Pérdidas millonarias y administración desleal: la querella que presentó Clínica Las Condes en contra de su exgerente general

Clínica Las Condes

La administración de Karlezi, fundamenta su acusación, diciendo que en la administración anterior, el gerente general y los directores de CLC de ese entonces acordaron un préstamo de aproximadamente $4.000 millones al Centro de la Visión (CEV) una sociedad relacionada dirigida a ese gerente y que nunca tuvo utilidades.




Al interior de Clínica Las Condes no dejan de pasar cosas. Es que a la disputa legal que mantiene hoy día enfrentada a la administración de Cecilia Karlezi con el cuerpo médico, y a la delicada situación financiera que la llevó a efectuar más de 70 despidos el viernes pasado, se suma ahora otro inconveniente.

Esta vez se trata de un caso que destapó la Unidad de Investigación de Radio Bío Bío, a partir de una querella criminal que levantó la administración de CLC contra el que hasta enero de este año fuera su gerente general, Jaime Hegel Cabrera.

En dicho documento, al que también tuvo acceso Pulso, se la acusa a Hegel de “administración desleal”, al provocar “un perjuicio económico al patrimonio social de CLC ascendente a la suma de $2.800 millones”, llevando al exgerente a incumplir su deber jurídico de tutela patrimonial, se señala.

La administración de Karlezi, fundamenta su acusación, diciendo que en la administración anterior, Hegel Cabrera y los directores de CLC de ese entonces, -entre los que figuran el primo de Sebastián Piñera, Herman Chadwick; el empresario Andrés Navarro y el saliente gerente general de CLC Freddy Jacial-, acordaron un préstamo de aproximadamente $4.000 millones al Centro de la Visión (CEV), una sociedad relacionada dirigida por propio Hegel que nunca generó utilidades en todos los ejercicios comerciales desde su creación y a la que se le hicieron varios aumentos de capital, según argumenta el escrito.

"Se suscribió un préstamo conociendo que dicho dinero nunca iba a regresar o era altamente probable que nunca regresara a las arcas de CLC, dada la precaria situación financiera de CEV”, prosigue.

Pero lo más grave del asunto según argumentan desde la administración de Karlezi, es que este préstamo se zanjó en la sesión de Directorio del CEV el 5 de noviembre de 2019, justamente el mismo día en que se hizo público que la sociedad Lucec Tres S.A (Inversiones Auguri Ltda ligada a la familia Karlezi) había alcanzado el control de Clínica Las Condes. “Lo que significaba que existiría una nueva administración de CLC”, argumentan en la querella.

Esta acción realizada ad portas de que Karlezi tomara el control, a juicio de los demandantes “se trató claramente de una actuación dolosa, por cuanto, "existieron actuaciones que demuestran que el objetivo de esta operación fue perjudicar no sólo el patrimonio de CLC, sino que dejar a la nueva administración con un déficit financiero de $4.000 millones”.

Ellos dicen que la nueva administración les adviritió que se abstuvieran de ejecutar estas operaciones hasta tanto no estuviese instalada la nueva mesa directiva, pero pese a lo anterior se concretó el abono de $3.932 millones desde la cuenta corriente de CLC a la del CEV, el 9 de diciembre de 2019. Más adelante, de este monto se logró recuperar $1.200 millones, a partir de un contrato de crédito suscrito con fecha de julio pasado, entre la nueva administración de CLC y CEV, quedando así, un deterioro de $2.800 millones para la Clínica.

Dado todo lo anterior, es que los querellantes solicitaron se iniciara el proceso de investigación, partiendo por citar a interrogatorio a todos los actores de la administración pasada que tuvieron voz y voto en la decisión y entre los que figuran los antes mencionados y a miembros de directorio actual.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.