GASCO impulsa mejoras operacionales en panaderías para una generación de energía más limpia y eficiente

En alianza con Quempin, la compañía ha desarrollado diversas soluciones energéticas para reemplazar el uso de leña y diésel por quemadores a gas licuado.




Gasco, compañía con 165 años de historia, ofrece soluciones energéticas a la medida del cliente, con desarrollo integral a cargo de un equipo de profesionales altamente calificados para asumir todo tipo de desafíos. Dentro de las ventajas comparativas del Gas Licuado frente a otros combustibles como la leña y el diésel, destaca un menor impacto medioambiental, mayor eficiencia y una mejor seguridad operacional.

“Queremos fomentar el uso de Gas Licuado para los distintos rubros y negocios porque la gran ventaja que tiene el propano es que se trata de una solución de menor costo por utilidad de energía y que permite reducir la huella de carbono” señaló Luis Blanchard, Jefe de Negocios Residencial-Comercial en Gasco.

Para mejorar la generación de energía en pequeñas y medianas empresas, la compañía cerró una alianza con Quempin, empresa que desarrolla quemadores a gas eficientes y menos contaminantes para panaderías y que busca, al igual que Gasco, reemplazar combustibles contaminantes a energías limpias y económicamente más viables.

Hernán Ahumada, ejecutivo de Negocio Granel Gasco, Nelson Olivares, dueño de la panadería Olipan y Nicolás Becker, gerente general Quempín .

“Es muy importante el trabajo que estamos desarrollando con Gasco para la ejecución efectiva y segura en la transición de combustibles contaminantes como la leña o petróleo al gas, ya que podemos ayudar a la modernización de hornos y equipos térmicos, integrando las mejores tecnologías para conseguir una operación confiable, eficiente y amigable con el medioambiente.

Desarrollamos quemadores radiantes, una tecnología única en Chile que permite tener un ahorro de combustible de aproximadamente un 20% . Queremos que más empresas se sumen a trabajar con nosotros y Gasco para el desplazamiento de estos combustibles contaminantes y así mejorar la eficiencia energética” mencionó Nicolás Becker, gerente general de Quempin.

Con más de 40 años de historia, la tradicional panadería Olipan, ubicada en Valparaíso, decidió apostar por un cambio de combustible al reemplazar la leña por gas licuado debido a los problemas operacionales que estaba teniendo con dicho combustible, además de la contaminación que generaba. Para ello, Quempin junto a Gasco, diseñaron un plan para el reemplazo de las instalaciones de generación de energía por quemadores más eficientes y seguros, además de ser más amigables con el medio ambiente.

Desde el cambio, Nelson Olivares, dueño del local y dirigente de Fechipan, señaló que “la panadería tradicional de hoy no es la misma de hace 40 años atrás y ha evolucionado con el tiempo, teniendo que adaptarse a nuevas tecnologías, por lo que como panaderos debemos aceptar futuros cambios que puedan hacer nuestro negocio más eficiente, pero sin perder la esencia de lo que significa ser una panadería tradicional”.

“El cambio de combustible, en este caso de leña a gas, ha sido tremendamente positivo, ya que ahora sabemos que utilizamos energía limpia, lo que nos convierte ante la comunidad en una empresa amigable con el medio ambiente y nuestros vecinos ya no tienen que soportar la incomodidad del humo como ocurría antes, al igual que nuestros trabajadores que no tienen que estar más en contacto con la leña y humo. Además, las ventajas en cuanto a higiene y espacio han sido notorias y tanto Quempin como Gasco han sido muy importantes y eficientes en su gestión y asesoramiento” complementó Olivares.

Gasco, consciente del escenario actual de transición energética y su rol de actor principal en el desarrollo de éste, continuará innovando para ampliar su portafolio de soluciones energéticas que puedan adaptarse de la mejor manera a los requerimientos y necesidades de sus clientes.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.