Jornada laboral: propuestas de gremios y trabajadores incluyen flexibilidad y capacitación

Imagen IMG-6607

En la instancia convocada por la CPC se entregaron diagnósticos y recomendaciones que deberá procesar y consensuar el economista David Bravo, y que serán dadas a conocer en un par de semanas más.




Adaptabilidad, productividad y fórmulas alternativas para reducir la jornada laboral, son algunas de las ideas que los gremios que conforman el Foro Trabajadores-Empleadores puso sobre la mesa, y sobre las cuales el equipo de expertos liderado por el economista David Bravo deberá trabajar y entregar en una versión consensuada en un par de semanas más.

El esfuerzo de los convocados por la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) y que incluyen a sus seis ramas -CNC, Sonami, SNA, Sofofa, CChC y la Asociación de Bancos-, la Multigremial de Emprendedores, la Asech, Conapyme y desde el mundo laboral a la Central de Trabajadores de Chile, la UNT y la CAT busca ir más allá de la disputa entre la moción parlamentaria de Vallejo y Cariola de 40 horas y de la iniciativa del Ejecutivo de 41 horas con flexibilidad.

En esa línea, respecto de las propuestas a las que tuvo acceso PULSO, la Cámara Nacional de Comercio (CNC) plantea que el tema laboral debe abordarse desde una "perspectiva global y sistémica del mundo del trabajo y no solamente enfocada en las 40 horas". El diagnóstico del gremio señala la urgente necesidad de reconversión de su gente debido a la pérdida de 30 mil empleos formales por año. A partir de ese diagnóstico, plantean 4 líneas de trabajo.

La primera, solicita la modernización de todas las instancias de capacitación (Sence, Otic, Otec, etc); segundo, abordar la polifuncionalidad de tareas y la movilidad laboral; y tercero, el teletrabajo y la adecuación de las jornadas según estacionalidad.

El cuarto punto apunta al tema de las 40 horas: "Se puede discutir el tema de la reducción de jornada, pero tiene que ir vinculada con la adaptabilidad y la flexibilidad, lo que no ha sido abordado por el debate", dicen.

Una postura más crítica tiene la Multigremial de Emprendedores, que en su propuesta señala que "esta especie de competencia entre el Partido Comunista y el Ejecutivo por quien reduce más la jornada laboral es extremadamente dañina para el 98,5% de las empresas y los trabajadores".

A partir de ese principio, cuestionan que no se pondere el factor productividad, en un contexto en que solo el 13,7% de las pymes participa de las ventas, tienen acceso acotado a la capacitación (1,5%) y desconoce "que en la Ley de Pago a 30 días con sus excepciones ha retardado el pago a las pymes", concluyendo con un llamado a "separar el populismo de las políticas públicas".

En el mismo tenor, desde Conapyme aseveran que la modificación anterior (que rebajó la jornada desde 48 a 45 horas en 2001-2005) "ya le costó a las pymes el 4% de la participación de mercado", agregando que no se toma en cuenta que "el costo de financiamiento de las pymes es muy superior al de las grandes empresas", propuesta que rematan señalando que "a las pymes les resulta casi imposible elevar su productividad para hacer frente a los mayores costos laborales que traerá aparejada la reforma propuesta".

Con otra línea de trabajo, la Central de Trabajadores de Chile -CTCh, que preside Arturo Martínez- cuestiona la forma en que se ha llevado el debate, acusando que "el gobierno y un partido político se disputan en los medios quién es más populista", y a la vez ofrece su propia fórmula de reducción de jornada. Esta apunta a la modificación del artículo 34 del Código Laboral, sugiriendo que el tiempo destinado a la colación sea considerado como trabajado para efectos legales y contractuales. "De esta forma, se reduce en 30 minutos por día trabajado, reduciéndose la jornada de 45 a 42 horas para los que trabajan 6 días a la semana, y a 42,5 horas para los que trabajan 5 días a la semana" y la califica "más favorable que la de 40 horas a la semana y qué decir de la de 41 horas".

Respecto de las jornadas parciales sugiere modificar el artículo 40 y distribuir las horas en no más de 6 ni menos de 5 días por semana, considerando también la colación como parte de la jornada laboral.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.