El fin del conflicto entre los accionistas de Citröen Chile

El acuerdo entre los socios fue formalizado en tribunales tras una medicación de la Corte Suprema. Según trascendió, los accionistas minoritarios recibirán el producto de la venta de un terreno en La Dehesa cuyo avalúo comercial se acerca a los $ 3.000 millones.


Hace unos días, las familias que ostentaron el control de Citroën Chile durante casi 40 años pusieron fin definitivamente a su relación comercial.

El viernes 15 de julio, la viuda de Alfredo Concha, Ana María Larraín Cruz, junto a sus hijos Ana María, Macarena y Alfredo Concha Larraín, y Rafael Valdés Guilisasti, detallaron en la Corte Suprema el acuerdo que finaliza una antigua disputa con Fernán Gazmuri y Patricio Camus por la compañía.

El quiebre de los socios de empresas Euroholding se formalizó el 26 de octubre de 2018, cuando accionistas minoritarios de Inversiones Eurodos Limitada, reunidos en Inversiones Don Alfredo S.A. e Inversiones VG Limitada, activaron gestiones para sellar su salida de la sociedad y solicitaron su disolución. Esto tras poner fin a un litigio arbitral en la otra sociedad del grupo: Eurofrance, unidad que concentra el negocio operativo de la compañía, que es la importación y venta de automóviles de la francesa Citroën en Chile.

El acuerdo quedó detallando ante el Notario de San Miguel Jorge Reyes Bessone, cuyo escrito consta en el expediente público de la Corte Suprema. Ello ya que el conflicto entre los accionistas minoritarios y mayoritarios en Eurodos siguió escalando en tribunales ordinarios tras un proceso de arbitraje que encabezó al juez árbitro, Raúl Tavolari.

El escrito consignó que Fernan Gazmuri y Patricio Camus -representados por José Miguel Gana de Gana & Gálvez Abogados- manifestaron su intenciones de no persistir con el recurso de queja presentado el 8 de mayo de 2021 en contra de ministros Fernando Carreño, Guillermo de la Barra y de la abogada integrante Carolina Coppo Diez, todos integrantes de la Novena Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago.

“Las demandadas aceptan, expresa, pura y simplemente los desistimientos de las demandantes y recurrentes. Como consecuencia de lo anterior, las partes se otorgan recíprocamente el más completo y total finiquito sobre los hechos materia de la presente causa y de aquella tramitada ante el juez árbitro Raúl Tavolari Oliveros, haciendo presente que cada parte pagará sus costas”, consignó el acta pública de la conciliación que consta en el expediente del juicio en la Corte Suprema.

Acuerdo

Los accionistas minoritarios de Citroën Chile buscaban hace años salir de la sociedad debido a las desavenencias con los controladores. El caso es que luego de un acuerdo que lograran los mayores accionistas de la compañía con los grupos Algeciras y Penta Financiero, se vieron motivados mayormente motivados a salir de Inversiones Eurodos Limitada, luego de dejar Eurofrance.

El acuerdo entre el bloque de Fernán Gazmuri y Patricio Camus con los minoritarios consiste en que estos últimos se quedarán con los fondos de la venta de un terreno ubicado en La Dehesa, cuyo avalúo comercial ascendería a 90.000 UF, ($3.000 millones) de acuerdo a las disposiciones que establece el plan regulador de la comuna de Lo Barnechea.

Según conocedores de las tratativas, uno de los interesados por el terreno y que tendría una promesa de compra del paño sería Arcos Dorados Chile. Pulso contactó a esta última empresa, que opera la cadena de McDonalds, quienes declinaron responder.

La conciliación, impulsada activamente por el juez de la Sala Civil de la Corte Suprema, Arturo Prado, en definitiva permitió que los mayoritarios permanezcan con el control de la compañía y que los minoritarios accedieran a la solución planteada.

El origen de la disputa

El 28 de noviembre de 2018, la familia Larraín Concha, esta vez junto a Rafael Valdés y sus respectivas sociedades -Inversiones Don Alfredo S.A. y Sociedad Inversiones VG S.A.- presentaron una demanda arbitral ante el Centro de Arbitraje y Mediación (CAM) de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) en la que pidieron la disolución y liquidación de Eurodos Limitada. Los socios disidentes suman el 29% de la propiedad: Valdés tiene el 11,56% y los Larraín Concha, el 17,34%.

Para justificar su decisión, los accionistas minoritarios -asesorados por los abogados Pedro Pablo Gutiérrez y Alfredo Waugh- sostuvieron que existía una vulneración a los derechos sociales y cuestionaron el alto quórum de dos tercios que se exigía para realizar modificaciones de fondo a los estatutos de Eurodos Limitada.

En septiembre de 2019, el juez árbitro Raúl Tavolari rechazó la demanda de disolución de Eurodos Inversiones Limitada, pero ordenó a los demandados comprar a los demandantes sus derechos sociales, determinado que el valor comercial de la compañía era de 1.000.000 de UF ($ 30.000 millones) y por lo que el 29% significaba un precio a pagar de 244.062 UF ($ 7.624 millones).

En la actualidad, Eurofrance y Eurodos son dueños de Citroën Chile S.A.C con un 99% y un 1%, respectivamente. Inversiones Eurodos se constituyó en 1996 tras la división de Eurofrance S.A., enfocándose en el negocio inmobiliario. Pero aunque tiene el 1% de Citroën Chile, la acción judicial, según los demandados, amenazaba a todo el grupo empresarial.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El análisis se basa en 489 estudios de poblaciones de hormigas que abarcan todos los continentes donde habitan estos insectos.