Comienza la Ley REP: el 90% de los neumáticos convencionales deben reciclarse al 2030

La normativa es la primera de los seis “productos prioritarios” que contempla la ley de reciclaje. Los fabricantes tienen hasta el 2023 para desarrollar un sistema de gestión y, desde ahora, deberán informar el ingreso de neumáticos al país.




Desde el 2023, las empresas que importan neumáticos deberán reciclar el 25% de los neumáticos y recolectar el 50%. Así lo define la ley de Responsabilidad Extendida del Productor (REP), cuyo primer decreto será publicado mañana en el diario oficial. Este porcentaje va subiendo gradualmente hasta llegar a un 90% de reciclaje de neumáticos al 2030 (100% en el caso de los neumáticos mineros).

El decreto, que fija metas de recolección y valorización para los neumáticos, es el primero que entra en vigencia, de un total de seis “productos prioritarios”. Los otros son: pilas, aceites lubricantes, artículos eléctricos y electrodomésticos, baterías y envases y embalajes.

Consejo de Ministros aprueba decreto que fija metas de reciclaje a las empresas

Con esto se da el vamos definitivo a la denominada Ley REP, que espera marcar un antes y un después con respecto a una política sustentable en el país, luego de varios años desde que propuesta. Para hacerse una idea, en Chile se consumen, anualmente, alrededor de 6,6 millones de neumáticos, los que corresponden a cerca de 180 mil toneladas.

Considerando el desgaste por el uso, la generación anual de residuos de neumáticos se estima que bordea las 140 mil toneladas, equivalente al volumen del cerro Santa Lucía.

De esas toneladas, sólo un 17%, aproximadamente, se maneja de forma ambientalmente racional. Del porcentaje restante, una fracción termina siendo depositado de forma ilegal en basurales y vertederos clandestinos, desconociéndose con exactitud el destino de una gran mayoría de residuos de neumáticos.

Los detalles

La responsabilidad extendida del productor será aplicable a las empresas que introduzcan neumáticos en el mercado nacional. El decreto establece la obligación de que estas empresas –agrupadas en un sistema de gestión- organicen y financien la recolección de los neumáticos fuera de uso en todo territorio nacional, así como su almacenamiento, transporte tratamiento en conformidad con la normativa vigente.

Con respecto a esto último, Daniel Rojas, gerente general de la Asociación de Recauchadores y renovadores de neumáticos de Chile (Arnec) indica que están conversando con los importadores al respecto. “En un principio puede ser un sistema colectivo” y agrega: “El sector de recauchaje se ha preparado mucho tiempo para esto a través de un APL y la creación de una norma de procesos de recauchaje”.

Si bien la exigencia de reciclaje comienza a partir del 2023, desde mañana, los productores deben cumplir con otras obligaciones, por ejemplo, informar sobre el ingreso de neumáticos a Chile.

Por otro lado, para asegurar que todas las regiones del país se vean beneficiadas por la regulación, el decreto establece que en la Región Metropolitana exista una recolección mínima de neumáticos correspondiente al 15,3%.

Se establecen dos categorías de neumáticos afectos a la regulación REP:

Categoría A: Son los neumáticos más comunes. Técnicamente, incluye a los neumáticos que tengan un aro inferior a 57 pulgadas, con excepción los que tengan un aro igual a 45 pulgadas, a 49 pulgadas y a 51 pulgadas.

Categoría B: Los neumáticos mineros. Técnicamente, incluye neumáticos que tengan un aro igual a 45 pulgadas, a 49 pulgadas, a 51 pulgadas y aros iguales o mayores a 57 pulgadas.

Lo que viene

De los seis productos prioritarios de la REP, el más adelantado (luego de neumáticos) es Envases y Embalajes, cuyo decreto se encuentra en toma de razón por parte de la Contraloría General de la República. Los otros cuatro aún están en proceso de redacción de reglamentos.

reciclaje

Según Carolina Schmidt, ministra del Medio Ambiente, “Como gobierno continuamos con el trabajo en los otros decretos establecidos por la ley REP y una profunda agenda que busca transformarnos en un Chile circular sin basura, que nos permite transitar desde la economía lineal, creadora de basura, a una circular en la que los materiales se aprovechan, impulsando el desarrollo sustentable, inclusivo y resiliente al clima”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.