras dos dejarían de operar en 2025.




Si bien el Coordinador Eléctrico Nacional está realizando los estudios técnicos pertinentes y tiene plazo hasta la primera semana de julio para entregar el informe de seguridad del sistema a la Comisión Nacional de Energía (CNE), a fin de que esta resuelva sobre la solicitud de cierre definitivo de la Unidad 1 de la Central Ventanas por parte de AES Chile, adelantó a Pulso que: “no observamos impactos negativos en el abastecimiento asociados a la salida de dicha unidad, por cuanto la central no se encontraba operando en los últimos meses”. A raíz de la crisis hídrica, en agosto del año pasado se le pidió estar preparada para generar, pero finalmente no se ha requerido su operación.

Ventanas es un complejo termoeléctrico integrado por cuatro centrales carboneras que suman una capacidad instalada de 861,2 MW, ubicadas en la localidad de Las Ventanas, en la Región de Valparaíso, construidas entre 1964 y 2013.

El CEO de AES Chile, Javier Dib, solicitó el 16 de junio formalmente el retiro, desconexión y cese de operaciones de la dicha unidad −la única en Estado de Reserva a la fecha− a partir del 30 de junio, con la exención del plazo de 24 meses para informar, argumentando que la decisión obedece al compromiso de AES Andes con los objetivos de descarbonización de la matriz energética de Chile. Dicha unidad se mantiene paralizada y en Estado de Reserva Estratégica desde el 29 de diciembre de 2020, autorizada por el Coordinador Eléctrico Nacional. Tiene una capacidad instalada de 114,2 MW y se conecta al Sistema Eléctrico Nacional en la subestación Ventanas, de 220 kV.

Expertos del sector creen que el anuncio del cierre de la Fundición Ventanas obviamente acelerará el plan de salida definitivo de las unidades del complejo termoeléctrico Ventanas, conformado por cuatro unidades carboneras, y que probablemente se descarte el paso intermedio del Estado de Reserva. Estiman que si les autorizan este cierre pronto harán lo mismo con Ventanas 2, la segunda unidad más antigua del complejo, fundada en 1977 y con una capacidad de 208 MW. “Respecto a una eventual salida de la central Ventanas II, es una decisión exclusiva de sus propietarios”, respondió el Coordinador Eléctrico a Pulso.

Las dos unidades más antiguas ya no están funcionando.

Sin embargo, una exautoridad plantea que “en un país con las condiciones de sequía de Chile, y considerando los altos precios actuales de los combustibles, no tiene ningún sentido práctico prescindir del Estado de Reserva, que permite cerrar las centrales, pero dejarlas como seguro por un tiempo”. Y agrega: “Si la reserva es un seguro que remuneran las empresas del sistema, ¿para qué prescindir de él?”.

Acuerdos de Descarbonización

En junio del 2019, AES Andes (ex AES Gener), Enel, Engie, Colbún y el Ministerio de Energía firmaron acuerdos para la desconexión y cese de operaciones de sus unidades de carbón. En ellos definieron las reglas para el retiro gradual, mitigando posibles impactos adversos al sistema. AES Andes incluyó entonces en el plan a las unidades Ventanas 1 y 2.

La concreción de estos acuerdos se materializó con la publicación de un decreto supremo en diciembre de 2020 que creó el “Estado Operativo de Reserva Estratégica” (ERE), que permite retirar del despacho habitual de energía a centrales acogidas a este estado, quedando dispuestas para condiciones de afectación sistémicas, con un aviso previo de 60 días corridos.

Ventanas 1 fue autorizada por el Coordinador Eléctrico Nacional a acogerse a este nuevo estado operativo el 29 de diciembre de 2020, mientras la transición a ERE de la unidad Ventanas 2 fue aprobada a partir de septiembre de 2022, condicionada al desarrollo de las obras del proyecto “Ampliación en S/E Agua Santa”.

El 6 de julio de 2021 AES Andes, mediante una adenda al acuerdo de junio de 2019, puso a disposición de la autoridad el retiro anticipado de la Central Angamos en Mejillones y de las Unidades 3 y 4 del Complejo Ventanas (todas suman 1.097 MW) −localizadas en Puchuncaví −a partir del 1 de enero 2025, “tan pronto la seguridad, suficiencia y economía del sistema así lo permita”, lo que deberá ser evaluado por las autoridades del sector. Pero ya en diciembre del año anterior la propia empresa advirtió que la salida de Ventanas 3 y 4, que están muy cerca de la zona de concentración de la demanda, solo podría concretarse cuando la línea de transmisión Kimal-Lo Aguirre esté completamente operativa.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.