Mario Marcel, el mayor influencer del gobierno de Boric

En medio de una inflación en dos dígitos y una economía en desaceleración, esta semana la encuesta CEP lo posicionó como la figura de gobierno mejor evaluada. Se trata de la performance más destacada para un ministro de Hacienda desde 2009. Los expertos creen que la población deposita una alta confianza en su manejo económico y estiman que la influencia del ministro se ha sentido con fuerza en el propio Presidente Boric y en temas como la nueva Constitución.




Cercanos confidencian que Mario Marcel ve la vida y los complejos escenarios que plantea el juego del poder como una tabla de ajedrez. De estilo discreto, cuidadoso y perseverante, el economista de tendencia socialista ha aprendido a mover sus piezas con destreza en su exitoso ascenso en la arena política. Convertido por lejos en el ministro más influyente del gabinete y el mejor evaluado en lo que va de gobierno en distintas encuestas, ha buscado evitar a toda costa presumir y hacer gala del creciente poder que ostenta en la joven coalición gobernante.

En días en que se cumplen tres meses desde que la versión ampliada de Apruebo Dignidad llegó a La Moneda, distintas encuestas posicionan al ministro de Hacienda al tope de las evaluaciones, pese a la tradicional resistencia popular a asignar altas aprobaciones a los inquilinos que ocupan el sillón estelar de Teatinos 120. Sin embargo, el favorable escenario para Marcel aparece mucho más relevante teniendo en cuenta la compleja situación económica por la que atraviesa el país, caracterizada por una inflación en dos dígitos y un crecimiento cada vez más lento.

14/03/2022 MARIO MARCEL, MINISTRO DE HACIENDA, A LA SALIDA DEL COMITE POLITICO AMPLIADO Mario Tellez / La Tercera

Esta semana la tradicional encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP) posicionó a Mario Marcel como la segunda figura pública mejor evaluada del país -detrás de Evelyn Matthei-, por sobre el propio Presidente Gabriel Boric y el resto de los ministros más conocidos del gabinete (ver infografía). Se trata de la evaluación positiva más alta para un ministro de Hacienda desde octubre de 2009, cuando el entonces jefe de las finanzas públicas, Andrés Velasco, lograba sortear con éxito la crisis financiera mundial y compartía una alta aprobación junto a la expresidenta Bachelet. El respaldo a Marcel se repite en la encuesta de fines de mayo de Cadem, donde se posiciona como el ministro mejor evaluado junto a la ministra de Salud, María Begoña Yarza.

“El ministro Marcel cuenta con una buena evaluación que es transversal al espectro político. Si bien, como es de esperar, la evaluación positiva es mayor entre quienes se identifican como izquierda o centroizquierda, también cuenta con un porcentaje importante de personas que lo evalúan positivamente entre quienes se identifican de derecha o centroderecha, así como entre los de centro y quienes no se identifican con ninguna posición política”, afirma Carmen Le Foulon, coordinadora del área de opinión pública del CEP, al tratar de explicar la aprobación popular del ministro de Hacienda.

Tecnocracia y confianza

Para el grueso de los expertos en economía política, la figura de Marcel entrega certezas y confianza a muchos sectores de la población de que habrá un buen manejo de la economía en momentos en que la desaceleración de la actividad comienza a sentirse y las reformas de gobierno están ad portas de ser enviadas al Congreso.

“En un contexto de incertidumbre que ha llegado a hogares y familias, el estilo sobrio y riguroso de Marcel ayuda mucho al gobierno a comunicar que los sueños y cambios se pueden hacer con los pies en la tierra”, afirma el economista y director del Centro Encuestas y Estudios Longitudinales de la Universidad Católica, David Bravo, quien cree que hay una demanda de la población por tener cambios estructurales en un marco de estabilidad.

“Para mí, la suerte del gobierno va a estar muy ligada a la suerte del ministro. A Marcel se le entrega el beneficio de la duda respecto de que las reformas van a estar bien hechas”, añade el académico.

Coincide el filósofo y analista político Max Colodro, quien estima que existe la confianza de diversos sectores en que el ministro está altamente capacitado para conducir la economía en la difícil coyuntura. “Hay cierta confianza de que Marcel va a poder manejar la crisis con responsabilidad y asegurar que los cambios que el gobierno está proponiendo puedan ser factibles en el mediano plazo”, sostiene Colodro.

