Por primera vez, mujeres lideraron en cantidad de afiliaciones a isapres

El 57% de las nuevas incorporaciones al sistema de salud privado durante el segundo trimestre, correspondió a ellas. Según la Superintendencia de Salud, la brecha de cotización entre hombres y mujeres bajó de 25% a 1%.




Un hito que nunca se había dado ocurrió en el sistema de aseguramiento de salud privada chileno, más conocido con sus sigla de Isapres: se contabilizaron más mujeres que hombres en la cantidad de cotizantes nuevos.

Para verificar este escenario, la autoridad de salud tuvo que acometer distintos pasos. Primero, el Departamento de Estudios de la Superintendencia de Salud realizó el estudio de Enfoque de Género 2019, que mostró que a diciembre del año pasado las mujeres con sueldos similares a hombres de su misma edad (44 años), y con menos cargas, terminaban pagando 12,1% más en sus planes de salud.

Con el fin de contrarrestar esta brecha, la superintendencia del ramo dictó a fines de 2019 una circular que estableció una tabla de factores única, sin diferencias por sexo y que restringe aquella que se funda en la edad (hasta marzo de 2020 existían 10 tablas diferentes).

Desde el gobierno indican que esta medida está en línea con la idea del Presidente de terminar con las desigualdades y/o discriminación que afectan principalmente a las mujeres.

Esta tabla que comenzó a aplicarse el 1 de abril pasado, significó una disminución en la cantidad de planes individuales en comercialización con respecto a marzo de 2020, pasando de 1.720 planes en marzo, a 1.239 planes en agosto.

Desde la Superintendencia de Salud indican que “esto ha contribuido a contar con mayor transparencia en el proceso de selección de un plan de salud por parte las personas, al existir un menor número de opciones de planes y con factores de riesgo comunes”.

Tras la normativa, están apareciendo resultados favorables, según datos arrojados por el gobierno. Así, por ejemplo, por primera vez en la historia del sistema privado, más mujeres están ingresando como cotizantes nuevas.

Rompiendo la historia

De acuerdo al estudio, en el trimestre abril-junio del año pasado, el 65% de los nuevos ingresos al sistema correspondían a hombres, y el 35% a mujeres. En el mismo trimestre de 2020 (primer periodo con comercialización de planes sin discriminación), las mujeres pasaron a ser las primeras con el 57%, contra 43% de los hombres.

Entre abril y junio del año en curso, se incorporaron a las isapres 27.118 mujeres (82,2% en el rango etario de 25 a 44 años), y 20.700 hombres (74,4% entre 25 a 44 años).

Donde también se registró un alza de nuevos afiliados, fue en los segmentos de hombres jóvenes (0 y 24 años) y mayores (45 y 64 años), con 7,8% y 17,3% respectivamente.

El Estudio con Enfoque de Género de la Superintendencia de Salud reveló que en el periodo abril-junio de 2019 un nuevo cotizante hombre pagaba en promedio $97.775, y una mujer $122.654; en el mismo trimestre de 2020, la diferencia es mínima: $126.020 (hombres) y $126.826 (mujeres). Es decir, la brecha en precios a favor de los varones bajó del 25% al 1%.

En la Superintendencia de Salud estiman que “al establecer la tabla única, se aporta una mayor transparencia en los precios de los planes de salud, porque los factores de riesgo, al estar estandarizados, dejan de ser un elemento relevante para las usuarias y usuarios al momento de decidir el plan, concentrándose en los precios base y coberturas de los planes disponibles”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.