El nuevo trato que el gobierno quiere comenzar a forjar con el empresariado

Presidente de la Republica recibe a empresarios que participaran en la  APEC

FOTO:CRISTOBAL ESCOBAR/AGENCIAUNO

Entre las principales inquietudes que los gremios pusieron sobre la mesa está el Código de Aguas, ley de glaciares, certeza jurídica y reducción de jornada.




La desafección entre el empresariado y el gobierno ha sido evidente durante este año. Expectativas incumplidas en medio de un entorno político y un escenario económico externo desafiante habían teñido el panorama y los indicadores de confianza empresarial no repuntaban. El lento avance de las reformas ya era foco de preocupación, pero la tensión creció aún más cuando el gobierno anunció una indicación que apuntaba a reducir la jornada laboral de 45 horas a 41 horas promedio semanales y, de esa manera, hacer frente al proyecto de 40 horas impulsado por la oposición.

Coincidente con este adverso escenario, el gobierno citó a una reunión a la cúpula empresarial encabezada por la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) para sincerar sus posiciones y lograr acercamientos.

La reunión fue calificada como "franca" por los presentes, mientras que el titular de Hacienda, Felipe Larraín, reconoció que la relación con el empresariado no era del todo óptima. "Creo que todas las relaciones pasan por altibajos, pero siempre está la posibilidad de hablar con franqueza, de que las cosas cara a cara se pueden hablar, los argumentos se pueden sopesar, pero al final el gobierno tiene que tomar las decisiones en beneficio del país".

La cita -que se extendió por cerca de 3 horas- partió con una buena noticia: a primera hora se conoció que el Imacec de agosto fue 3,7%, lo que dio pie a la conversación. El primero en tomar la palabra fue el Presidente Sebastián Piñera, quien resaltó la cifra de crecimiento. Luego de ello se entregó la palabra para que los distintos sectores formularan sus planteamientos.

Entre las principales inquietudes que los gremios pusieron sobre la mesa está el lento avance de las reformas, el Código de Aguas, ley de glaciares, certeza jurídica para proyectos con impacto ambiental, principalmente por el caso Dominga. "La CPC logró alcanzar importantes acuerdos y acercar posiciones en materias de índole macroeconómico y medioambiental con el Ejecutivo", sostuvo el presidente del empresariado, Alfonso Swett.

La Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa) le entregó al Presidente una agenda de 21 iniciativas legislativas, que a su juicio representarán nuevos obstáculos al crecimiento. "Estas medidas que tienen un titular loable que muchas veces compartimos, al mismo tiempo perjudican la inversión y el crecimiento", precisó el presidente del gremio, Bernardo Larraín.

Otro de los temas que tomó buena parte del encuentro fue el debate sobre la reducción de jornada laboral. Los gremios se mostraron críticos de ambos proyectos y le comentaron del trabajo que están desarrollando junto a las multisindicales para entregar una propuesta conjunta sobre esta materia.

Comenta