Embotelladora Andina ajusta su plan de inversiones pero afirma que no tendrán problemas de liquidez

Coca-Cola Chile consolida su apuesta por negocio del alcohol y firma acuerdo con AB InBev

La idea original era invertir US$165 millones durante este año, pero la realidad cambió los planes.




Con el objetivo de mantener su liquidez y buena posición de caja, Embotelladora Andina volvió a revisar su plan de inversiones. Si bien la idea original era invertir US$165 millones durante este año, la realidad cambió los planes.

“Hemos reducido el plan de inversiones de este año de la compañía, reduciéndolo desde US$165 millones a US$90 millones”, decía la firma a mita de año en su análisis razonado enviado al regulador. En el mismo documento, pero del tercer trimestre, ajusta en algo las cifras: “Hemos reducido el plan de inversiones de este año de la compañía, reduciéndolo desde US$165 millones a US$95-US$100 millones”.

Ajustes más o ajustes menos, la compañía está haciendo frente a la situación del Coronavirus con una serie de medidas que permitan sobrellevar la situación.

Coca-Cola Chile consolida su apuesta por negocio del alcohol y firma acuerdo con AB InBev
Familia Hurtado concretó la salida del pacto controlador de Andina

“Como consecuencia de la pandemia del COVID-19 y de las restricciones que han impuesto las autoridades en los cuatro países donde operamos, hemos visto una gran volatilidad en nuestras ventas en los distintos canales. Durante este tercer trimestre, a nivel consolidado, hemos observado una marcada caída en nuestros volúmenes de venta en el canal on-premise (aunque en menor medida que el trimestre anterior), compuesto principalmente por restaurantes y bares, los que en parte han debido cerrar temporalmente u operar con restricciones de aforo. También hemos observado una disminución de volumen en el canal supermercado, y un aumento en los volúmenes en los canales tradicional y mayorista. Debido a que la pandemia y las medidas que adoptan los gobiernos están cambiando muy rápidamente, creemos que es muy pronto para sacar conclusiones respecto a cambios en el patrón de consumo de largo plazo, y cómo estos pueden afectar en el futuro nuestros resultados operativos y financieros”, según el reporte de la compañía.

La empresa asegura que no tendrán problemas de liquidez pese al incierto escenario.

En concreto, los activos corrientes aumentaron en $155.581 millones, un 29,2% respecto a diciembre de 2019, lo cual se explica principalmente por el aumento de Efectivo y Equivalentes al Efectivo ($131.031 millones), debido principalmente a la mayor disponibilidad de flujos explicado por la colocación de un bono en el mercado de Estados Unidos realizado en enero de este año.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.