Trabajadores de menores ingresos son los que más cambian de empleo

Tematicas Desempleo

De acuerdo con el último reporte del Observatorio Laboral de la Región Metropolitana, los trabajadores que reciben $300 mil o menos al mes, tienen una rotación laboral mensual de 25 puntos porcentuales mayor de quienes ganan $1,5 millones o más.




Los altos niveles de rotación en el mercado laboral chileno son parte de una tendencia consolidada en el tiempo que se encuentra asociada a comportamientos mixtos de la movilidad laboral, y que no necesariamente están relacionados a mayores salarios. Eso lo dijo el Banco Central en su Informe de Política Monetaria (Ipom) de diciembre de 2017.

Ese análisis es aterrizado en el último reporte del Observatorio Laboral de la Región Metropolitana, liderada por Sence y ejecutada por el Centro de Políticas Públicas UC y Otic Sofofa.

El estudio titulado "Rotación en el mercado laboral de la Región Metropolitana" arroja que la tasa total de rotación mensual promedio en 2018 se sitúo en 8,9%, levemente por debajo del 9,3% del año anterior.

Así, el reporte que analizó de manera mensual el comportamiento de trabajadores asalariados entre el 2015 y 2018 también indica que en promedio la tasa total de rotación se ubicó entre 8% y 11% y, además, muestra que los mayores incrementos se producen los primeros meses de cada año.

Es importante precisar que esta tasa total se compone de dos variables: una de ellas es la tasa de rotación por dejar un empleo -que es la que agrupa a todas aquellas personas que dejan un trabajo en un mes determinado y que no se emplean como asalariados formales al mes siguiente-, y que a 2018 se ubicó en 7,0% en promedio. La otra es la tasa por cambio de empleo, que es la que agrupa a quienes se cambian y que al mes siguiente están trabajando, esta por su parte, se situó en 1,9% en promedio el mismo año.

La equidistante separación entre ambas, se explica porque existe un mayor número de personas que dejan un empleo en un determinado mes y que en vez de pasar a tener otro de inmediato, se mantienen inactivas, desempleadas, o bien comienzan un trabajo independiente o se dedican al trabajo informal, situación que no se refleja en esta medición.

Sin embargo, también hay otros factores que inciden no solo en la interrelación de estas variables, sino en la tasa total y que guardan relación con el nivel de ingresos, el tramo etario, y el nivel educacional.

Ingresos y rotación

Dentro del estudio, un aspecto relevante es la relación entre el nivel de ingresos y la movilidad laboral. En este punto, los trabajadores que ganan $300 mil o menos al mes tienen una rotación laboral mensual de 25 puntos porcentuales superior que el de las personas que ganan $1,5 millones o más. De los trabajadores que ganan $300 mil o menos, el 70% lo hace por un mejor salario, pero no lo consiguen por lo que terminan manteniendo su nivel de ingreso. Según el informe, del total de trabajadores de este grupo, el 68% no logra mejorar su salario, y solo el 30% si mejora su remuneración.

De acuerdo con el reporte, las personas que más rotan son de baja calificación y tiene en general contratos a plazo fijo. "Las personas con menores ingresos están sujetas a contratos a plazo fijo, y en mayor medida la precarización laboral en este tramo es mucho mayor", explica Humberto Jiménez, investigador del Observatorio Laboral de la Región Metropolitana.

Por sector, Comercio y Construcción son los que más rotan. La coordinadora del Observatorio Laboral de la RM María de los Angeles Morandé, añadió que "más que a sectores determinados tiene que ver con que este grupo ocupacional se desenvuelven en trabajos que requieren bajo nivel de educación, lo que es una tendencia transversal".

Comenta