Del dicho a la acción: urgencia medioambiental

Reciclar, conchas, tejas, ropa, vestuario, plástico, construcción, reusar, reutilizar, sustentabilidad, medioambiente, arquitectura, energía limpia, desechos, urban spark, chaia, vuelvo material,

"Abordar el impacto medioambiental en forma transversal y ponerlo dentro de la estrategia de negocios, permitirá ir midiendo el estado de avance y tomar decisiones oportunas dentro de las empresas".




Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) fueron adoptados por los estados miembros de las Naciones Unidas el 2015 como parte de la Agenda 2030. El ODS 13, Acción por el Clima, aborda los dramáticos efectos del cambio climático a nivel mundial. Frente a esta emergencia Chile se propuso como objetivo ser carbono neutral para el 2050, lo cual implica importantes desafíos y oportunidades.

Recientemente el reporte del IPCC, grupo intergubernamental de expertos sobre el Cambio Climático, señaló que existe una irreversibilidad del cambio climático respaldada en términos científicos. Este reporte marca un antes y un después, dado que hoy tenemos que tomar acciones concretas, y no es que antes no tuviéramos que hacerlo, pero dentro de los mayores desafíos está el darle un real sentido de urgencia y no quedarnos solo en planes. Para ello se requiere de un trabajo colaborativo, que logre movilizar y articular a empresas, Estado, gremios, academia y la sociedad civil, representando así una mayor probabilidad de éxito.

Una forma de avanzar desde las empresas es mediante la adhesión a Acuerdos de Producción Limpia (APL) liderados por diferentes gremios y/o adicionalmente por medio del uso de plataformas, que permitan tener una medición periódica del impacto medioambiental y definir metas de reducción y/o mitigación del cambio climático.

Por el lado de la reportería, la CMF lanzó la NCG 461 que exigirá realizar un reporte integrado a partir del 2023, lo que implicará reportar métricas de acuerdo con el sector industrial basadas en el estándar SASB, siendo obligatorio incorporar las materias de sostenibilidad. Otro tema es que las empresas pueden acceder a herramientas de financiamiento sostenible (ESG, por sus siglas en inglés, medioambiental, social y gobierno corporativo), basados en compromisos de reducción y mitigación de su impacto medioambiental, lo que significa una motivación per se.

De este modo, abordar el impacto medioambiental en forma transversal y ponerlo dentro de la estrategia de negocios, permitirá ir midiendo el estado de avance y tomar decisiones oportunas dentro de las empresas. En Empresas Iansa estamos trabajando desde hace un par de años en tres áreas de acción concretas respecto al impacto medioambiental, las emisiones GEI, el cuidado del recurso hídrico, y la revalorización de residuos.

Las empresas tenemos una gran responsabilidad y una oportunidad única para que los efectos de nuestras operaciones en el cambio climático sean parte real dentro de las decisiones y de la agenda corporativa, promoviendo una lógica de triple impacto en los negocios. El futuro es hoy.

Por Vivian Budinich

Gerenta Corporativa de Marketing y Sostenibilidad de Empresas Iansa

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Habitantes de la playa de Pingtan, el lugar más cercano de China a Taiwán, expresaron sus esperanzas de ver la unificación pero de manera pacífica, luego de que aumentaran las tensiones tras la visita de Nancy Pelosi a la isla.