Recesión mundial toma forma y en Chile ya se anticipa un crecimiento cercano a cero

La imagen muestra una niña pequeña con mascarilla

Aunque el coronavirus está ya parece bastante contenido en China, según JP Morgan los riesgos económicos ahora provienen de su expansión en EEUU y Europa. El desempeño económico sería similar a una letra “U”. Los efectos de la pandemia encuentran a Chile en una posición vulnerable.




JP Morgan recordaba este miércoles cómo la expansión global, que completó el año pasado una década, logró resistir shocks como la crisis del euro, el desapalancamiento del crecimiento del crédito en los mercados emergentes, la guerra comercial y hasta conflictos geopolíticos. Sin embargo, parece no haber logrado la inmunidad contra el coronavirus, y Chile, como varios países, sufrirá las consecuencias.

En un informe difundido ayer, el banco estadounidense pronostica una “contracción global del PIB en el trimestre”, mientras que reducen sus pronósticos para el primer semestre en su conjunto.

Aunque no se la juegan con una cifra para el globo, de acuerdo al equipo liderado por el economista Bruce Kasman, sí precisan que las estimaciones apuntan a que “el crecimiento se detenga durante el primer semestre de 2020, tanto en Estado Unidos como en Europa occidental”. Lo anterior, en un escenario relativamente optimista, anticipando una reactivación de China, que habría pasado la parte más cruda de la pandemia.

Sin embargo, JP Morgan subraya que la incertidumbre es de consideración. Es más, el título del reporte es “Ensayo sobre la Ceguera”, en alusión a la novela del Nobel de Literatura, José Saramago, donde la población padece una epidemia que les quita la vista. “El brote de COVID-19 ahora se está extendiendo por todo el mundo y su impacto negativo en otros lugares probablemente se sentirá con mayor fuerza en marzo y abril”, señalan.

No son los únicos que advierten de un panorama sombrío. “Han pasado menos de dos semanas desde que revisamos nuestro pronóstico de crecimiento global 2020 a la baja, pero estamos recortando nuevamente”, dice Bank of America en su propio reporte.

Considerando el desarrollo del coronavirus, la poca capacidad de los países para controlar los contagios y la guerra de precios de la OPEP, los analistas ahora ven un escenario de recesión “moderada”. En este caso, sí se la jugaron por números, ajustando el crecimiento de la economía global a 2,2% para este año, desde la proyección de 2,8% fijada dos semanas atrás.

“Para poner eso en perspectiva, el crecimiento de la tendencia a nivel mundial es de aproximadamente el 3,5%”, por lo tanto una expansión en torno a 2%, se acerca a una “recesión global típica”, explica la entidad, agregando que superada la emergencia sanitaria el repunte sería rápido, de manera que la recesión tendría forma de “U”.

Vulnerabilidad nacional

Para Chile, el escenario si ya era complejo post 18 de octubre, ahora se tornó mucho más, tanto así que algunos economistas ya han empezado a recortar sus proyecciones acercándose a 0% de expansión.

Uno de ellos fue el expresidente del Banco Central, Vittorio Corbo: “Lo más probable es que el crecimiento este año va a sufrir. Si antes se proyectaba un crecimiento en torno al 1%-1,2%, eso se ve muy difícil de alcanzar. Vamos a estar en un crecimiento entre 0% y 1% y a lo mejor más cercano al 0 que al 1%”.

“Discrepo de las cifras de la gente que cree que no ha pasado nada”, comentó a Radio Pauta.

Mientras que Felipe Alarcón, economista de EuroAmerica, subrayó que “es altamente probable que el crecimiento esté más cerca de 0%. Esto, porque se ha incrementado la probabilidad de recesión global producto del coronavirus. Vamos a ver cómo nos pega acá”.

A su vez, el economista jefe de Bci, Sergio Lehmann, puntualizó que “están afinando la cifra, pero por ahora la vemos algo sobre 0%, sin embargo, vemos una probabilidad de recesión en el mundo que ha subido por las disrupciones asociadas al coronavirus. Bajo ese escenario, la posibilidad de recesión en Chile crece, aunque con una salida más bien rápida”.

Una visión menos pesimista tiene el economista jefe de Tanner, Sergio Godoy, quien si bien espera una caída en el primer trimestre de 0,3%, sin embargo, para el año, prevé un 1,5%.

Manos a la obra

En el exterior ya son varios los que se han decidido a actuar. Ayer Banco de Inglaterra (BOE, su sigla en inglés) se suma a esfuerzos contra los efectos del coronavirus y recortó medio punto su tasa. En una reunión de política monetaria extraordinaria, el Banco Central de Inglaterra ha decidido un recorte a su tasa desde 0,75% a 0,25%, a lo que sumó un nuevo Term Funding (Financiamiento Temporal) por un valor de 114.000 millones de euros.

“El papel del Banco de Inglaterra es ayudar a las empresas y los hogares a gestionar un shock económico que podría resultar grande y agudo, pero debería ser temporal”, señaló Mark Carney, gobernador del BOE.

En tanto, en la antesala de su propia reunión de hoy, la presidenta del BCE, Christine Lagarde, señaló que la situación actual recuerda a la crisis financiera de 2008, aunque indicó que toda medida será temporal, algo similar a lo que dijo su par inglés, respecto a las decisiones tomadas hoy.

En tanto, en Estados Unidos, se anticipa un nuevo recorte de tasas de la Fed en la reunión del próximo miércoles, de 50 puntos base hasta un rango de 0,5% y 0,75%. Mientras que al cierre de esta edición, el mercado esperaba un discurso de Donald Trump, donde detallaría el estímulo fiscal, para atender la emergencia sanitaria.



Comenta