Caída del consumo chino, la situación rusa y el cierre de hoteles y restaurantes: el difícil 2020 para la industria salmonera

La acuicultura está inmersa en un ambiente de preocupación, con una demanda cayendo abruptamente por el Covid-19. Sin embargo, el presidente de SalmonChile es optimista y prevé que en 2021 habrán importantes mejoras. La misma visión la tienen los máximos ejecutivos de dos importantes empresas del sector.




La industria salmonera ha logrado mantener a raya el número de contagios por Covid-19 en sus faenas. Un logro importante para el sector. Pero las cuentas alegres por ese lado, contrastan con lo ocurrido a nivel comercial, con una demanda cayendo en los principales mercados, lo que ha hecho que los precios bajen fuertemente, poniendo en riesgo la rentabilidad del sector.

“Ha sido un año tremendamente difícil, porque nos hemos visto enfrentados a una condición inédita que fue esta pandemia. Afortunadamente la industria ha logrado operar, lo cual ha permitido de que el impacto en las regiones salmoneras desde el punto de vista económico, haya sido mucho menor. No han existido despidos, lo que nos tiene contentos, y hemos operado cerca de lo que es la normalidad”, sostuvo el presidente de SalmonChile, Arturo Clement.

Pero ha sido la demanda de salmón a nivel mundial la que se ha visto afectada. Y es que un importante segmento al que Chile le vende salmón es a los restaurantes y hoteles, que prácticamente no abrieron este año en gran parte de mundo. Esto ha llevado a que haya cierto reordenamiento en la participación de mercado de países a los que Chile exporta.

Uno de los fenómenos más visibles fue la caída en el consumo de China, luego que en ese país se sospechara de la existencia de virus en bandejas de salmón, Aunque estudios descartaron tal opción, igual se generó temor en la población respecto al alimento.

Rusia también fue foco de preocupación, luego que se cerraran las puertas a salmón chileno previo a la llegada del Covid-19, situación que aún no se resuelve. Otro país al que también Chile tuvo que restringir su acceso fue Brasil, lo que se explica por el menor consumo en restaurantes y hoteles. No así, Estados Unidos, que fue uno de los mercados al que Chile acudió en mayor medida, pues hay menos restricciones en los ciudadanos.

El presidente de SalmonChile informó que Estados Unidos pasó de una participación de mercado de 35% a 41% respecto al año pasado, Japón se ha mantenido en 20% Brasil cayó de 12% a 9%, Rusia bajó también su participación de 7% a 5,5% y en esa misma línea, China descendió del 6% a 4%.

Esto también trajo una importante caída en los precios, que SalmonChile estima en promedio de 30% comparado con 2019.

“El mayor impacto lo hemos tenido en nuestros mercados. Afortunadamente la industria venía de una situación financiera muy sólida y ha podido soportar la situación, pero la mayoría de las empresas este año van a tener pérdidas”, aseguró Clement.

Mirada desde la industria

Dos de los más importantes players a nivel nacional de la industria salmonera conversaron con PULSO dando su visión sobre la actual situación y los impactos que deja el Covid-19 en sus empresas. Se trata de Salmones Camanchaca y Cermaq. Sus gerentes generales, Ricardo García y Steven Rafferty, respectivamente, coincidieron en que se trata de un complejo año en el que se han visto golpeados principalmente por la caída de los precios.

“El año va a mostrar cifras muy inferiores al año anterior, porque la demanda en el mundo está más débil, particularmente lo que es el consumo en restaurantes y hoteles. Eso ha hecho que los precios estén muy por debajo en comparación a un año atrás”, sostuvo García.

En esa misma línea, Rafferty agregó que “ha sido un año también muy difícil para Cermaq por la baja en los precios. Pero tengo confianza de que nos vamos a recuperar en el corto plazo, porque la demanda en los supermercado está excelente, entonces a medida que vayamos saliendo de la pandemia, el mercado va a recuperarse rápidamente”.

Sin embargo, se rescata la estrategia que han llevado para mantener la continuidad operacional y sus trabajadores. Otro de los puntos que también analizaron y miran desde cerca es un posible proceso para hacer una nueva Constitución, lo que les trae incertidumbre para sus futuras inversiones. “Genera un poco de incertidumbre una posible nueva Constitución. A esto se le suma a que Chile ha tenido un año muy difícil”.

Pese al complejo año, tanto desde el gremio como de ambas compañías se prevé una pronta recuperación (2021) y que tiene relación con que el próximo año Chile tendrá menos oferta (por las siembras) y eso elevaría el precio.

En paralelo, SalmonChile ha venido trabajando con autoridades regulatorias en una serie de propuestas de modificaciones a la normativa sanitaria (ver nota relacionada).

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.