El entusiasmo por la sustentabilidad de las empresas en la previa de la COP25

Santiago Despejado

Los grandes eventos tienden a contagiar a lo más fanáticos vistiendo o hablando del tema a la primera oportunidad que tienen por mostrar sus ganas de que llegue el día de la inauguración. En el caso de la cumbre global del cambio climático, uno de los sectores que ya ha comenzado impregnarse de la instancia es el privado.




En diciembre de este año se realizará la Conferencia de las Partes (COP25) en Chile y más allá del desafío que requiere su organización, lo importante del evento es que el mundo discutirá en Santiago cómo mejorar los criterios del cumplimiento del Acuerdo de París y redefinir las metas de reducción de contaminación de los países.

Por defecto, uno de los llamados a ser protagonista y mayor entusiasta del evento es el gobierno en su rol de organizador, así como el mundo relacionado a los temas medioambientales y las empresas, ya que buena responsabilidad tienen en la lucha contra el cambio climático.

Los distintos gremios empresariales del país ya han marcado en sus calendarios el inicio del evento y en estos meses se han preparado para tener un rol activo en el encuentro.

La Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa) ha generado insumos para contribuir en el debate. Su presidente, Bernardo Larraín, apunta que el sector al que representa debe "asumir un rol protagónico, acelerando la transición hacia una economía circular y baja en carbono. En esto nuestras industrias tienen mucho que ofrecer para enfrentar este desafío global", comenta.

Larraín también destaca que en el encuentro se discutirá por primera vez en una COP la regulación de los instrumentos de mercado y la validez del Protocolo de Kioto.Una instancia que a juicio de la Sofofa no se puede dejar pasar la oportunidad de incidir en ese aspecto.

Por su parte, La Cámara Nacional de Comercio apunta a que el foco del evento para su sector es el desarrollo de la economía circular. Esto, para fomentar que más productos se vuelvan a poner en circulación antes de ser desechados. "A pesar de lo difícil que ha sido este último año para el comercio, vemos que los empresarios del sector se están comprometiendo con el financiamiento de esta actividad, porque ven el valor a largo plazo de esta iniciativa", comenta el presidente de la CNC, Manuel Melero.

Desde la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) destacaron el rol del país en temas medioambientales, que a juicio del gremio, ha transformado a Chile en un "referente en ambos aspectos del cambio climático". Sobre el rol de los grandes empresarios en este tema, "la agenda para el cambio climático contempla, entre otros temas, un reforzamiento de la economía circular, la descarbonización de la matriz eléctrica y una mayor electromovilidad", dice el presidente de la CPC, Alfonso Swett.

Mientras que la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), al igual que la Sofofa, llegarán a la instancia con insumos generados en su comité de sostenibilidad, que contó con la participación de Gonzalo Muñoz, Champion de la COP25. El presidente de esta iniciativa de la CCS, Juan Carlos Corvalán, comenta que tras el encuentro se "deben asumir compromisos más ambiciosos, dado que el Acuerdo de París no es suficiente para evitar que el mundo siga transitando por un camino que podría no tener vuelta atrás".

Otro de los actores del mercado que también tiene algo que aportar son las pequeñas y medianas empresas, la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech) de cara al evento se comprometieron a medir y manejar el impacto de la huella de carbono, la reducción del plástico y avanzar en el tema de las finanzas sustentables. "Vemos mucho entusiasmo y vemos la disponibilidad de las pequeñas empresas de participar y entregar sus aportes al desarrollo de la COP25 y a las conclusiones que de ella se pudieran generar", comenta la presidenta de la Asech, Alejandra Mustakis.

Las empresas en el COP25

Además de los gremios empresariales, las compañías de manera individual también se encuentran impulsando su agenda de sustentabilidad en la previa de la cumbre del medio ambiente.

Aguas Andinas desde hace tiempo trabaja para llegar a cero residuos y emisiones en su funcionamiento, tarea que ha tenido como reconocimiento el premio Momentum for Change, durante la COP24. Esto, tras ser la primera empresa de servicios medioambientales del mundo en implementar biofactorías en sus principales plantas de tratamiento de aguas servidas,

Desde Coca-Cola también comentaron la importancia de ser parte de este evento y dentro de sus compromisos con el medioambiente se encuentra el devolver el agua utilizada al planeta, reforestar para combatir el cambio climático, proyectos de reciclaje y reutilización, entre otros.

Mientras que el gerente generalde McDonald's Chile, Carlos González, apunta que la llegada del COP25 es una oportunidad para mostrar el rol protagónico que están impulsando las empresas en materia de sustentabilidad. "Entregamos el 100% del aceite usado para que sea convertido en biodiésel", ejemplifica González como una de las medidas exitosas que ha impulsado la compañía en el área de reutilización.

En ese sentido, su par de Unilever, Hans Eben, apunta lo importante que es el compromiso de la empresas por llevar a cabo acciones concretas para disminuir la contaminación y destaca que toda la matriz de electricidad de su empresa "proviene de fuentes de energía renovable y nos hemos impuesto la meta de ser carbono positivo al 2030".

Comenta