Huelga de General Motors aumenta temores de recesión en EEUU

Huelga en General Motors

Huelga en General Motors

La paralización de 41.000 trabajadores ha retirado US$400 millones en salarios y le ha costado al Tesoro US$154 millones en impuestos.




Mientras inicia su cuarta semana, la huelga de General Motors se está extendiendo por toda la economía de Estados Unidos, afectando desde proveedores de piezas hasta bares, restaurantes y otras empresas que atienden a trabajadores que ahora cuentan con poco dinero.

La situación se vuelve más compleja si se considera que el conflicto se está dando en el marco de crecientes temores a una recesión, debido -entre otras cosas- al repentino debilitamiento del sector manufacturero que quedó de manifiesto en septiembre.

"Es una huelga necesaria, pero todos sentimos el dolor", señala Mike Luna, empleado y presidente de United Auto Workers, que integran tanto empleados de la empresa como algunos de los que han sido despedidos.

En total se han retirado US$400 millones en salarios directos de la economía estadounidense, y la mitad de esa pérdida se produjeron en Michigan, estimó Patrick Anderson, director ejecutivo de Anderson Economic Group en Lansing. Con eso, el Tesoro de EEUU hasta ahora pierde US$154 millones solo en impuestos sobre la nómina y los ingresos.

Por otra parte, se estima que con la paralización de 46.000 trabajadores, GM ya ha perdido US$1.000 millones en ganancias, antes de intereses e impuestos. En tanto, sus grandes proveedores de piezas están perdiendo hasta US$2 millones por día y los más pequeños están enviando a sus trabajadores a sus casas.

Aunque la semana pasada hubo acercamientos entre las partes en conflicto, en el diálogo de ayer el vicepresidente de United Auto Workers, Terry Dittes, señaló que la empresa "volvió a su última propuesta rechazada e hicieron pocos cambios (...) No hizo nada para proporcionar seguridad laboral durante la vigencia de este acuerdo". En función de esto, Dittes aseguró "las negociaciones han empeorado".

En función de la ganancia récord de GM durante los cuatro años del acuerdo vencido, el sindicado pide aumento de sueldo, especialmente para los nuevos empleados que comienzan con menos de US$20 por hora, y que se despeje el camino para que los trabajadores temporales se conviertan y pasen a ser de tiempo completo y ganen US$30 por hora.

Comenta