Grupo de Política Monetaria espera que el Banco Central lleve la tasa de interés a 5,25% en reunión de este miércoles

El tipo de cambio real “se encuentra muy por encima del promedio de las últimas dos décadas”, advierte el Banco Central

Las expectativas ya tienen internalizada un fuerte incremento en la tasa rectora. Una de ellas es la que entregó hoy el GPM, quienes recomiendan al Instituto emisor elevarla en 125 puntos.




El miércoles se conocerá la decisión del Banco Central sobre la política monetaria. En la reunión que se realizará sin la presencia de Mario Marcel, quien fue nombrado ministro de Hacienda, los cuatro consejeros deberán decidir cuántos puntos base sube la tasa de interés que hoy se ubica en 4%.

Las expectativas ya tienen internalizada un fuerte incremento de entre 125 a 150 puntos bases. Una de ellas es la que entregó hoy el Grupo de Política Monetaria (GPM), quienes recomiendan al ente rector elevarla en 125 puntos para dejarla en 5,25%

De acuerdo al análisis del grupo integrado por Eugenia Andreasen, Carlos Budnevich, Tomás Izquierdo, Guillermo Le Fort y Juan Pablo Medina, la prolongación en el tiempo de los efectos del Covid 19 sobre la economía global explica un preocupante incremento en las presiones inflacionarias a escala mundial.

En ese sentido, añaden que “el abastecimiento de piezas y partes aún no se normaliza, afectando las cadenas de valor, y el precio final de los bienes manufacturados en general, a lo que se agregan alzas en precios de materias primas y combustibles. En Chile lo anterior se potencia con el mayor valor de la divisa, a lo que se suma las presiones sobre los precios internos propios de una economía sobre calentada. En este contexto, el Grupo de Política Monetaria propone incrementar la Tasa de Política Monetaria en 125 puntos base, para situarla en un nivel de 5,25%”.

En su argumentación mencionan que “la economía chilena registra también una preocupante alza en sus niveles inflacionarios, cerrando el año recién terminado en un 7,2% en doce meses. Ello se explica a partir de las presiones de precios externos antes reseñados; de una importante depreciación de nuestra moneda y de claros síntomas de sobre calentamiento en la actividad interna”.

13 Septiembre 2019 Fachada Banco Central Foto : Andres Perez

Sobre esto último, añaden que “efectivamente, el fuerte crecimiento de la demanda agregada de los últimos trimestres, particularmente en su componente consumo privado, explicó un pronto cierre en las brechas de capacidad de la economía. Ello queda en evidencia a partir del incremento en la inflación no transable (5,4% 12M), reflejo de estrechez en la capacidad de respuesta de la oferta. En línea con ello, los salarios nominales mantienen un alto dinamismo (5,8% 12M), en un contexto de rezago en la normalización de la participación en el mercado laboral, lo cual ha restringido la oferta de mano de obra en diversos sectores de la economía”.

Con todo, el GPM menciona que aun “teniendo en cuenta que la economía ha iniciado un proceso de desaceleración en su actividad interna, que será más evidente en la segunda parte del año, la necesidad de contener pronto el desborde inflacionario en curso y de acotar las expectativas de su mantención en el tiempo, recomiendan acentuar el carácter contractivo de la política monetaria”.

Por ello, “en la medida que la inflación vuelva a su rango objetivo y las expectativas futuras se contengan al mismo, será factible retornar más prontamente el instrumento monetario hacia niveles neutrales o expansivos, según la situación de actividad lo recomiende en su momento”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.