Justicia decreta nueva medida precautoria contra CGE por incendios de 2017

Incendios

Hace dos semanas, la empresa energética había recibido otra cautelar. Ambas se relacionan a la responsabilidad de la eléctrica por los incendios forestales.


El 10° juzgado civil de Santiago decretó sobre la distribuidora española CGE una medida cautelar por $1.600 millones (unos US$2.5 millones). Esto, por afectación de terceros ante la responsabilidad que tendría la eléctrica en los incendios forestas de 2017, que arrasaron con más de 500 mil hectáreas y que afectaron a tres regiones.

Esta nueva precautoria corresponde específicamente a efectos en la zona de Nilahue, en una propiedad de bosque nativo perteneciente a la familia Baraona. "Se decreta desde luego y sin previa notificación del demandado Compañía General de Electricidad S.A., la medida precautoria de prohibición de celebrar actos y contratos respecto a los fondos de provisión dispuestos por la misma compañía, correspondientes a los ejercicios terminados al 31 de diciembre de 2018 por la suma de $1.632.465.929; ampliándose el plazo legal de notificación en 10 días hábiles a contar de esta fecha", se señala en un escrito judicial.

CGE, la mayor distribuidora de electricidad por número de clientes, ha enfrentado diversas causas relacionadas con este siniestro. A la empresa se le acusa por falta de mantención de sus equipos, pues el contacto de sus cables con la vegetación habría ayudado a propagar el siniestro.

Desde la empresa demandada señalaron que "lamentamos que esta medida se haya dictado sin discusión previa con la empresa y sin la debida justificación jurídica. En este contexto, CGE impugnará la resolución para que quede sin efecto, por considerarla del todo improcedente y sin justificación legal alguna.

Así, agregaron que "CGE cuenta con medios suficientes para responder en el eventual caso de ser condenada al pago de las sumas demandadas. Por esto, resulta innecesario decretar medidas precautorias en su contra, en esta clase de juicios civiles de indemnización de perjuicios".

Según trasendió, CGE, filial de la hispana Naturgy, ya ha compensado a más de 70 demandantes por un monto de más de $5.000 millones. Además que ellos han negociado directamente con CGE y han levantado sus causas de la justicia. Sin embargo, aún quedan más de 30 involucrados para que la empresa pueda culminar con el caso.

Uno de estos involucrados es la familia Baraona, que ha mantenido el asunto en la arena judicial y que ahora avanzó en la causa al dictarse esta precautoria. Se trata, además, de la segunda cautelar que tiene la compañía en solo días, ya que el 1° Juzgado de Letras de Santa Cruz, de la Región de O'Higgins, decretó sobre CGE una medida similar por un total de $22.310 millones, es decir, US$33 millones. Esto, para asegurar el pago a 34 empresas afectadas por los siniestros de hace dos años de los perjuicios reclamados por estos.

Comenta