Fitch mantiene en negativa su perspectiva para el sector bancario en Chile y baja la de Perú y Colombia

FOTO:SEBASTIAN BROGCA/AGENCIAUNO

El país vecino y el cafetero pasaron de una evaluación desde estable a negativa.




El sector bancario en Chile sigue con una perspectiva negativa en medio del golpe a la economía que ha significado el avance del coronavirus tanto en el país como en el resto del mundo, según la reciente evaluación de Fitch Ratings. Sin embargo, este mismo sector en Perú y Colombia pasó de una mirada estable a negativa.

La agencia clasificadora de riesgo en la primera parte de marzo había calificado como negativo a la banca en Chile y la semana pasada hizo lo mismo para los bancos locales.

Fitch contextualizó la situación del mercado financiero local con “un margen limitado para la flexibilización de la política monetaria”, con más margen para modificar "los requisitos regulatorios bancarios sobre las clasificaciones de los préstamos y sus provisiones” y en medio de una serie de medidas del gobierno y el Banco Central para hacer frente a las consecuencias económicas de la crisis sanitaria por el coronavirus (Covid-19).

La inyección de liquidez de hasta US$ 4.000 millones por parte del BC y un paquete de estímulo fiscal de de US$ 11,75 mil millones son parte de las medidas que detalla Fitch dentro de su análisis.

Además, la agencia clasificadora apunta que “las principales métricas financieras de los bancos chilenos se mantuvieron bastante estables en 2019 a pesar de los disturbios sociales, los cuales causaron una contracción económica en el último trimestre y una caída del PIB de 1,1%. El ritmo lento de crecimiento de los préstamos en estos tres países (Chile, Colombia y Perú) es una fuente parcial de alivio para lidiar con el rápido empeoramiento de los entornos operativos, pero sin duda se sentirá un impacto negativo importante en todos los ámbitos”.

En esa línea, Fitch estima que el crecimiento para Chile, Perú y Colombia estarán bajo lo proyectado antes de la crisis sanitaria.

“Si bien la capacidad de absorción de pérdidas de los bancos, con métricas de capital razonables y exceso de reservas, proporciona a estos bancos un amortiguador adecuado para enfrentar los crecientes desafíos, la resiliencia de sus ganancias aún está por comprobarse. Fitch nota que la métrica Capital Base según Fitch (FCC) sobre los activos ponderados por riesgo (APR) de los bancos chilenos y colombianos parecen menores en comparación con sus pares internacionales con calificaciones similares, debido, en parte, a ponderaciones de riesgo de los activos más estrictas”, dice el informe.

Desde Fitch también apuntan que “en el caso de Colombia y Chile, las métricas de capital también se beneficiarán de la implementación gradual de los requerimientos de Basilea III” y agrega que “la implementación de requerimientos de liquidez de Basilea III, ha aumentado las posiciones de liquidez de los bancos. Sin embargo, las holguras de liquidez podrían verse estresadas para aquellas entidades que dependen más del financiamiento mayorista”.

Sobre el caso particular de los bancos chilenos, Fitch apunta que el impacto “estará determinado por la resiliencia de sus préstamos en moneda extranjera, principalmente enfocados en préstamos corporativos, que se enfrentarán al deterioro del entorno global con métricas de apalancamiento relativamente altas”.

Comenta