Precios de arriendos muestran caída y venta de viviendas usadas pone presión a las inmobiliarias

deptos mas

El valor promedio de los arriendos ha disminuido 15% en el sector oriente en lo que va del año. La comuna de Las Condes es la que presenta la mayor caída, que llega a 28%. Propiedades usadas a la venta también ajustan sus precios.




La crisis económica asociada a la pandemia Covid-19 está impactando el mercado de venta de viviendas nuevas, así como también el de arriendos. Con un escenario complejo, los dueños de las propiedades están tomando medidas para capturar a los pocos clientes que por estos días se atreven a buscar, o bien, necesitan encontrar una casa.

A ello se suma el incremento observado en la devolución de inmuebles, generando un aumento en la oferta de propiedades disponibles, por lo que, ante la urgencia por encontrar luego arrendatarios, ha comenzado a producirse una disminución de los precios.

De acuerdo con cifras de ProUrbe Gestión Inmobiliaria, la cantidad de propiedades ofertadas en las comunas del sector oriente del Gran Santiago, que incluye a Providencia, Las Condes, Lo Barnechea, Vitacura y La Reina, se ha incrementado en 50% en la primera mitad del año. De hecho, en el caso de Las Condes y Providencia, el aumento en la oferta superó el 60%, tanto en el mercado de casas como de departamentos.

Viviendas con avalúo fiscal de $200 millones y más suman 50 mil. El 60% está en tres comunas
Gobierno anuncia inyección de US$ 475 millones en viviendas
Desplome de oferta de nuevas viviendas a marzo contuvo caída en los precios del mercado inmobiliario
Instituto emisor advierte aumento de riesgo de pequeños inversionistas en viviendas ante deterioro del mercado laboral
Venta de viviendas en el Gran Santiago sufre en abril su mayor caída en casi una década y precios de los departamentos sigue bajando
Créditos de consumo profundizan la caída y en vivienda se moderan alzas

A su vez, según los datos, el valor promedio de los arriendos en el mismo período de análisis disminuyó en 15%. En concreto, el precio de los departamentos cayó 17%, mientras que el de casas bajó en torno a 10%. La comuna de Las Condes es la que presenta la mayor caída promedio, con 28%.

Respecto al tiempo promedio que tarda un inmueble en ser arrendado, en los cinco primeros meses del año se registró una disminución de 30%. Es decir, si en enero demoraba 40 días en promedio una vivienda en ser alquilada, a fines del mes pasado el plazo fue de 30 días en promedio para el cierre del negocio.

“Los tiempos de cierre en los arriendos han disminuido producto de la pandemia”, sostiene Víctor Danús, gerente general de ProUrbe. “Este fenómeno se explica por las crecientes restricciones de movimiento que ha habido en los últimos meses. Con el paso de las semanas, los interesados en arrendar se fueron apurando cada vez más, pues sentían que las dificultades para visitar la propiedades aumentarían. Cosa que fue así, pues hoy no se pueden hacer visitas”, indica.

Danús señala que al presentarse oportunidades, los cierres de negocio también son más rápidos. Esto, a su vez, tiene efecto en los precios. “Está siendo un mercado muy dinámico y en estas semanas, incluso tenemos gente que se decide por arrendar sin ver la vivienda, dada la cuarentena total que hay en la Región Metropolitana”, indica.

Venta de casas usadas

Pese a la paralización de la mayor parte de las actividades del país, la venta de propiedades usadas también sigue activa, pero en menor medida. Un reporte de Yapo.cl sostiene que la pandemia que está viviendo el país, provocó bajas en los precios de algunas comunas, tales como Huechuraba y Providencia.

En abril y mayo se registró una caída de 3,6% en los precios de las casas en Providencia, en comparación al primer trimestre de este año. Así, si una casa costaba en promedio $167 millones, hoy esa cifra llega a $161 millones.

Huechuraba, en tanto, registró una baja de 33% en el valor de los departamentos en este período, pasando de $95 millones a $63 millones en promedio.

Aún así, plantea el análisis, en relación a la demanda y oferta, se dieron leves signos de mejora. La demanda por adquirir propiedades tuvo un importante descenso en abril, con una caída de 63%. Esta, sin embargo, aumentó 11% en mayo en relación al mes previo.

En el segmento de viviendas de mayor valor no se han visto variaciones en los precios, pero sí novedades en cuanto a las condiciones para arrendar, advierte Luis Novoa, CEO de Chile Sotheby’s International Realty.

“Los precios de los arriendos no han bajado en nuestro segmento, pero han ocurrido dos fenómenos. Los nuevos arrendatarios se están atreviendo a hacer ofertas muy agresivas, incluso con meses de gracia o con descuentos importantes de 50% o más por los primeros meses del contrato de arriendo. En paralelo, los arrendadores están más dispuestos a considerar y aceptar ofertas por sus arriendos. Sin embargo, el valor del listing no ha bajado, como si ha ocurrido en la venta de propiedades, que ya muestra bajas en los valores publicados”, comenta.

Comenta