Banco Central Europeo mantiene las tasas de interés en mínimos históricos en medio de crisis del coronavirus

Banco Central Europeo mantiene las tasas de interés en mínimos históricos en medio de crisis del coronavirus

Asimismo la entidad manifestó su preocupación por la fortaleza del euro.




Tal como esperaban los mercados el Banco Central Europeo decidió este jueves mantener las tasas de interés en un mínimo histórico en medio del fuerte impacto que ha tenido la crisis del coronavirus en la economía del bloque.

Asimismo la entidad mantuvo intacto su programa especial de compra de activos para enfrentar la pandemia, el que se mantendrá al menos hasta mediados del próximo año.

“El Consejo de gobierno sigue estando dispuesto a ajustar todos sus instrumentos, según proceda, para garantizar que la inflación se acerque a su objetivo de manera sostenida”, señaló el BCE en su comunicado..

Preocupación por el euro y la inflación

En la conferencia de prensa posterior a la reunión de política monetaria la presidenta del BCE se refirió a las preocupaciones de los mercados por la fuerte apreciación que ha tenido el euro y su impacto en la inflación.

En este sentido sostuvo que el efecto del fortalecimiento de la divisa fue parte del análisis del Consejo.

“Nuestro mandato es la estabilidad de precios y claramente el nivel de apreciación del euro ejerce una apreciación negativa en los precios, tenemos que observar de cerca y con cuidado este tema”, afirmó.

Esto último en un contexto en el que la inflación en la zona euro anotó un descenso de 0,2% en agosto, anotando su primera caída en 4 años.

Lagarde dijo además que la entidad está revisando sus objetivos para la inflación, entre otras metas de política monetaria las que serán dadas a conocer el próximo año.

Incertidumbre económica

En tanto, en su actualización de proyecciones económicas el BCE señaló que espera que este año la economía de la zona euro registre una contracción de 8%, frente al descenso de 8,7% previsto en junio.

Sin embargo, para el próximo año redujo sus estimaciones desde el aumento de 5,2% proyectado en junio a una expansión de 5%, en un escenario de alta incertidumbre.

“La fuerza de la recuperación sigue rodeada de una incertidumbre significativa, ya que sigue dependiendo en gran medida de la evolución futura de la pandemia y del éxito de las políticas de contención”, aseveró.

Por ello, indicó que el BCE sigue preparado para implementar nuevas medidas.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.