El BCE se ajusta al libreto y decide mantener la política monetaria pese al rebrote del coronavirus

FILE PHOTO: European Central Bank (ECB) President Christine Lagarde gestures as she addresses a news conference on the outcome of the meeting of the Governing Council, in Frankfurt, Germany, March 12, 2020. REUTERS/Kai Pfaffenbach/File Photo

El emisor europeo, además, dejó sin cambios el despliegue de medidas que decidió activar en marzo, en el estallido de la pandemia.




En su reunión de política monetaria, el Banco Central Europeo (BCE) acordó mantener una vez más la tasa de interés en 0,00%, ajustándose así a las expectativas del mercado y los expertos.

Además, la entidad dirigida por Christine Lagarde mantuvo en -0,50% la tasa de facilidad de depósito, mientras que el tipo de facilidad marginal de crédito en permanece en 0,25%.

El emisor europeo, además, dejó sin cambios el despliegue de medidas que decidió activar en marzo, en el estallido de la pandemia, y que tiene como protagonista al plan extraordinario de compras, de una magnitud y flexibilidad sin precedentes.

¿Ya pasó lo peor para la economía? Lagarde piensa que sí, pero advierte que la recuperación será “compleja”
Presidenta del Banco Central Europeo: la UE necesita un acuerdo financiero ambicioso en lugar de uno rápido

Dicho programa se mantiene en los 1,35 billones de euros acordados en junio, de los que ya se han empleado más de 600.000 millones. Su duración será hasta al menos junio de 2021 y los vencimientos se reinvertirán hasta al menos finales de 2022, informó CincoDías.

Pero la segunda oleada de la pandemia y las sucesivas restricciones a la actividad, incluso los confinamientos aprobados en países como Francia (aunque de carácter más leve que en marzo), prometen hacer descarrilar la recuperación económica que se auguraba para final de año. En su actualización de previsiones lanzada en septiembre, el BCE mejoró su pronóstico del PIB para la zona euro de una caída del 8,7% al 8%, con un alza del crecimiento del 5% en 2021, estimaciones que la situación actual vuelve a poner en cuestión.

“El escenario base de nuestras previsiones no puede darse por hecho y la posibilidad de una doble recesión no puede descartarse aún, dado que las nuevas restricciones implementadas a lo largo de la zona euro ante el aumento de casos de Covid-19 elevarán de nuevo la incertidumbre para los hogares, las empresas y los bancos”, ha reconocido hoy Kerstin af Jochnick, miembro del Consejo de Supervisión del BCE.

Junto al plan extraordinario antipandemia, el BCE mantiene las compras de deuda soberana por 20.000 millones de euros y la dotación extraordinaria a este programa de 120.000 millones de euros adicionales hasta final de año, además de las constantes líneas de liquidez a la banca, incluidas las TLTRO, condicionadas a la concesión de crédito, con una bonificación del 1% para las entidades receptoras. Los tipos de referencia continúan en el 0% y la facilidad de depósito, en el -0,5%.

La cita de diciembre es vista como el momento en que el BCE volverá a actuar, con un incremento del plan de compras antipandemia de entre 400.000 y 600.000 millones de euros, según las estimaciones de los expertos, y su prolongación hasta finales del próximo año. El BCE anunciará en diciembre la actualización de sus previsiones económicas, que ya incluirán por primera vez las de 2023, y ya habrá tenido ocasión de calibrar, además del impacto económico de la segunda ola, el efecto de otras incertidumbres como el resultado electoral en EE UU o las negociaciones sobre el Brexit.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.