Enjoy abre el juego

Cortejada desde hace unos meses por Dreams, su mayor competidor local, para una posible fusión, la cadena controlada por sus exacreedores contrató a Asset Chile y Claro & Cía. para explorar alternativas estratégicas. Ya no hay solo un interesado. A Dreams -que trabaja con la asesoría de Tyndall- se sumó el tercer actor del mercado: Marina del Sol, asesorada por BTG.




Dreams tenía un sueño, pero algo lo interrumpió. Meses atrás, sus dueños, los hermanos Claudio y Humberto Fischer, promovían una fusión con Enjoy, y para ello abrieron conversaciones informales con los principales acreedores de la cadena de casinos competidora. La discusión fue revelada al mercado por Javier Martínez, entonces presidente de Enjoy, quien fue informado de las conversaciones por Henry Comber, director ejecutivo de EuroAmerica, el mayor acreedor de Enjoy. Aquello ocurrió a fines de febrero, hace más de tres meses.

Sin embargo, Dreams tenía enfrente otro gran obstáculo: una fusión es asunto de accionistas y los acreedores en ese final de verano aún no lo eran. Los acreedores se transformaron en accionistas de Enjoy más tarde -entre los mayores socios están ahora EuroAmerica, Penta y Moneda- y solo hace poco más de un mes, el 29 de abril, ingresaron al directorio. La nueva mesa está presidida por Henry Comber e integrada por el dueño de EuroAmerica, Nicholas Davis, Jorge Lesser, Aldo Lema y Jaime Maluk, todos designados por los nuevos accionistas. A ellos se suman Pier-Paolo Zacarelli, Ana María Orellana, Ignacio Pérez y Fernando Rioseco.

Los nueve ya han tomado decisiones relevantes. Y una de ellas fue abrir el juego y estudiar un proceso que no solamente incluya a Dreams, sino que incorpore a otros posibles interesados. Para ello, Enjoy contrató formalmente hace poco más de una semana a Asset Chile como asesor financiero y le encomendó el estudio de alternativas estratégicas. Entre ellas, todas las posibles: venta de activos, aumentos de capital, incorporación de socios o una fusión con competidores. Asset, la gestora que dirige Georges de Bourguignon, ya asesoraba a EuroAmerica, pero ahora debía ser contratada por Enjoy para representar así los intereses de todos los accionistas. Lo mismo ocurrió con los asesores legales: Claro & Cía. también fue fichado por Enjoy para este proceso.

El sueño de Dreams ya no es tranquilo. No lo era antes porque la fusión de dos empresas, que juntas suman casi el 80% de la industria, abrirá una lógica discusión regulatoria. Ahora también porque tiene potencial competencia. “Le salió gente al camino a Dreams”, dice un accionista de Enjoy. El tercer actor de la industria, Marina del Sol, también manifestó interés en xplorar una posible combinación de negocios con Enjoy, revelan dos fuentes ligadas al proceso. “Sin comentarios”, respondieron personas ligadas a Marina del Sol. En este negocio, Dreams trabaja con el estudio de Carey & Alende y su asesor financiero es Tyndall Group, una empresa de asesorías financieras formada por exejecutivos de JP Morgan. Mientras, Marina del Sol trabaja en el posible negocio con BTG.

El tercer operador de la industria capturó en 2019 el 13,6% de los ingresos del sector en 2019, el último año de relativa normalidad para la industria. Controlada por la familia Imschenetsky y el grupo canadiense Clairvest, el grupo Marina del Sol opera cuatro casinos en el país, lo que equivale al 15% de las licencias de juego, según el reporte anual de la Superintendencia de Casinos de 2019: Calama, Chillán, Talcahuano y Osorno.

Según la medición de la SCJ, Enjoy tenía en 2019 el 31% de los permisos en el país, y Dreams, el 27%. Enjoy tiene posiciones en Antofagasta, San Antonio, Rinconada, Los Ángeles, Chiloé y los casinos municipales de Coquimbo, Viña del Mar y Pucón. Recientemente vendió Colchahua a la familia Cardoen. Dreams, en tanto, opera San Francisco de Mostazal, Temuco, Valdivia, Coyhaique y Punta Arenas, además de los casinos municipales de Iquique y Puerto Varas. Ambos suman el 76,4% de los ingresos brutos que reportó la industria en 2019. Ese peso dominante en el mercado chileno complicaría una autorización de las autoridades de libre competencia para una combinación de negocios, pero es algo que no inquieta en Enjoy: la autoridad ha concebido las licencias de juego como unidades territoriales distintas que no compiten en las mismas zonas. Lo que sí podría ocurrir, en el caso de una unión Dreams-Enjoy, es una medida de mitigación obvia: la desinversión en Rinconada o San Francisco, los casinos más cercanos a la apetecida Región Metropolitana.

“En el caso del Casino de Rinconada de los Andes y el Casino Sun Monticello, éstos se encuentran a alrededor de 60 kilómetros viales del centro de Santiago”, analizó la Fiscalía Nacional Económica en un reporte reciente. Esa superposición no ocurre en el caso de una alianza Enjoy-Marina del Sol.

Como sea, otro asunto inquieta hoy a toda la industria: la autoridad reabrió hace tres semanas la licitación para renovar 12 de las 19 licencias para operar casinos de juego que quedarán disponibles a partir de 2023. La mente de varios operadores está, por ello, puesta más en el 18 de octubre, un día efeméride que la SCJ.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.