Empresa chilena fabrica escudos faciales, mamparas y mascarillas a partir de residuos reciclados

El modelo, que se está desarrollando en Chile, está siendo mirado de cerca también por empresas en México, Colombia y Argentina




Escudos faciales y mamparas para puntos de venta al detalle, como almacenes de barrio, elaborados a partir de residuos plásticos y de cartón reciclado. Mascarillas faciales fabricadas con ropa reciclada. Tres ejemplos de innovación en economía circular en tiempos de pandemia desarrollados por una empresa chilena que adaptó soluciones de reutilización para hacer un novedoso frente a la contingencia.

La idea de la firma MbM Group de reutilizar materiales, de acuerdo con las necesidades de la nueva realidad sanitaria global, surgió del propio objetivo de la compañía con relación a modelos de economía circular aplicada, donde el plástico y otros desechos se transforman y mantienen su valor siendo usados como materia prima en nuevos productos. Son utilizados por empresas de consumo masivo, entre otras, minimizando el impacto ambiental.

La principal área de negocio de la firma es la gestión sustentable de puntos de venta, cadenas de suministros y activaciones de marca, y su producto pionero es ARMO, un sistema de exhibiciones para punto de venta, modulares y fabricados con residuos plásticos, 100% reconfigurables y 100% reutilizables. Todo esto, siempre con materiales reciclados. Pero a partir del Covid tuvieron que reinventarse.

“Nos preguntamos cómo serán los puntos de venta en un par de meses más. Entonces, lo primero que pensamos es que los clientes tendrán que empezar a reconstruir confianzas para volver a comprar en un punto de venta fisico. Creemos que a partir de la asepsia y seguridad personal, se puede lograr parte de esa confianza. En esa lógica, encontramos también que otros residuos que manejamos, como las telas, podían convertirse en mascarillas”, dice Christian Arriagada, gerente I+D de MbM Group.

Los escudos faciales se fabrican en Chile a partir de láminas PET que provienen de botellas y envases plásticos que recolectores entregan a Integrity, una planta de reciclaje en Pudahuel, con quien MbM posee una alianza estratégica. La idea de MbM es que esos escudos faciales vuelvan al lugar donde fueron comprados o adquiridos, por ejemplo, el almacén de barrio, en el caso de una bebida, o a una peluquería, si se trata de un envase de champú o producto para el pelo.

En el caso de las mamparas o “sobre mesones” el camino es parecido, aunque en este caso considera un cartón panal que se troquela en una imprenta local a partir de cartón reciclado, y la mica de PET reciclado que hace las veces de ventana protectora entre el almacenero y sus clientes

Las mascarillas faciales de tela utilizan ropa reciclada por una importante cadena de multitiendas en Chile. MbM Group, con su unidad de negocios Retex, recupera la ropa a través de un gestor de residuos que separa las mezclillas de algodones y otras telas. Las mezclillas se usan para hacer retazos largos con las que se confeccionan pecheras y otros artículos para el personal de la misma empresa, mientras que las camisas se sanitizan, se convierten en paños y se fabrican mascarillas dobles reversibles.

Comenta