Las desconocidas cifras de Oxxo en Chile

Fachada local Oxxo.

El año pasado anotó pérdidas por $ 10 mil millones y en el primer semestre, casi $ 7 mil millones. Pero no ha parado de crecer: sumó 64 locales este año y completó 322 tiendas. En julio, cambió de gerente general: asumió el mexicano Erick Quirarte. A seis años de su llegada a Chile, la firma de FEMSA explica que en su instalación su "desafío ha sido asegurar un crecimiento que sea gradual, controlado y ordenado, sobre todo en un contexto económico de bajo crecimiento y de contracción del consumo".


Desde que aterrizó en Chile, la cadena de tiendas de conveniencia Oxxo, propiedad de la mexicana FEMSA, un gigante mexicano nacido en 1890, que es el mayor embotellador mundial de Coca Cola, puso en marcha un ambicioso plan para liderar el mercado. Pero no ha sido todo lo rentable que quisiera.

Oxxo abrió su primer local en Lo Barnechea, en el sector oriente de la capital. En 2016, el grupo mexicano, dueño en Chile también de la cadena de farmacias Cruz Verde, compró Big John, que operaba 48 locales, y posteriormente, en 2021, adquirió Ok Market a SMU, una cadena que contaba entonces con 126 tiendas. Hoy Oxxo Chile cuenta con 322 tiendas operativas, al cierre de septiembre del año en curso. En lo que va del 2023 ha abierto 64 tiendas.

A seis años de su arribo, la cadena continúa “ordenando la casa”, pero sin salir de los números rojos. Su nuevo gerente general, el mexicano Erick Quirarte, asumió el cargo en julio de este año en reemplazo de Carlos Díaz, quien lideró el equipo de instalación en Chile y hoy se desempeña como director de operaciones de Starbucks México.

Si bien Oxxo Chile no publica sus estados financieros, la compañía ha presentado balances en juicios laborales con ex trabajadores despedidos. Al 31 de diciembre de 2022, según el análisis de un balance general realizado por la contadora Soraya Cortés, los ingresos totales de Oxxo Chile ascendieron a $ 81.291 millones y registró pérdidas por $ 10.809 millones. Los balances del año 2022 hacen mención a una pérdida acumulada de $ 60 mil millones.

Al 30 de junio de 2023, sus ingresos totales llegaron a $73.710 millones y pérdidas llegaron a $6.940 millones.

“En base al analisis financiero efectuado en los balances de año 2022 y a junio de 2023, el resultado operacional de la compañía comparativamente es un 14,34% en el año 2023 y un 13,17% en el año 2022, ambos de carácter negativo. Esto quiere decir que la compañía no tiene su punto de equilibrio, que sus ingresos no soportan sus costos y gastos operacionales”, explicó la contadora Soraya Cortés.

En el juicio laboral con Francisca García Torres, exjefa de operaciones de distrito, despedida el 23 de febrero de este año por “necesidades de la empresa”, Ok Market S.A (Oxxo Chile) esgrimió dos razones para esa desvinculación: la contracción de ventas durante el año 2022, junto con la contracción proyectada para el año 2023, que tuvo como consecuencia la reestructuración de diversas áreas de la empresa, racionalizando los cargos con el fin de fortalecer otras por la necesidad del negocio.

En la presentación de Oxxo, de junio de este año, patrocinada por el abogado Nicholas Campbell, la empresa detalló que es de público conocimiento “la menor liquidez existente actualmente en los hogares y la elevada inflación”, las cuales golpean especialmente al retail y la industria de venta minorista. Ambos factores, según la compañía, han provocado una “desaceleración del consumo, cuestión que ha derivado especialmente en una baja de ventas de productos de las tiendas de conveniencia”. La firma argumentó que desde el 30 de noviembre de 2022 se encuentra realizando cambios, que en algunos casos ha significado la racionalización de cargos y por tanto reducción de áreas, con el fin de fortalecer otras en virtud de la necesidad del negocio.

“La única manera de sobrellevar la contracción de ventas es a través del control de costos que permitan mantenerlos en el corto y mediano plazo, de lo contrario la subsistencia de la empresa estaría en peligro. Es más, existe una representación real de peligro actual que se ve reflejado en el cierre de tiendas, circunstancia que ha sucedido durante el transcurso del año 2023 como producto de las complicaciones financieras que se han relatado en la carta de despido”, sostiene la empresa.

Las desconocidas cifras de Oxxo en Chile

La compañía profundizó en estas razones, consultada por Pulso. “En Oxxo Chile somos conscientes del momento económico que atraviesa el país. La contracción general del consumo que viene enfrentando el retail desde el 2022 a la fecha impone desafíos a Oxxo Chile y a todo el sector en general. Es por eso por lo que, dentro de nuestra estrategia, estamos trabajando para satisfacer en todo momento las necesidades del consumidor, mediante un mix amplio de productos y de promociones que sean atractivas y que incentiven el ahorro y la obtención de productos al mejor precio, y que, a la vez, hagan más eficiente nuestra operación”, respondió la empresa por escrito.

“Durante los primeros años de instalación, nuestro desafío ha sido asegurar un crecimiento que sea gradual, controlado y ordenado, sobre todo en un contexto económico de bajo crecimiento y de contracción del consumo. Estamos seguros de que este enfoque de crecimiento gradual nos permitirá transformarnos en el mediano plazo en una empresa líder en el mercado de conveniencia. Esto nos ha llevado a buscar una evolución en nuestros procesos y habilitar al personal colaborador, de tal manera que podamos asegurar las capacidades y robustecer el sistema de trabajo que nos permitan escalar y crecer como organización, y adaptar nuestra propuesta de valor conforme a las necesidades del mercado”, añadió.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.