Mauricio Morales, cientista político y académico de la Universidad de Talca, va más allá y dice que el jefe de las finanzas públicas es una mezcla perfecta entre la tecnocracia y la política. “Eso lo hace aparecer frente a la opinión pública como una persona extremadamente confiable (...) Representando al Partido Socialista, está dentro de las opciones más moderadas dentro el bloque de gobierno de Apruebo Dignidad. En ese sentido se posiciona como una persona de centro dentro de la coalición”, analiza Morales.

La influencia en la agenda

Más allá de la cercanía cimentada en años anteriores con el Presidente Boric y con el ministro de la Segpres, Giorgio Jackson, Marcel ha logrado fortalecer sigilosa y crecientemente su influencia en los pasillos de La Moneda.

La “mano de Marcel”, afirman en su entorno, se sintió con fuerza en el discurso de Boric en la cuenta pública en Valparaíso, donde instaló temas como la necesidad de mejorar la productividad para compensar los costos que tendrán las reformas en la economía. El relato de Boric, evidenciado también en su actual gira por Canadá y Estados Unidos, se ha alimentado también de principios valorados por Marcel como el respeto a las inversiones y responsabilidad fiscal.

31 Marzo 2022 Entrevista a Mario Marcel, Ministro de Hacienda. Foto: Andres Perez

“Marcel es el ministro más influyente del gobierno, sin duda”, afirma Max Colodro, quien precisa que el secretario de Estado ha logrado transmitir con éxito al Presidente la necesidad de disciplina fiscal y evitar las tentaciones populistas, como nuevos retiros desde los fondos de pensiones. “Ha logrado construir con su influencia una convicción en el Presidente de lo importante del orden fiscal para viabilizar los cambios que el propio Presidente quiere llevar adelante”, añade el experto.

En la misma línea, David Bravo estima que si bien la influencia y el rol de los ministros de Hacienda es tradicionalmente relevante en cualquier gobierno, reconoce que esta vez el peso de Marcel en la coalición está “exacerbado”.

El economista de la UC cree que la cohesión mostrada por el equipo económico y la ausencia de las tradicionales disputas comunicacionales entre los ministerios de Hacienda y Trabajo, es un punto a favor para el jefe de las finanzas públicas. Sin embargo, estima que esa buena relación tendrá una dura prueba a medida que avancen los proyectos tributario y de pensiones.

Para el exministro del Trabajo Osvaldo Andrade -quien tuvo mediáticas disputas con el exministro de Hacienda Andrés Velasco, durante el primer gobierno de Michelle Bachelet-, cree que Marcel aparece ante la población como una autoridad seria y libre de arrogancias. “No opera desde la estridencia ni la poesía (...) aparece como una autoridad seria, que explica los problemas y soluciones sin ningún tipo de arrogancia, y muestra conocimiento y experiencia”, afirma el exministro, quien destaca el acuerdo logrado por Hacienda y Trabajo con la CUT en materia de salario mínimo.

La “mano de Marcel” en la Convención

Si bien se ha esmerado en no dejar huellas, “la mano de Marcel” también se ha sentido en la discusión para una propuesta de nueva Constitución. En diferentes círculos socialistas confidencian que Marcel tuvo un rol clave en la moderación de las normas económicas que tanta incertidumbre generaban en el sector privado.

Un abogado cercano al PS dice que el ministro operó a través del ministro de la Segpres, Giorgio Jackson, y su subsecretaria, Macarena Lobos. Sin embargo, la misma fuente reconoce que Marcel y su equipo intervinieron directamente para morigerar algunas normas relativas al Banco Central, temas fiscales y el derecho de propiedad, entre otros, a través de los convencionales socialistas. “Se trabajó en conjunto, hubo asesorías y un pimponeo permanente con Hacienda y otros ministerios”, afirma una fuente socialista.

Si bien hasta ahora el propio Marcel ha declarado no ver “riesgos” en materia económica en la propuesta de nueva Constitución, el economista David Bravo discrepa y asegura que aún permanecen “amenazas” en materia fiscal y de pensiones.

Carmen Le Foulon, del CEP, dice que la positiva evaluación de Marcel se puede atribuir también a su actitud de diálogo y ánimo para llegar a acuerdos, “El ministro Marcel cuenta con una mayor valoración positiva entre quienes prefieren que los convencionales constituyentes privilegien los acuerdos, aunque tengan que ceder”, concluye la especialista.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La entrenadora Amanda Caprito, experta en vida saludable, explicó en un medio de Estados Unidos, cuáles son los principales motivos por los que se fracasa a la hora de emprender un plan de reducción de peso