Farmacias Ahumada cambia foco del negocio con profunda reestructuración

Cadena europea acuerda compra de farmacias Ahumada

La firma busca homologarse con el modelo de su matriz, apuntando a concentrar todos sus servicios en un mismo lugar.




Adaptarse a las necesidades actuales de sus pacientes y clientes y enfrentar de mejor manera los desafíos de la industria. Ese es el objetivo que Farmacias Ahumada pretende cumplir y para el que pusieron en marcha una profunda reestructuración.

A través de un comunicado, la compañía detalló que la estrategia implica el cierre de farmacias y tiendas (Fasa maneja las marcas GNC y Nativa), así como la desvinculación de parte de sus trabajadores, las que ya comenzaron a hacerse efectivas en algunos locales, tanto de Santiago como de regiones.

Estas decisiones se toman debido a que "Farmacias Ahumada necesita agilizar y flexibilizar su estructura y enfocarse en su negocio principal: salud, belleza y bienestar en un solo lugar".

De acuerdo con fuentes cercanas a la operación, el modelo de negocio actual presentaba ciertas ineficiencias, como aperturas muy cerca unas de otras, o locales divididos por especialidad (farmacias, bienestar y belleza), lo que no se condice con el modelo que su matriz, Walgreens Boots Alliance, utiliza alrededor del mundo.

Algunas luces en este sentido había dado el gerente general de la cadena, Juan Martín Monsalve, en una entrevista con Pulso en febrero de este año, cuando sostuvo que "no somos una empresa de retail, somos una empresa de salud y dentro de ese modelo, lo que nos importa del retail es el foco de atender mejor, de esforzarse en atender mejor a los pacientes".

De hecho, la firma ya había quitado de sus tiendas categorías que no apuntaban a ese foco. Por ello, detallan las fuentes, la idea es migrar hacia el modelo Walgreens, que en otros mercados incluye servicios y asesorías relacionadas con la salud, además de un enfoque de ir adonde el cliente está, por lo que también podría haber novedades en cuanto a nuevas alianzas con empresas de última milla. De hecho, actualmente, se pueden adquirir productos de la farmacia a través de la plataforma Cornershop.

La decisión tomó por sorpresa a los trabajadores. El director del Sindicato N°1, Jaime Alcaíno, comentó que fueron informados de los cambios el lunes, en una reunión con el gerente de Operaciones.

En la instancia se les indicó que serán cerca de 400 los trabajadores afectados, a todo nivel de la organización. Esto corresponde a poco más del 10% de la actual dotación de 3.800 trabajadores. En cuanto a los locales, Alcaíno indicó que serían cerca de 50 los afectados por el cierre.

En la firma no confirmaron estos números, pero las fuentes consultadas coincidieron en la cantidad de trabajadores a desvincular, mientras que sobre los locales indicaron que aún se está determinando cuántos corresponderán por formato.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.